Lady Filstrup (3ª época)

Dedicado a la música ligera, actores españoles y tebeos de Bruguera (porque sí, porque rima).

Mi foto
Nombre:
Lugar: El Escorial, Madrid, Spain

miércoles, marzo 22, 2006

Simplemente, Pepe







Unas palabritas a propósito del autor
Para este burgomaestre, Jaume Rovira representa a la tercera generación de dibujantes de Bruguera. Lo que supone que él ya nació (1951) y creció con la Editorial Bruguera consolidada como fuente de tebeos. Si Peñarroya o Escobar o Cifré revelan en sus primeras realizaciones su procedencia del terreno del dibujo animado, Jaume Rovira exhibe su condición de aficionado a los tebeos Bruguera como intrínseca a su propia naturaleza. Tanto es así que, de hecho, se inició en el oficio mediante un curso por correspondencia de los que impartía el propio Escobar. No obstante, Rovira es “hijo” de Vázquez, de quien bebió (hasta conseguir que corriera por sus venas) su sentido del ritmo narrativo, su frescura (en el más inocente sentido de la palabra ) y ese modo relajado, natural, en absoluto forzado, de reflejar cómo se relacionan los personajes en el espacio inventado de las viñetas.
Para hablar de la obra de Rovira, tal vez habría sido más conveniente empezar por “Segis y Olivio, traperos de alivio”, sus personajes más populares (y los primeros en alcanzar la gloria de protagonizar un “Olé”), pero como este weblog (o lo que sea) se caracteriza por el desorden, los dejaremos para mejor ocasión (quizá tengan suerte y caigan en las manos del otro burgomaestre). En su lugar, nos ocuparemos de “Pepe”, simplemente “Pepe”.

Nada menos que el bueno de “Pepe”
Este personaje de nombre tan minimalista como cotidiano tiene señas de identidad tan insignificantes como breve es su apelativo. Si el negocio de Segis y Olivio o el que emplea a los personajes de El Hotel la Mediaestrella condiciona en alguna medida sus andanzas, o el trabajo de Vicente el dependiente las suyas (por citar otros personajes de Rovira), Pepe no tiene un condicionante semejante. Su ocupación es un misterio. Los argumentos de sus historietas se fundamentan en anécdotas nimias de la vida cotidiana que se resuelven casi siempre desfavorablemente para él. Más que por sus acciones, tan poco extraordinarias, pienso que es por la desenvoltura que caracteriza el estilo de Rovira por lo que se le percibe como un personaje simpático. Algo semejante a lo que pasa con nuestro buen amigo Olegario, de Raf.
De la bondad natural de nuestro protagonista de hoy da fe la portada del DDT 195, de 12 de abril de 1971, una de las pocas que se le confió, por cierto.

El primer Pepe
En el número 125 del DDT (3ª época) publicado el 8 de diciembre de 1969 nos encontramos a un personaje más bien gordinflón, decidido a rebajar peso por medio de la práctica del deporte. Es Pepe. No puedo certificar que sea ésta su primera historieta, aunque tiene todo el aspecto de serlo. Parece el ejercicio de un aprendiz de brujo (Rovira tenía, como mucho, diecinueve años, en ese momento) probando los trucos de su recién adquirida varita mágica. El personaje corretea por las viñetas sin ton ni son, como para demostrar que su creador sabe darle vida de la buena. La indumentaria, que incluye una apayasada gorra y la fisonomía, bastante inhabitual para los estándares de la editorial, conforman un aspecto que no va a durar demasiado.
Pepe tarda en afianzarse algún tiempo en las páginas del DDT y cuando lo hace ya apenas recuerda a su primera apariencia. En los siguientes números perderá su formidable corpulencia y adquirirá un aspecto de hombrecillo cabezón más acorde con la línea de la casa. Su evolución, en el mismo sentido, le conducirá finalmente a la fisonomía definitiva, que se impondrá en todos los personajes del autor, en la que la cabeza de sus figuras dejará esta desproporción tan acusada y se acomodará en un estilo muy cercano al del Vázquez de mediados de los años sesenta, sin excesos expresionistas, un Vázquez moderado, con un punto inocente. Donde Vázquez emplea un descaro demoledor, Rovira es desenfadado.

Pepe y la lluvia
Una característica curiosa de Pepe es su fobia hacia la lluvia. Esta manía, que comparte con el troglodita de la pata de palo, Abelardo (de la tira cómica de John Hart “B. C.”) o con la cantante Tina Turner, queda ejemplificada en las historietas seleccionadas, de los números 158 (de 27-7-70) y 235 (de 17-1-72). En esta última podemos observar la costumbre de Rovira de hacer cantar a sus personajes canciones de moda, porque los personajes de Rovira están totalmente inmersos en la actualidad. Son obra de un artista jovencísimo que pertenece a una generación atenta a los grandes cambios de la sociedad, especialmente referidos al papel protagonista de la juventud. Y, si bien Pepe, no luce un aspecto tan juvenil como Olivio y no lleva el pelo tan largo, participa también, como es obligado, de la juventud de su creador.

Pepe y las hermanas Gilda
Para terminar esta entrada, como he dicho al principio que Rovira es algo así como el hijo artístico de Vázquez, quiero demostrar mi afirmación extendiéndome todavía un poco más. El parecido a que me refiero se puede ejemplificar perfectamente comparando la pareja “de hecho” formada por Pepe y su amigo (cuyo nombre confieso ignorar) y la de las Hermanas Gilda.
Tanto en el aspecto físico, como en el de su tipo de relación, puede decirse que entre ambas parejas existe una gran equivalencia: uno de los miembros es gordo, tiene un porcentaje mayor de protagonismo y está dotado de un carácter infantil e imprevisible; es el que suele desempeñar el papel de desencadenante de la acción, el motor y detonante de la comicidad. El otro es rubio y delgado, tiene un carácter algo más sensato y asume la parte del que reacciona ante las iniciativas o las ocurrencias del primero.
Los choques inevitables entre ambos miembros de las dos parejas constituyen el eje de las historietas y , como podemos comprobar aquí, no dudan en recurrir a los más insospechados expedientes para dirimirlos. Las viñetas de Pepe son del DDT 151 (de 8 de junio de 1970) y las de las Hermanas Gilda, del Almanaque para 1970 del Pulgarcito (o sea, de noviembre de 1969). NOTA: Por alusiones y porque la chica tiene una sonrisa encantadora (o al menos, eso le parece a este burgomaestre) incluyo como guinda la portada del single “La lluvia”, de la francesa France Gall . También aludido, pongo a modo de punto final una imagen del prehistórico Abelardo, el intelectual hidrófobo, misógino de la Edad de Piedra.

14 Comments:

Blogger Los Burgomaestres said...

Superbe, très bien mon pote !! Muy bueno lo de Pepe, compa, y , ja, ja, ja ¿sabes que he estado dudando entre Pepe y Teresito?

miércoles, marzo 22, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Por cierto, el Pepe primitivo me ha encantado.

miércoles, marzo 22, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

jajaja trés bien, mon copain! Ay, no sé...si... (uno no es polígrafo, digo políglota...)Esto va saliendo por casualidad, que es como salen bien las cosas. En fin, cualquier día subes tu Pepe que yo subiré mi Teresito. Nuestras visiones son complementarias. Eso que ganarían (?)los amigos lectores.

miércoles, marzo 22, 2006  
Blogger Gordito Relleno said...

Excelente el rescate del Pepe de Rovira. Desconocía al personaje primitivo y me ha encantado conocerlo. También muy certera la similitud Vázquez-Rovira comentada. Yo creo que Rovira fue, quizás junto a Esegé y los Fresno, el que mantuvo en la última generación el espíritu de la Escuela Bruguera, más cercano a los clásicos y un poco apartados de la innovación estética que pregonaban March,Cera o Ramis.

miércoles, marzo 22, 2006  
Blogger Chespiro said...

La verdad, hasta este artículo, nunca había visto las semejanzas con Vázquez...y ahora me parecen innegables.
Enhorabuena.

miércoles, marzo 22, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Gracias, amigos por los comentarios, que como siempre, amplían y mejoran la entrada de este burgo(y sobre todo acompañan, que se agradece especialmente).

miércoles, marzo 22, 2006  
Blogger javi said...

Muy chulo e interesante, como siempre, ¡aunque la portada del single es tan tan encantadora que se lo come todo! Esa imagen es la primavera mismita... :)

jueves, marzo 23, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Comparto su gusto "musical", amigo Javi. Fdo.: el otro burgo.

jueves, marzo 23, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Por mi parte... ¡no hace falta decirlo! (el burgo francegalliano)

viernes, marzo 24, 2006  
Blogger maginelmago said...

Jo... así que el camarero de "Hotel Mediastrella" era ese "Pepe".

Rovira hace homenajes continuos a Vázquez en general... pero también a algún personaje como Rompetechos (su artista invitado preferido).

Yo diría que la influencia humorística de Vázquez es más fuerte que la de Ibáñez en muchos autores, y sobretodo en Jaume Rovira y en March.

sábado, marzo 25, 2006  
Blogger Gordito Relleno said...

"Yo diría que la influencia humorística de Vázquez es más fuerte que la de Ibáñez en muchos autores, y sobretodo en Jaume Rovira y en March."

Coincido en que humorísticamente influye más Vázquez, pero gráficamente está claro que no, que las nuevas generaciones de dibujantes de los ochenta toman otros derroteros salvo los ya citados Fresno, Esegé o el propio Rovira. Ahí está el origen de lo que se podría llamar "el feísmo", corriente gráfica que se abre paso en los noventa y que ahora está en su máximo apogeo en revistas como Mister K.

lunes, marzo 27, 2006  
Blogger jaumejoan said...

Hola! Soy el autor de Pepe, que fué mi primer personaje publicado, por sorpresa, por cierto, igual que el mismo nombre. En realidad estaba haciendo pruebas de estilo cuando publicaron una, de look Asterix, y así comenzó la historia. El director de DinDan en la época, Jordi Bayona, me dió la revista acabada de imprimir y casi me caigo de espaldas al ver mi primera pagina publicada...al salir de la editorial fuí a un quiosco a comprar la revista porque no me lo acababa de creer!!

lunes, abril 10, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Los burgomaestres nos sentimos muy honrados y agradecidos por la atención de visitarnos, admirado sr. Rovira. Esperamos que le haya gustado el weblog (o lo que sea) y confiamos en tenerle por aquí a menudo. Y si no es mucho pedir, agradeceremos su opinión y sus comentarios siempre que le parezca oportuno expresárnoslos. Ya habrá detectado que su trabajo nos encanta,y le confiaré el porqué, en especial: además de su buen oficio como dibujante, usted crea personajes en cuya compañía se encuentra uno muy a gusto. Y eso es un don muy especial, o eso le parece a este torpe burgomaestre. Otra vez, gracias.

lunes, abril 10, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

A propósito de la interesantísima anécdota que nos relata, permítame que le pidamos alguna información suplementaria... Esa primera historieta publicada, que eran en realidad pruebas de estilo, ¿era este Pepe que hemos puesto aquí? ¿o era otra historieta? Nos despista lo de Din Dan, porque esta historieta salió en DDT. En fin, manías de aficionado, ya sabe...

lunes, abril 10, 2006  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home