Lady Filstrup (3ª época)

Dedicado a la música ligera, actores españoles y tebeos de Bruguera (porque sí, porque rima).

Mi foto
Nombre:
Lugar: El Escorial, Madrid, Spain

lunes, julio 02, 2007

El tebeo llevado al cine

Nota preliminar: Sí, este burgomaestre es un desorganizado. Es este uno de sus muchos defectos, al que habría que sumar también que la pereza suele hacer presa en él. Sumados ambos, el resultado es que Lady Filstrup (este weblog o lo que sea que usted tiene la amabilidad de visitar en este momento) languidece ofreciendo una periodicidad que ya comienza a resultar dilatada en exceso. Y es que, una vez más, este burgomaestre se está enredando en una entrada de esas tan latosas que tanto abusan de la paciencia del lector. Por eso, a modo de entretenimiento ligero y, para ir ganando tiempo mientras se cuece el guisote de la entrada de difícil digestión, he aquí una ligera y refrescante, como aperitivo.

El tebeo llevado al cine

Sí, podríamos estar hablando de esas desgraciadísimas intentonas de trasplantar a la pantalla los mundos del tebeo. Podríamos estar refiriéndonos a espantos del calibre de las adaptaciones recientes de los álbumes de Astérix (especialmente la primera entrega, aunque no únicamente –“Astérix y Obélix contra César”, Claude Zidi,1999-) o de la horrenda y exitosa versión fílmica de las historietas de Mortadelo y Filemón (este burgomaestre nunca había asistido a una proyección de una comedia en una sala llena en la que se produjeran menos risas – “La gran aventura de Mortadelo y Filemón”, Javier Fesser, 2003, ), que incomprensiblemente reventó taquillas y pulverizó récords de recaudación. Pero el título se refiere, concretamente, al hecho simple y escueto de encontrarnos con los tebeos vistos en algunas películas. Una constatación (innecesaria, pero gratificante) de la presencia de nuestros amados tebeos insertos en el tejido mismo de la materia fílmica, cruzándose con ella, formando parte de la realidad que buscamos en la magia del cine.

Regresa un desconocido

Barcelona fue el escenario de, aproximadamente, una treintena de títulos rodados entre 1951 y 1963 dedicados a narrar ficciones policíacas o, más ampliamente considerada la temática, “criminal”. En muchas ocasiones, el protagonista de tales películas no era otro que el hoy vituperado Arturo Fernández (Gijón, 1930), un actor al que solían doblarle la voz (práctica habitual en el cine de la época debida a la economía de los costes y al oído viciado del público español, que prefería las voces de los dobladores a las de los actores originales, por hallarlos más creíbles) y que, por lo demás, cumplía con solvencia y no poco empaque en el cometido protagónico. Una de estas películas, dirigida por Juan Bosch y estrenada en 1961, ofrecía la imagen que adjuntamos, en la que podemos ver un quiosco de las Ramblas barcelonesas en el que podemos distinguir un cartel anunciador del “Tío Vivo”, la revista que nació en forma de aventura independiente para los maestros Peñarroya, Escobar, Cifré, Conti y Giner en 1957 y que, el año de estreno del film, ya estaba encerrada en el redil de Bruguera reconvirtiéndose, del semanario para adultos que fue en su nacimiento al tebeo infantil que terminó siendo. El cartel anunciante, por la tipología de letra empleada, pertenece a la primera época y, como tal, es decir, como adulta, está muy bien situado, entre “Siluetas” y “Mecánica Popular”. En la hilera de debajo distinguimos un anuncio de “Hazañas del oeste” y, en líneas generales, el aspecto del quiosco es tan sabroso que nos relamemos de gusto y no podemos evitar un escalofrío pensando en las extrañas áreas multimedia en que los quioscos de han convertido hoy, por más que nos sigan atrayendo. Lástima que la foto no sea muy buena.

Los atracadores

Francisco Rovira Beleta fue quizá el cineasta que más y mejor filmó Barcelona, título este de no escaso mérito, toda vez que es la capital catalana una urbe muy cinematográfica y ha sido retratada profusamente . Su película “Los atracadores”, una de las de su filmografía que mantiene mayor vigencia y que aumenta su prestigio con los años, estaba basada en la novela de Tomás Salvador del mismo título publicada en 1955 y sufrió los rigores de la censura, no ya sólo española (la cual ya estaba prevista), sino también la alemana, pues su pase en la edición de 1962 del festival de Berlín incluía el corte de la ejecución del personaje interpretado por Julián Mateos, a quien le daban garrote vil. Un método españolísimo de liquidar reos, demasiado tosco para la delicada sensibilidad germana. En medio de la violencia insensata que fatalmente recorría el film, momentos de ternura exquisita y belleza deleitable eran aprensibles por el espectador, como el que recoge esta imagen capturada en la que podemos ver otro quiosco de Barcelona y, a su frente, una miope quiosquera, que de manera algo mecánica y ausente, reparte tebeos entre la chiquillería como si lanzara migajas de pan a un grupo de palomas. Al lado de la niña que, imprudentemente, mira a cámara, podemos ver un TBO prendido con unas pinzas. Un niño se ha hecho con un ejemplar de “El Jabato”, otros dos niños, a su lado, disfrutan alli mismo, sin poder esperar a llegar a un lugar más recoleto y a propósito, de sendos tebeos. Ajeno a la magia de este momento, está el galán Pierre Brice, quien alcanzará su mayor fama encarnando en una serie de largometrajes al indio Winnetou, la famosa creación de Karl May.

Historias de la radio

Mucho más famosa que las dos películas precedentes, constituye la cumbre de la carrera de José Luis Sáenz de Heredia. Cineasta denostado por su adhesión al franquismo (en su haber se incluye haber rodado el guión que escribiera el dictador Francisco Franco, bajo el seudónimo de Jaime de Andrade, la película “Raza”, 1942), no es posible negarle el mérito de haber firmado películas de factura muy sólida y muy convincentes, como la propia “Historias de la radio” (1954), o el melodrama policíaco “Los ojos dejan huellas” (1952), o la comedia “Faustina” (1957), todas ellas beneficiarias de las excelencias del elenco de actores, tanto principales, como secundarios.

Cerca ya del final de la película, encontramos esta imagen en la que José Luis Ozores, “Peliche”, al que vemos acompañado por la genial Guadalupe Muñoz Sampedro, sostiene un rosario y, ocupando el lugar de la biblia o el misal, un TBO,precisamente el Almanaque para 1954. Quizá porque para quien está pidiendo el favor divino es un niño. El momento, uno de los más populares y emotivos del cine español, es aquel en el que Alberto Romea está contestando las preguntas de un concurso radiofónico de preguntas y respuestas de “Doble o nada” para obtener recursos para poder operar a un niño gravemente enfermo. La suerte quiere que la pregunta destinada a hacerle morder el polvo, de casi imposible respuesta, encuentre en él al único posible acertante, ya que, insospechadamente, el anciano maestro fue en su juventud el delantero que marcó el gol en un partido intrascendente por el cual le preguntan.

¡Chico, chica, boom!

Otra vez Barcelona, y en esta ocasión, en color y con la imagen de la Sagrada Familia al fondo, para que no haya dificultades en identificarla. La película la dirigió Juan Bosch (casualmente, el mismo director de “Regresa un desconocido”). El guión incluye a un escritor brugueriano, Armando Matías Guiu, que intuímos aportó los gramos de locura y humor absurdo que en la cinta (por lo demás, pésima) pueden encontrarse. En definitiva, un típico producto de su auténtico artífice, el guionista, productor y director Ignacio F. Iquino, un cineasta tan completo, como avezado, que aportó la posibilidad de que se hiciera cine (lo que no es poco mérito) en España (concretamente, en Catalunya) de manera comercial durante décadas, e incluso cabe hacerle responsable de algunas estimables películas en la década de los años cincuenta y primera mitad de los sesenta, pero que, a partir de ese momento incurrió en la zafiedad más absoluta. Pues bien, es el año 1967 y Bruno Lomas y su amigo Kiko (quizá lo peor que pudo pasarle al género cómico en el cine español), cantante y representante, respectivamente, tratan de conseguir que un directivo de una casa discográfica escuche vía telefónica una muestra del talento musical del rockero. Así, en una cabina barcelonesa, el recordado cantante nacido en Játiva en junio de 1940 y fallecido en accidente de tránsito en agosto de 1990, se marca una versión del clásico rock “Bep-bop a lula”, que había lanzado Gene Vincent en 1956. La interpretación de Bruno Lomas (nacido Emilio Baldoví Menéndez) sólo es escuchada desde el otro lado del hilo telefónico por el perro del financiero, pero “en vivo” cuenta con la audiencia de un mozo de cuerda (que, como todos los mozos, ha entrado ya en la ancianidad) el cual transporta una butaca y que necesitaba hacer una llamada desde la misma cabina. La improvisada “audiencia”, se dispone a disfrutar la espera ignorando la serenata y, en cambio, leyendo un tebeo que lleva en el bolsillo. Se sienta en la butaca que acarreaba y lee un Pulgarcito. Momento sublime para un amante de los tebeos, este en el que un señor con edad suficiente para haber perdido los incisivos (como, por otra parte, le ha pasado, sin ir más lejos, a este burgomaestre que les habla) se dispone a matar el tiempo zambulléndose en las páginas de un tebeo. Tal actividad, no obstante, debe tener algún componente subversivo, porque un guardia urbano interviene y provoca la fuga del enfrascado lector. La represión alcanzaba estos niveles, en 1967. O así parece.

Verano 70

El actor madrileño Juanjo Menéndez (1929 – 2003) es otro adulto al que el cine español captó leyendo muy concentrado un tebeo Bruguera. Como ya vimos en una entrada anterior de Lady Filstrup, hace ahora un año y medio, aproximadamente, este honrado y esforzado padre de familia, además de en las aguas del Mediterráneo, se sumerge en las procelosas páginas de Din Dan, quizá el tebeo más refrescante e ingenuo de los de la editorial barcelonesa. Precisamente, Juanjo Menéndez era el actor que interpretaba al presentador del concurso en el que participaba Alberto Romea en “Historias de la radio”, con mucho más pelo y sin haber alcanzado todavía el estatus de paradigma del español medio y atribulado de los primeros años setenta. Los responsables de este momento memorable del tebeo en el cine fueron los Pedros más garbanceros del cine español: Pedro Lazaga y Pedro Masó. Y que conste que los garbanzos me encantan, aunque no renuncie a bocados más exquisitos.

En Hollywood también leen tebeos

No somos sólo los celtíberos quienes nos dejamos encandilar por el hechizo de unas páginas llenas de viñetas. El cine, ese arte que sirve para dar testimonio de la vida real en la medida que ésta se cuela por entre las rendijas de las ficciones más o menos hábilmente urdidas, nos muestra usos y costumbres de los personajes en fugaces momentos inscritos en los interludios de la trama. Así, Richard Widmark, una estrella hollywoodiense (de segundo orden, digamos, pero estrella, al fin y al cabo), interpreta una serie de escenas intensísimas en el drama dirigido por Joseph L. Mankiewicz “Un rayo de luz” (No way out, 1950 –el mismo año, por cierto, en que interpretó a los protagonistas de otras dos excelentes películas: “Pánico en las calles”, Elia Kazan y “La noche y la ciudad”, Jules Dassin), un notable film-denuncia de las tensiones raciales en las sociedad norteamericana, bastante audaz para la época. Justamente, tras sostener una conversación de fuerte carga emocional con la adorable Linda Darnell (belleza del momento de los estudios Fox), míster Widmark saca un tebeo y, bien enfurruñado, se pone a leerlo con una intensidad de las que no se enseñan en el actor’s studio. Cuando lo acabes, pásanoslo, Dick, que tiene buena pinta.

35 Comments:

Blogger Gordito Relleno said...

Sensacional, amigos.Para mí una de sus mejores entradas. Dignificar el tebeo viéndolo así, en manos del pueblo sin distinción de edad, de rol social y de la mano de tan excelsos actores, me produce una satisfacción similar a la que ustedes tan bien relatan.

Conocía la escena de Historias de la radio, y en su momento también me llamó mucho la atención como fan de los almanaques de Buigas (aunque uno llegó sólo a los de las últimas épocas, aquellos de Tha, Sirvent, y material repescado del pasado...)

¡Y esos clásicos quioscos nos trasladan a la edad de oro de los tebeos en España !

¡Qué grandes, burgomaestres, qué grandes...!

lunes, julio 02, 2007  
Blogger choko said...

Son ustedes la pera limonera en salsa, una entrada estupenda después de tiempo sin renovar, los señores mayores de las comedias siempre leen tebeos, supongo que por la risa que da ver a un adulto leyendo algo que, se supone, es para niños.

Mi escena preferida de Historias de la radio es cuando Peliche mira a un santo que tiene para rezarle ese rosario tebeístico y el santo le responde con un gesto ¡Y con la cara del mismo Peliche! Para mí una escena de antologia ¿no creen?

lunes, julio 02, 2007  
Blogger Ichbi Chuchuju said...

Buen aperetivo,si señor... Respecto a las peliculas de Mortadelo y Filemón creo que Benito Pocino no encaja en el papel de Mortadelo y no sabe pronunciar y el estilo de Javier Fesser como cineasta (en mi gusto) no encaja con Mortadelo y Filemón. La segunda va a tener menos espectadores, creo yo, mucha gente se llevo una decepción con la primera. Tambien se hablo de una pelicula de Superlopez que nunca ha llegado a empezarse. Por cierto, que ojo tiene usted con respecto a los nombres de los tebeos.
Aprovecho el comentario para anunciar mi blog donde se puede votar para una entrada:
http://www.musiqexxi.blogspot.com

lunes, julio 02, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Nos alegra muchísimo que les haya gustado la entrada, amigos Gordito, Choko e Ichbi, cosa que prueba una vez más que no siempre lo más gratificante es lo que más esfuerzo nos cuesta, ya que esta es quizá de las entradas menos curradas que este burgomaestre ha tenido la desfachatez de subir. Y es que, efectivamente, la visión de estos momentos cinematográfico-tebeísticos produce un goce indescriptible en el ánimo del amante del tebeo. Y de paso, recordamo, a quien le haga falta, que el cine en España no se circunscribe en exclusiva (afortunadamente) a Almodóvar, o Víctor Erice y a Bigas Luna (por citar algunos genios, de los que más bien preferimos abstenernos).
Amigo ichbi, siento disentir de usted en lo que a Benito Pocino se refiere, para mí fue con diferencia, lo mejor de la adaptación del tebeo de mortadelo al cine, seguramente porque era lo único auténtico de toda la función. Una segunda parte sin él es, directamente, liquidar a Mortadelo para sustituirlo por otra especie de "superchería maquinada", que era en lo que, en manos de Fésser, se convertían todos los personajes, destruyendo, cuidadosamente, el trabajo de los actores.

lunes, julio 02, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Ah! Y hace usted muy requetebién en anunciarse en nuestro weblog (o lo que sea),amigo ichbi, así resultamos de utilidad pública.

lunes, julio 02, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

Y aquel niño Guillermo en "Del rosa al amarillo" (Manuel Summers, 1963) con el cuaderno "Desafío en El Peñón", de la cole "El Guerero del Antifaz"; no sé si recuerdan...
---

martes, julio 03, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Ah, don Jesús, esperábamos alguna contribución para ampliar la lista y hete aquí que nos proporciona un nuevo elemento. Pues queda para una futura entrada-secuela. Seguro que buscando, buscando, encontraremos más... Gracias por el soplo.
Ah! y este burgo confiesa no haber visto este pequeño clásico del señor Summers. Ahora ya tiene una razón extra para hacerlo.

martes, julio 03, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

Hará usted bien; en verla, digo: es un obrón.
--

martes, julio 03, 2007  
Blogger BUDOKAN said...

Este ha sido un lindo recorrido por la historia que fue entrelazando estas dos formas de arte. Saludos y felicitaciones por el blog!

martes, julio 03, 2007  
Anonymous Trabucaire said...

Qué suerte la suya, querido burgomaestre !!! Sólo los incisivos y parece que es lo que más le sobre (intenta ser un cumplido). Por mi parte, como barcelonés desdentado, felicitarle una vez más por su entrada en el blog (o lo que sea) y decir desde aquí, no sea por añoranza de juventud, que aquellos años si fueron años y no éstos que corren. 1992 sólo trajo como bondad una copa de Europa ... náda más y nada menos, según se mire !!!

martes, julio 03, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Gracias, amigo Budokan y Trabucaire por sus amables comentarios. Al segundo le digo que, verdaderamente, por mucho que uno no quiera, se ve obligado a ponerse nostálgico un día sí y el otro también. Pero en fin, algo de bueno tendrá el presente, digo yo. Es cuestión de no desanimarse. Ahí está, a la vuelta de la esquina, sin ir más lejos, la Tercera....la Champions, digo.

martes, julio 03, 2007  
Blogger Gordito Relleno said...

Me encantan los giros que acaban dando estas agradables tertulias hacia el ámbito futbolero ¡No tenemos remedio! Jeje

miércoles, julio 04, 2007  
Blogger Gerardo Macías said...

El próximo artículo podría ser sobre los tebeos que salen en CUÉNTAME CÓMO PASÓ.... Muchos de ellos mal situados cronológicamente en la serie televisiva.

miércoles, julio 04, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

>>> que acaban dando estas agradables tertulias hacia el ámbito futbolero ¡No tenemos remedio!>>> (Gordete)

Claro; que ya se aclaró en aquel otro corto, que nuestra defensa de lo del fútbol, y que no falte, estaba en consonancia con la fiebre que abrasó a los nuestros queridos artistas de la época que acá más se defienden: los Cifré, Escobar, Jorge...

¡Cómo no hablar de ello!

Al igual que les consumió, lo del fútbol, digo, a ootros grandes de lo paralelo: Tip, Coll... y el inmenso Joaquín Peláez.

Creo.

Sigamos, pues, en lo doctrinario; con persimo de los Burgoprofes, claro.
--

miércoles, julio 04, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Amigo Gerardo Macías, le agradecemos el comentario y tomamos nota de la sugerencia. Efectivamente, el quiosco de Servan aparece lleno de tebeos puestos sin ton ni son, lo que proporciona una visión algo molesta para el aficionado, la verdad. Pero es que lo mismo, trasladado a otros ámbitos, por lo que sabe este burgomaestre, sucede con otras cuestiones: modelos de coche, emisiones televisivas de programas y anuncios que aparecen en la serie, etc...
Amigos Gordito y don Jesús: el fútbol está ahí y, a pesar de los pesares, es de los pocos temas de interés general que se pueden tratar sin ofender, herir, ni provocar odios "de verdad". Así que: que viva el fútbol. Y como muy requetebién apunta don Jesús: si le interesaba tanto a los Cifré y compañía, algo bueno tendría.

miércoles, julio 04, 2007  
Blogger Gordito Relleno said...

Fíjense que yo últimamente me he preguntado mucho si mi afición al Atlético no será pura empatía con Pepe el Hincha y su adorado Pedrusco.

Me animo a seguir la tertulia mientras los profes nos dejen. Don Jesús: ¿piensan empezar la temporada sin entrenador? ¿Acaso el teutón ex-blaugrana y ex-atlético no acaba de convencerse?

jueves, julio 05, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

No se meta con mi teutón preferido (junto a Fassbinder)..., que su mujer es muy poderosa e igual nos hostia.

Por lo demás: ya está en el bote... blanco.
..

De los tebeos de "Cuéntame..."... ya le dije, en su momento, a Tito Fernández (ay, pobre: que se nos fue) que estaban fuera de contexto... histórico (lo había comentado, precisamente con el profe Rafa Marín).

Y él me dijo lo de siempre: que era simple atrezzo. Que el público no lo percibiría, que disculpas y eso.
--

jueves, julio 05, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Pues a este burgo, el bueno de Schuster le cae muy bien, pero que muy bien. Y seguro que hará una buenísima campaña en la Casa Blanca... lo que, por cierto, llamándose "Zapatero" puede dar lugar a presidenciales confusiones. Por otra parte, por 480 mil euritos de nada, el Madrid hace mal en no zanjar el asunto si es que realmente están convencidos en el el nibelungo es su hombre. Claro que, da la sensación que los calderones y mijatovics de turno no están muy convencidos de nada. ¿Seguirá Cassano? me pregunto alborozado... En fin, sea como sea, con Toldo y cuatro cañas seguro que harán un equipito muy apañado. Lo mismo que su Atlético, que sabrá reinvertir fenomenalmente los milloncejos que les ha dejado el Niño (algo más de los 2500 euros que dejarán los demás niños en los hogares españoles). (¿Pero qué me está pasando?)
En cuanto a lo de "Cuéntame", maestro don Jesús, usted cumplió con su oblígación de hombre de bien adviertiendo a quienes podían poner remedio y ellos,por su parte, pues hicieron lo habitual en estos casos (y en este país llamado España): menospreciar al público.

jueves, julio 05, 2007  
Blogger harry-o said...

Hola.
Gracias a "budokan" he llegado a este maravilloso blog; nunca se lo agradeceré bastante.
He crecido con los tebeos y los personajes de la editorial Bruguera, amén de otros igualmente entrañables como el TBO. Son parte de mi infancia en la cual no tuve demasiados amigos. La lectura de la gran cantidad de tebeos y revistas de humor de entonces- que además eran de peridicidad semanal- llenaba mis horas. Tuve el acierto de no tirar ninguno y hoy los atesoro con gran satisfacción.
Le felicito por su blog... y antes de acabar este comentario, dos apuntes. Uno de estilo periodistico: Gracias por escribir "accidente de tránsito", el tráfico es otra cosa.
Otro futbolístico: Recuerdo una frase de Vazquez Montalbán que decía "Yo soy del Barcelona... pero del Barcelona de mi infancia". A muchos, con nuestros equipos, nos pasa lo mismo.
Un saludo.

viernes, julio 06, 2007  
Blogger harry-o said...

Disculpen.
Donde pone "peridicidad" debe poner- el riesgo de escribir deprisa- periodicidad.

viernes, julio 06, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Siempre es motivo de alegría recibir a un nuevo amigo aquí, en Lady Filstrup y en su caso, Harry-O, que derrocha cinefilia, nos hace especial ilusión. Le agradecemos efusivamente la atención de visitarnos y de dejarnos un comentario tan favorable (sin duda debido a su amabilidad). Si explora el weblog, confiamos en que encontrará muchas imágenes estupendas y algunos textos esforzados (los míos) y otros geniales (los del burgo ausente, que, precisamente son tan escasos como excelentes). En fin, que lo disfrute. Se lo deseamos sinceramente.

viernes, julio 06, 2007  
Anonymous tu amigo el otro said...

Acabamos de hablar por teléfono, amigo y compañero burgomaestre, y no puedo más que felicitarte públicamente y tirarme de los pelos pos haber llegado tan tarde a esta fabulosa entrada cinematodráfica, donde el cine se pasea con un teboe en las manos.

viernes, julio 06, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

Pues "Harry O" fue/es uaa teleserie brillante por demás; mucho.

---

Acaso piensen que se me evadió la testa, pero...

... yo diría que el Cassano resultaría oportuno con el Schuster, ya ven.
--

sábado, julio 07, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Ah, suerte tienes, amigo mío, que puedes tirarte de los pelos alegremente, que aún gozas de una espléndida cabellera, y no como la mía que clarea desoladoramente!!!
Maestro don Jesús, seguro que tiene usted mucho mejor observado a Cassano que no un servidor, que siempre ve con mucha mayor atención los defectos que las virtudes de los paladines de la Casa Blanca. POr otro lado, lo de la cinefilia del nuevo amigo Harry O, lo decía porque había visto su ferfil de bloggero, llenito de referencias al sétimo arte, no por el apodo (o nick, o sobrenombre) que sí, que efectivamente es el título de una serie de los setenta con David Janssen de prota y que uno no vio apenas en su día y que es de difícil repesca hoy. Las refencias (a las que sumo la suya, la más importante) son excelentes.

sábado, julio 07, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

Desde hace casi tres años... vivo con la angustia de si el formato dividí nos rescatará lo que fue historia de la Televisión "Harry O", "Kolchak", "La audacia es el juego"... y así).

Un ejemplo de mercado sabio, respetuoso y consciente es el británico (hasta recuperaron los episodios perdidos de "Arriba y abajo" de cuando la huelga).

Y mientras... el tiempo, sí, avanza contra nuestro vértigo de epectador... y nuestra alopecia, je).
--

domingo, julio 08, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Ah, sí, maestro, tenemos la esperanza depositada en el Dividí...Pero al ritmo que vamos... se morirá el formato antes de haber concluido la primera vuelta. ¡¡Hay tantas series recuperables!! La televisión va sumando décadas y cosechando olvidos. Sobre todo, si se hila fino, como hace usted. Así la dificultad crece, porque las editoras, ya lo sabe usted, desconfían y si les cuesta colocar "Misión imposible", difícilmente sacarán "Ladrón sin destino", pongo por caso.

lunes, julio 09, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

¡Oh, Zeus, sí: "Ladrón sin destino".
--

martes, julio 10, 2007  
Anonymous J. Edén said...

Aprovechando que hablan de teleseries: ¿Lo del Doctor Who británico es tanta cosa como fama tiene o qué?

(Por cierto, me alegro de que su ausencia fuera corta, burgos...)

martes, julio 10, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

En mi caso... no es para tanto.

Tiene un algo..., pero si hay que gastar plata..., pase.

(Ahora bien... si se la recopian...).
--

martes, julio 10, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Este burgo está en las mismas condiciones que el amigo Edén en relación a la serie del Dr. Who. Si el maestro Cuadrado dice que "sí, bueno, pero..." para mí es juicio definitivo. Por otra parte, nos alegramos de que se alegre de que nuestra ausencia haya sido de corta duración, pero ya habrá observado que los bríos no son los de la anterior etapa. El burgo de guardia renquea más que antes, si cabe. Pero bueno, aquí le tiene usted, todavía. Y esta noche, si no se produce ningún imprevisto, subirá (subiré) una entrada nueva, sobre Plim el Magno. Espero que le guste. Es de las laaaaaaargas.

martes, julio 10, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

Hablo, calro, de la "revisión".

Que de la otra, amando como amo los contextos, nada tengo a la contra.

(Y dígolo, ay, con toda la tristeza de mi víscera renquante: amo a BBC por encima de todas... las telemisoras, claro).
---

miércoles, julio 11, 2007  
Anonymous Discómic (Cayetano). said...

¡Hola de nuevo coleguillas!.
Después de un corto tiempo con el ordenata "enfermo"...
¡Menudas entradas me encuentro!.
Esta sobre "los tebeos en el cine",me hizo recordar estas escenas y otras,como un film de los 50,a b/n en el que un niño se iba a dormir leyendo el TBO,no recuerdo el título,...a mas la de Los Bravos,el Mike Kennedy con la cama llena de tebeos,je,je...y alguna mas en el que el protagonista iba al kiosco a por el diario,se veían montones de tebeos...
Felicitaciones por los posts,Saludos a todo-as y no se preocupen,que estoy "al loro".

jueves, julio 12, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Celebramos tenerle de nuevo por aquí y que le haya gustado lo que ha encontrado. Efectivamente, al lado de estas secuencias podrían ponerse otras similares, que, con el debido tiempo "de rastreo y captura", probablemente se constituirán en una segunda entrega, próximamente.
A propósito de este tema se me ocurre que de alguna forma el cine le devuelve a los tebeos todas esas historietas en las que los personajes van al cine.

jueves, julio 12, 2007  
Anonymous J. Edén said...

Gracias. Me interesaba tanto por la versión clásica como por la moderna. Ambas dos las desconozco. Estoy, en efecto, a ver si las consigo sin perjuicio económico, pero la cosa no chuta...

jueves, julio 12, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

Ya digo: la buena es la prime.
--

jueves, julio 12, 2007  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home