Lady Filstrup (3ª época)

Dedicado a la música ligera, actores españoles y tebeos de Bruguera (porque sí, porque rima).

Mi foto
Nombre:
Lugar: El Escorial, Madrid, Spain

martes, octubre 16, 2007

Promociones by Vázquez y compañía

La vida está llena de paradojas. Las vidas de los genios, por ser las más estudiadas, son las que suelen presentar este fenómeno de manera más frecuente. En el caso de Bruguera, su genio máximo, indiscutible e indiscutido, se llamó Manuel Vázquez Gallego, quien dedicó la mayor parte de su vida a la creación de historietas, fundamentalmente, para la editorial barcelonesa del gato negro. Su dimensión genial se ratifica en cada aproximación a su obra, producida desde sus diecisiete años de edad, en 1947, hasta su fallecimiento en 1995. Y su obra se gana el calificativo de genial por su cualidad de prisma de innumerables facetas, siempre dominada por un punto de vista personalísimo y, por tanto, intransferible. El reconocimiento que otros creadores ganan a base de multiplicar esfuerzos y de perseguir el aplauso popular por cualquier medio, él lo obtiene aún hoy mismo, cada día, con la vigencia de cada uno de sus dibujos. Porque la suya es una obra cargada de personalidad y de significado. En sus creaciones suma a la pericia del mejor dibujante, la intención de la que sólo una inteligencia despierta puede dotarlas. En su búsqueda de la risa, nos revela el fondo de las cosas, como sólo los grandes satíricos de la historia han sabido hacer.

Pues bien, este artista libre como pocos, que supo vivir y que hizo disfrutar al lector de tebeos como nadie más supo, presentaba, dada su naturaleza genial, no pocas aparentes contradicciones. A este burgomaestre, sin apenas tiempo para pensar, se le ocurren a bote pronto algunas. La primera que acude a su memoria fue confirmada en este modesto weblog por un testigo directo, el amigo Jaume Rovira, discípulo aventajado de Vázquez. Me refiero a su evidente sentimiento contradictorio en relación al ámbito campestre. El amigo Jaume, que nació en un pueblo catalán (Sentmenat), nos contaba en un comentario cómo el gran Vázquez se explayaba en idealizar las bondades del campo, parafraseando a sus propios personajes, a la Abuelita Paz, a Hermenegilda, a Feliciano, que siempre estaban escapando a la campiña para disfrutar de su solaz. Ese mismo Vázquez urbanita irredento cuyo modo de vida tan ajeno era a la vida campestre (que, en su vertiente agrícola se encargó de desmitificar concienzuda y eficazmente en su “Familia Gambérrez”) suspiraba, en cambio, por la paz de la campiña. Otra contradicción aparente, la hallamos en los personajes que creó para la innovadora “Gran Pulgarcito”, la revista que Bruguera quiso imponer como propuesta definitiva en 1969, una apuesta por el futuro, con renovación de personajes, aplicación de tinturas europeizantes y un aumento de precio de signo también propio del Mercado Común. Como si fuera para él una cuestión de amor propio demostrar que era capaz de doblegar al antojo de su genio cualquier desafío, Vázquez propuso dos personajes que eran dos ancianos, Don Polillo (paradigma del esquema más rancio de la editorial: el viejecito metomentodo) y la Abuelita Paz (una anciana al estilo de la protagonista de “El quinteto de la muerte” –Alexander MacEndrick, 1955) y les hizo protagonistas de las historietas más modernas (por arriesgadas) de la revista.

Aún una tercera paradoja, acude pronta al caletre de este burgo, y es que Vázquez, el cínico, el vividor sin escrúpulos capaz de entregar tarde mal y nunca, de “ausentarse” forzosamente, de los sablazos y de los anticipos sobre historietas que al cabo no serían más que un montón de folios en blanco (según cuenta la leyenda) era, al mismo tiempo, el dibujante más fiel a Bruguera, que permaneció en la casa cuando la mayor parte de sus artistas desfilaron para hacer su revista independiente, el Tío Vivo. El díscolo indisciplinado capaz de burlarse del todopoderoso Rafael González en las páginas de sus historietas (incluso cuando difícilmente el lector del tebeo podía ser consciente de ello, como vimos en la entrada “¡Que viene González!”) era probablemente, el más firme baluarte de la Casa. Pocos como Vázquez se implicarían en la marcha de las publicaciones de tebeos Bruguera, o , al menos esa es la impresión que se tiene viendo los distintos anuncios que, en esta apresurada entrada, hemos ido colocando.

Los anuncios y las promociones

La expansión comercial, el incremento vertiginoso de las tiradas, la multiplicación de las cabeceras, marcaron el final de la década de los sesenta y el inicio de la siguiente. Muy presente en la promoción de estos movimientos de crecimiento está el arte de Vázquez, ejemplificado por las muestras aquí aportadas.

¡Quiero un coche nuevo!

Ese señor de ahí arriba que, harto de su desvencijado automóvil, no encuentra mejor solución que comprarse un “Gran Pulgarcito” encarna al español de toda la vida, ese que a los grandes males prefiere oponer los remedios más peregrinos, con tal de no haber de disciplinarse y superarse a base de esfuerzo. Ha dejado que su vehículo se deteriore hasta extremos peripatéticos. Hasta se caen los números de la matrícula. El bueno del conductor, un calvo malhumorado de la escuela del difunto y admirado actor Agustín González, ha sustituido el limpiaparabrisas por una brocha y frena con ayuda del zapato que calza su pie derecho. Es hora de poner manos a la obra y, claro, qué mejor que adquirir al quiosquero más próximo, un ejemplar del “Gran Pulgarcito”. Asomando por la boca de una alcantarilla, vemos a un chavalillo, quizá un Angelito algo crecido que ha sustituido el chupete por la colilla de un cigarrillo, pegando cupones para hacerse con un bólido que difícilmente podrá conducir. Tal vez esté ayudando a rellenar los boletos que presentará su padre, que bien podría ser Martín Jiménez Gracia, del San Sebastián de entonces, hoy Donostia, (si no fuera porque este señor ganó una promoción anterior, la correspondiente a la aparición de la revista), dado que el tal señor Jiménez tenía mucha descendencia (hasta 8 vástagos a los que, tal como podemos leer en el artículo adjunto, pensaba embutir en un SIMCA Mil). Este reportaje de incalculable valor sociológico y de regocijante lectura (acaso de poso agridulce, es cierto) se publicó en el Pulgarcito 1983 , de fecha 5 de mayo de 1969, y el anuncio de Vázquez, justo un año después, en el Din Dan 118, de 18 de mayo de 1970, cuando el Gran Pulgarcito iniciaba una reforma que lo llevaría a la desaparición.

¡¡La autoridad competente!!

Hasta los más inflexibles servidores de la Ley pueden ser comprensivos con los delincuentes. Eso no quiere decir que se aparten un ápice del cumplimiento de su deber. Detendrán al infractor, sí, pero llenos de comprensión hacia la comisión del delito cuando, como es el caso, la tentación sea demasiado irresistible. Un coche era una aspiración que podía colmar las aspiraciones de cualquiera en la España de 1970, fuera un probo empleado o un caco, y eso lo sabían los gendarmes (trasuntos -evasores de la censura- de la policía real española). Uno de los escasos medios honrados y factibles de hacerse con un automóvil era encomendarse a los Sellos de la Suerte de Editorial Bruguera, tal como presenta Vázquez en su anuncio en forma de historieta breve inserto en el Din Dan 117 de fecha 11 de mayo de 1970.

Tanto de este anuncio, como del que cuelga allá arriba, al principio de la entrada, quisiera destacar la siempre gratísima visión del quiosco, como emblemático centro difusor (para la mirada ingenua del niño, hasta productor) de tebeos, atendido por un diligente y sonriente quiosquero. Vázquez, que sabe comunicar la psicología humana como ningún otro valiéndose de los trazos más ágiles y más simples (de una sencillez a la que sólo los genios pueden aspirar), también, cómo no, supo describir con llaneza y eficacia la magia del quiosco, de las calles, de sus aceras, sus farolas y sus vallas.

Thanks, Heaven, for little girls

Eso cantaba un más que otoñal Maurice Chevalier en Gigi, el musical que dirigió el esteta Vincente Minnelli en el Hollywood de los muy críticos años cincuenta. Un artista que, sin duda, debió conocer Manuel Vázquez y al que nos referimos a propósito de una entrada dedicada al afortunado Feliciano en este weblog (o lo que sea), la titulada “Un tipo con suerte”. A la vista del anuncio que dibujó el artista y que publicó en el Din Dan 117 (citado previamente y en el que, por cierto, también se halla la ilustración del gran primate repartidor de Gran Pulgarcito), no dudamos que la melodía cuyo título encabeza este párrafo debió, con toda probabilidad, sobrevolar su imaginación. Un punto rijosillo, el maestro Vázquez se recrea en la brevedad de la minifalda de una majorette y, aunque claramente queda fuera de sus mejores aciertos, pone voluntad en tributar homenaje a la belleza femenina en su versión más fresca y espumeante. Si, de paso, cumpliendo los deseos del patrón, anunciaba la remozada revista “Lily”, tanto mejor.

Recordatorio

Sí, algo así como un recordatorio se nos antoja este pequeño anuncio en el que Bruguera, inmersa en cambios en pos de un futuro próspero y venturoso, pone el acento en su revista decana, el fundacional Pulgarcito y Vázquez se vale de su ingenio para el “Absurdo aplicado” y pone a un detective fuera del globo terráqueo siguiendo las huellas de un Pulgarcito con zapatos. Este es un Vázquez del espacio (tema que le era grato, como pudimos comprobar en “Un vázquez sideral”) y un Vázquez de detective (tema que tampoco le era en absoluto ajeno, como prueban sus inspectores O’Jal y Yes). Apareció en las páginas del Din Dan 152, de fecha 1 de enero de 1971.

Una jugada que salió mal

El “fichaje” del ídolo televisivo, el amigo de los niños, Félix Rodríguez de la Fuente, parecía una apuesta segura, pero, indudablemente, el trasvase del medio catódico al papel aviñetado no prosperó. Lo fascinante de los programas del naturalista descansaba en la vivas imágenes y en la magia hipnótica de su voz. El tebeo no fue capaz, en ningún momento, de suplir la ausencia de ambas bazas y el fracaso comercial acompañó al nuevo “Gran Pulgarcito”, excesivamente basado en la figura del citado astro televisivo, con nada menos que tres secciones dedicadas a él y entregándole, prácticamente, los honores del título. Una de las cosas buenas que nos dejó ese periodo de la revista la encontramos en la promociones vazquianas que podemos ver aquí. De un lado, la estampa “con gorila y explorador estupefacto”, tan simple como eficaz y divertida que se puede ver más arriba. Del otro, la plasmación del “elenco habitual”, tranquilizando al lector a propósito de que su presencia en los números futuros está garantizada. Una ausencia significativa en esta comparecencia de estrellas bruguerianas es la de Mortadelo y Filemón. Vázquez dibuja a sus Abuelita Paz y Anacleto, a la Panda y a Pepe Barrena, de Segura, a Manolón, Campeonio y Flash el fotógrafo, de Raf (y a un gusanito inexplicadamente agobiado). Pero de los archifamosos agentes de la T.I.A. ni rastro. El anuncio apareció en la contraportada del Gran Pulgarcito 71, de fecha 1 de junio de 1970 (del mismo número que tomamos la viñeta de Don Polillo vista previamente). Sólo tres meses después, la revista fenecía y su lugar en los quioscos lo ocupaba la muy exitosa “Mortadelo”, con la creación de Ibáñez acaparando título, portada y favor popular.

Resultado de una promoción anterior. Vista del señor González

Datada varios años antes de la campaña ilustrada por Vázquez de la que nos hemos ocupado someramente en esta entrada, la promoción de la “Quiniela Cultural Bruguera” prometía ya un jubiloso desbordamiento de premios para los fieles lectores. Justamente, de dos años antes del lanzamiento del nuevo Gran Pulgarcito es el reportaje en el que se daba cuenta del resultado del sorteo con el que concluía la edición correspondiente de la citada campaña, inserto en el Din Dan número 20, de fecha 1 de junio de 1968. De valioso documento cabe calificarlo, toda vez (y especialmente), que contiene uno de los más bien escasos retratos del máximo responsable de la existencia del fenómeno cultural al que podemos denominar “Tebeos Bruguera”, Rafael González, verdadero creador “en la sombra” de la manera de entender el tebeo que se impondría en España el pasado siglo XX. Un genio celoso de su privacidad, entregado a su oficio, inspirador, cuando no directo creador de algunos de los personajes más famosos del tebeo español (según testimonio de su sobrino (y abogado durante muchos años de la editorial), el galardonado escritor Francisco González Ledesma, de todos los de Cifré), Rafael González lo fue todo en Bruguera. Y eso, por estos lares de Lady Filstrup significa mucho, muchísimo. Hombre de dualidad maravillosa que excita la curiosidad, Rafael González poseía esa mirada escrutadora, con la que parece recontar mentalmente las 2030 quinielas acertantes amontonadas en el cesto (cuévano, tal como reza el texto, para maravilla del lector actual, demasiado dado al castellano empobrecido de la tele y otras miserias) cuyo poder acerado reforzaba sus gafas de gruesa montura y, al momento siguiente, la misma mirada podía transformarse, excepcionalmente dulcificada, cuando, desde una postura de reserva (esos brazos cruzados ante el pecho), miraba al lector. Uno quiere sospechar que buscando su afecto (y no sólo su dinero, como se apresurará a apuntar el cínico).

Epílogo: La marca del discípulo

En esta magra galería de anuncios vazquianos y promociones bruguerianas no he querido dejar fuera una muestra del que habría de ser directo heredero de algunas de las mejores cualidades del maestro creador de Ángel Síseñor. Por eso incluyo, a modo de epílogo, una muestra del arte de Jaume Rovira, para este burgomaestre, verdadero émulo de Vázquez. Se trata de un anuncio que promociona la publicación del nuevo Súper Pulgarcito, la revista que, en su nueva etapa (la anterior databa de casi veinte años atrás) conjuntamente con Mortadelo, había de sustituir (y superar) a la fenecida Gran Pulgarcito. Rovira, que encarna con su entrada en Bruguera a sus juveniles 19 años, ese momento concreto de la evolución de las revistas de la editorial, publicó este anuncio en el DDT 170 (3ª época) de fecha 19 de octubre de 1970. Y será el objeto de la próxima entrada de este weblog. Cosa que pasará en un futuro más o menos cercano.

44 Comments:

Anonymous Jesús Cuadrado said...

Anda que... ¡menudo curro!

Lo del rastreo, digo.
--

miércoles, octubre 17, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

No crea, maestro. Es más cuestión de encontrar que de buscar, sinceramente. Gracias por el comentario.
PD: ¿Cómo sigue Guti?

miércoles, octubre 17, 2007  
Blogger elpablo said...

sensasional, burgomaestres!

jueves, octubre 18, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

>>>¿Cómo sigue Guti?>> (Un Burgo... o lo que sea).

¿Qué pasa? ¿No irá usted de coña?

Los genios tienen derecho a un descanso.

(Es más, afirmo: los genios no debieran ejercer a full-time...).
--

jueves, octubre 18, 2007  
Anonymous el compi said...

Habría que encuadernar y hacer una galería con todos los afortunados conductores de los sorteos de Pulgarcito, y las otras cabeceras. Eso vale más que toda la Alcantarería reunida... ¡Hasta el sábado, compa y amigo burgomaestre!

jueves, octubre 18, 2007  
Anonymous rosaspage said...

Don Martín Jiménez García, su señora esposa, los ocho pequeños y otro que venia en camino. ¿Quizás también los acompañaría la suegra pasando el rosario o dormitando en un rincón del vehículo?

Esto es lo que llamo “carga máxima” para un pobre Simca 1000, aunque, también es justo decir que en aquella época, en absoluto se trataba de un coche pequeño, pues era algo más grande que el SEAT 600 y rival del Renault 8/10. Estos coches, sobretodo los de Renault, eran considerados más bien de gama media, aunque claro, a todo hay límites y embutir toda esta familia en este coche debía tener su miga.

Señor Martín, parafraseando una serie de los setenta... ¡Con 8 basta! Y espero que, dada la capacidad reproductiva del matrimonio, no se atreviesen a comprobar aquello que rezaba la canción “Que difícil es hacer el amor en un SIMCA 1000, en un SIMCA 1000...”

jueves, octubre 18, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Gracias, amigo Pablo, por el comentario. Nos ha gustado su blog.
Gracias, compa, por el comentario. Bien dices, que esas páginas de sorteos y promociones contienen tesoros que hoy se revelan más lúcidos (y sobre todo, más bonitos) que infinidad de operaciones revivalistas o nostálgicas que buscan apelar a nuestros peores instintos.
Admirado maestro: lo de Guti lo pregunto muy serio, porque él tiene la llave del buen juego de su Madrid y si renquea pues uno se hace ilusiones de tomar al asalto el liderato en el campo del Villarreal y ya no soltarlo hasta alzarse con el campeonato. Sólo eso.
Amigo Rosaspage, veo que le ha impactado la capacidad acertante del señor Jiménez. Y sí, la cancioncilla de "Los inhumanos" (¡¡qué gran grupo, el de Jack Kirby, por supuesto!!!), a pesar suyo, se coló en la cabezota de este burgo mientras redactaba los parrafillos de la entrada. Supongo que es inevitable.

jueves, octubre 18, 2007  
Blogger elpablo said...

grasias por la visita, burgomaestres! ay, los gustos, a mi nunca me ha entrao el valiente, pero claro, son cosas mias! ahora, que bonito que dibujaba el tío! y de acuerdo con lo de guti, atensión:yo jugué contra él en un partido en mi época de juveniles. jugaba en el madrí c contra el equipo de mi pueblo, un torneíllo veranil. cómo la tocaba el tío. ahora, en la segunda parte me largaron y me fui a fumar! me parese un fuera de serie, aunque, ay! que maldisión le persigue!

jueves, octubre 18, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Amigo Pablo, ya le digo que entre Val y el Guti, me quedo con el primero. Y eso que, en cuestión de peluquería no andan muy desparejados... Pero uno es culé hasta la médula y... prefiere que Guti no esté muy inspirado, en general.

jueves, octubre 18, 2007  
Blogger Gordito Relleno said...

Una entrada fenomenal. Da gusto contemplar la publicidad elevada a la categoria de Arte con el maestro Vazquez. Y los reportajes de aquellos tiempos... Un diez es poco, se merecen un veinte por lo menos, ¡que digo veinte!, un ¡veintisiete con cinco!

viernes, octubre 19, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

>>>lo de Guti lo pregunto muy serio,>>> (El Burgo culé)

¡Ah bueno, si es así...!

>>>porque él tiene la llave del buen juego de su Madrid y si renquea pues uno se hace ilusiones de tomar al asalto el liderato en el campo del Villarreal y ya no soltarlo hasta alzarse con el campeonato>>> (el Burgo citado).

Va usted dado.

Real Msdrid jamás se escribió como Reeal MadriZ.

No es año de infantes: el año que vienen las Zetas no lo tienen a su favor.
---

viernes, octubre 19, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Gracias, Gordito, es usted un amigo...¡Qué digo, un amigo, un amigazo de los gordos!!
Admirado don Jesús...¿no insinuará usted que la suerte del equipo blaugrana de Barcelona (digo, porque hay otro en Valencia) va ligada a la del presidente del Gobierno de España, José Luis Rodriguez Zapatero (ZP)?? ¿Pues cómo se explica lo del año pasado? Sólo ganamos dos títulos, y los dos al Español (lo cual, evidentemente, devalúa cualquier conquista). No me sea usted maliZioso ni malinteZionado, maeZtro.
PD: a mí, la campaña esta del PSOE, como buen lector de tebeos, me produce sueño: ZZZZZZZZZZZZZZZZZZZ...!

viernes, octubre 19, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

Le creo, compa; en lo del sopor.

Descontando al gran Paramio..., ¿quién podría leer tebeos en el PZOE?

(Y no me diga que el Pepiño: él mismo ya es un "Jaimito" en su mismidad... ensimismada).
--

sábado, octubre 20, 2007  
Anonymous el compi said...

"quién podría leer tebeos en el PZOE?"

maeztro, el ex alcalde de a coruña, y ahora del vaticano, o casi.

el otro burgo.

domingo, octubre 21, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

No; rotundamente.

El Vázquez colecciona.

Leer, no.
--

lunes, octubre 22, 2007  
Anonymous el compi said...

gran verdad (y mire también que llamarse vázquez...)

lunes, octubre 22, 2007  
Anonymous Petisocarambanal said...

Bueno, muy bueno el post, amigo Burgo, como te lo curras... con estupor y con envidia, porque a pesar de la ingente cantidad(z) de tebeos que yo tengo, nunca igualará a la tuya...
Leo con estupor lo de la ZZZ... Oh, Dios mio, ahora estamos aquí en León preguntándonos los unos a los otros si es verdad(z) que hablamos mucho con la Z, claro que supongo que hay cosas más importantes que tratar en el país, que eso. Un último apunte: un cariñoso recuerdo para Juan Antonio Cebrián que amenizó muchas de mis noches de currante con su "Rosa de los vientos" En paz(esta sí s Z) descanse.

lunes, octubre 22, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Hecho está, amigo Petiso, el recordatorio para el periodista radiofónico que se fue. Gracias por el amable comentario y tan sólo apuntarle, amigo Petiso, que no vaya usted a creer que tiene uno tantos tebeos. Quizá lo que pasa es que los enseño mucho. Así que nada de envidias, que es un defecto muy español que tienen todos los demás españoles(Mire, igual por ahí encontramos un signo identitario al que puedan agarrarse los nacionalistas españoles).
En cuanto al tema de los sociatas lectores de tebeos, agradezco mucho al compañero que se haya adelantado a tratar el tema con el maestro don Jesús...¡¡que bastante tiene uno con lo suyo!! O sea: el Barça, que lo vi yo el sábado igualito al del curso pasado. ¡Ay, ay, ay!!
PD: por cierto, que el Real Madriz... tampoco dio una imagen demasiado brillante, en el estadio Lluis Companys... Da la sensación de que cuanto más tiempo pasa desde que el equipo está en las manos de Bernd Schuster, peor juega. Será una ilusión óptica.

lunes, octubre 22, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

Elimine lo de óptica.

Que sólo sea una ilusión...

La de usted (je je).

----

En plena marugaadam y en homenaje al Cebrián, sus compas reemitieron la cinta en la que el periodista entrevistó a su Alejandro (tres añitos) sobre mitos y nombres reales de los superhéroes.

Menuda joya de niño: ¡¡¡sabía más que el Poyeyo!!!
---

martes, octubre 23, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

"marugaadam"...

¡Por Zeus: lean "madrugada,".

(Recojostio: es que hay días que parezco de la redacción del del diario "Público").
--

martes, octubre 23, 2007  
Anonymous Chema. said...

Vázquez forever !!!
Y me quedo tan agusto, pero es que es así.
En spanglish y todo.
Qué grandes son ustedes, yo me pierdo en la red y sin excusa tardo en ladyfilstrear, pero cuando entro me quedo...
...embobao.

martes, octubre 23, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Hasta cuando se equivoca acierta, maestro: "marugaadam" es una preciosa palabra. De reminiscencias arábigas o así, tal vez.
Gracias, amigo Chema, por el comentario y , claro, nos unimos a usted en su "Vázquez forever". No faltaba más.

martes, octubre 23, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

O, en plan cubano, pegarle a la maruga (según los acaendémicos).
---

miércoles, octubre 24, 2007  
Blogger BUDOKAN said...

Hola, que magnífico post que no hace más que instruirme en este mundo de los tebeos que cada vez me resulta más entrañable. Saludos!

viernes, octubre 26, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Gracias, amigo Budokan, por el comentario y por su atención. Espero que hayamos cumplido la máxima esa de "instruir deleitando".

viernes, octubre 26, 2007  
Blogger Gordito Relleno said...

Qué bien. Este finde han ganado nuestros equipos (sin jugar un pimiento, pero han ganado...)

lunes, octubre 29, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

Sue euforia me deprime.

Ganar por ganar, en plan ZP, no me inspira.

Porque para eso, en mi caso, digo, estábamos bien con Capello.
--

lunes, octubre 29, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Hum!! La euforia del amigo Gordito se comprende. Seguramente él cree que jugando mal también se pueden ganar títulos. Lo malo es que jugando mal sólo gana títulos el Real Madrid (no sólo la última Liga, ahí está la Copa de Europa de Mijatovic y, si me apuran la del churrazo de Zidane). El que tiene más motivos para estar depre es un servidor porque el Barça sólo gana títulos si juega de manera deslumbrante tres años seguidos y no un partido sí y cuatro no, como nos está pasando ya dos temporadas consecutivas.
En cuanto a la victoria de Zp... pues uno tiene la sensación de que para que gane tienen que votar también las personas corrientes y no sólo los que se movilizan para salvaguardar Las Esencias. O sea que, si esto sigue así, igual vuelve la derechona a la Moncloa (visto el descontento general, especialmente, el del ciudadano catalán). Claro que con Rajoy al mando de la nación española, se suprimirán los servicios meteorológicos (total, nadie sabe el tiempo que hará) y eso que nos ahorraremos. Y si monta algún número don Mariano, al menos sabemos que será un número "primo", sí, pero un número "de bandera".

lunes, octubre 29, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

¿Quiere usted decir que se despediría a todos y cada uno de los hombres y mujeres del tiempo en rodo teletostónciero?

Pues por mí, como ya no ejerce la vertical y divina Charo Pascual..., que le den diez duros al Mario de Antena 3 y que le devuelvan a la isla hondureña.
---

martes, octubre 30, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Ah, pero es que en la tele de acá hay una senyoreta del temps que... Bueno, no, tampoco es para tanto. Sea como don Mariano (y su primo)quieran.

martes, octubre 30, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

(... el de Tele 5, quise decir...).
--

miércoles, octubre 31, 2007  
Blogger Gordito Relleno said...

Pues digo yo que podría volver la tocaya del profe de Zipi y Zape (léase Minerva Piquero)

En Canal Sur tampoco nos quejamos respecto a las chicas del tiempo, véase enlace

http://www.subirimagenes.com/imagen-de-acramirez-1583158.html

miércoles, octubre 31, 2007  
Anonymous petisocarambanal said...

Se me adelantó Gordito... ya íba yo a decir lo de la Minerva... aysssss, como molaba esa senyoreta...

miércoles, octubre 31, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

¡Vamos, vamos! ¡¡Repórtense, señores!!... La Minerva estaba muy requetebuena, vive el Cielo! Pero, de todos modos, para meteorólogo "como dios manda", ahí estaba don Mariano Medina ¡¡con una tiza!! ¡¡Que él mismo se escribía las Aes de Anticiclón y las Bes de Borrasca. No hay nada como lo artesanal.

jueves, noviembre 01, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

Así fue.

Y pa después el digno y honesto discípulo: Eugenio Martín.

El único meteoman, que se sepa, que fue capaz de disculparse ante la audiencia: afeitóse el biogtete.
--

jueves, noviembre 01, 2007  
Anonymous Anónimo said...

Mariano Medina era el Ibáñez de la meteorología.

Un crack, vamos.

Un saludo a todos.

jueves, noviembre 01, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Pues no sé yo, admirado don Jesús, si fue una disculpa o más bien que se apostó el adminículo piloso ante la audiencia. O sea, que estaba en deuda y como meteorólogo nuestro que era, esa deuda nos la tuvo que pagar, porque como meteorólo nuestro que era...etc, etc...
Sí, amigo Anónimo, don Mariano era un fuera de serie, de los tiempos en que teníamos un experto para cada cosa (y nada más que uno) en toda la piel de toro. O eso parecía.

viernes, noviembre 02, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

Bueno....

... éldijo que si llovía se afeitaba.

Y llovió.

Y se afeitó.

Que yo recuerde.

Y eso... es una forma de disculpa.

Muy diferente a, por un poner, a o de "he entendido el mensaje". Y todo siguió igual.

Creo.
---

viernes, noviembre 02, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

¡¡Pero que tremendo es usted, maestro!! De todos modos, se puede entender un mensaje y continuar sin afeitarse el bigote,... por lo pelos... Una cosa es darse por enterado y otra dar gusto al pueblo, que es muy caprichoso. Hoy te quieren y mañana te odian por cualquier bagatela... El show bussiness es así!!! ¿O hablabámos de política? Ah, no!! Estábamos hablando del tiempo.
Porque de fútbol... ¡Ay! Mejor me callo. ¡Qué malos somos, por Zeus!!

viernes, noviembre 02, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

Só, de fútbol..., mejor cállese (je je).

Por ahora, claro (témome que igual ríe el último...).
--

sábado, noviembre 03, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Si llegara el caso... ya procuraré reírme lo más educadamente que me sea posible. Descuide, maestro.

sábado, noviembre 03, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

Que conste acá, que es como mi casa (o lo que sea), que estoy decepcionado por Schuster y sus fraseos.

Ya desde lo de cuando auel Getafe-Barça.

(Que igual, el tipo, está haciendo honor a su apellido; en plan ZP, vamos).
---

lunes, noviembre 05, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Le agradezco la atención, maestro, que dice mucho de su caballerosidad y buena crianza. Schuster ha estado fatal y, como le ha pasado a usted, yo también me he acordado de lo de parar a Messi con faltas. La verdad es que sacar a colación la procedencia del árbitro ha sido una salida de bajísima categoria. ¿Y él pide respeto para la figura del entrenador del Madrid? El alemán ha demostrado que cualquiera puede ostentar ese cargo, con sus declaraciones, totalmente injustas. Decir que el Sevilla fue netamente superior de punta a punta del partido es una evidencia que no hay manera de taparlo con excusa ninguna.
En lo que no coincido con usted es en ver el estilo de ZP. Discrepo. ZP es más "juncal". Esto del Schuster, dicho sea con el debido respeto para su opinión, don Jesús, lo veo más de Zaplana (que también ostenta la Z (de "zorrón", por ejemplo).
PD: A todo esto... Me he pasado con lo de Rovira ¿no? He estado verboso y divagante...Pues dígalo, por favor, no se cohíba (y perdone que mencione a Felipe González).

lunes, noviembre 05, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

Sí, pupongo que el chiste me vino dado por la traducción del apellido alemán (Schuster = “Zapatero”).

Claro que… igual habría insististo en ello (en el chiste, digo) si hubiera sido Schumaker (“zapatero remendón”); que a mí toda esa campaña de la "Z" electoralista me parece infantil (como el tipo, sí: lo dije en público nada más ser presidenciable; y seguí en el mantenimiento). Y lo de que en León así se habla… jamás escuché decir esas bobadas al excelente Julio Llamazares (en Vegamián, nada menos, nació el compa).

Y es cosa que lamento: lo de coincidir con el Cebrián: de las que he leído -a mis años… unas cuantas-, una de las peores novelas (¿) del mundo mundial es la del tipo apresurado, o sea, “La rusa”.
---

martes, noviembre 06, 2007  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home