Lady Filstrup (3ª época)

Dedicado a la música ligera, actores españoles y tebeos de Bruguera (porque sí, porque rima).

Mi foto
Nombre:
Lugar: El Escorial, Madrid, Spain

martes, mayo 23, 2006

Un antepasado de Protasio


A Protasio le encontramos por primera vez como Don Protasio, en el número 89 de un Álbum Infantil Pulgarcito (véase entrada del 20 de enero de este weblog o lo que sea), y allí, en aquel Pulgarcito, Don Protasio era todavía un ricachón de sillón y chistera, que vivía de la explotación de su pantano en los tiempos de la pertinaz sequía, y su tratamiento de «don» obedecía a una cortesía cívica y meramente formal, y en ese sentido obsoleta. Esta tarde, que ha caído un pequeño chaparrón en Barcelona, hemos entrecerrado las ventanas de nuestra notaría, recién pintadas de verde parra, y nos hemos empleado en la lectura de unos viejos, antiquísimos, Carpantas, cuando,¡caramba!, en el número 58 de Cuadernos Humorísticos Pulgarcito (con planchas fechadas en 1948), se nos aparece en la aventura «Carpanta en cuento viejo con dibujos nuevos» un Don Protasio anterior, que es un Don Protasio medieval y señor de un castillo, con todo su «Don» cargado de sentido y que es un poco Don Pelayo, o aún mejor un poco Don Íñigo de Aragón, es decir, un poco pueblo del medioevo. Ah, y por supuesto, un poco Don Furcio Buscabollos.
Esta historieta la protagoniza el trovador Carpanta, que a todas luces es un antepasado del bohemio y vagabundo Carpanta. Aquí, Carpanta viaja con su amigo Geranio, también trovador de laúd, y ambos vagan por esos caminos de zarzas y de rimas, entre castillos dibujados, en busca de algo que llevarse a la boca, y de esta manera llegan al castillo del señor Don Protasio, y allí, después de una alusión al diestro Pepín Martín Vázquez, y tras interpretar a dos voces el éxito Amado mío, de la película Gilda, Carpanta y Geranio protagonizan el cuento popular del hambriento que es invitado a comer, y al que advierten de que le cortarán de su cuerpo la misma parte que él corte del animal servido (un muslo por un muslo, una oreja por una oreja, su lengua por la del animal…). El antepasado de Carpanta, más pusilánime que nuestro contemporáneo, no se atreve a tocar pieza; pero su compañero Geranio, muy avispado y terriblemente temerario, se pregunta: «¿qué le haré a este tocinito que Don Protasio no se atreva luego a hacerme a mí?», y en la siguiente viñeta resuelve ¡comerse el rabo!, y de esta manera, en la historieta lo que se ha dibujado es una época audaz donde las haya y un Escobar a la altura de sus días.
El linaje de Don Protasio, esto ya se ha ido viendo, atravesó los siglos de la historia de España, unos pocos de oro, acaso uno y medio, y todos de incienso, y siglo tras siglo mantuvo el tipo como dios le dio a entender o como pudo. Quizá hasta haya hoy Protasios en las Américas, e incluso puede que alguno se afrancesara en tiempos de Goya.
Uno de esos descendientes es el Protasio de cuyas circunstancias vamos teniendo noticia a través de los Pulgarcitos, y parece que pasó la guerra con poco deterioro y que intentó aumentar su fortuna tras ella aprovechándose de la desiguladad del régimen. Pero algo tuvo que hacer mal por el camino, porque dentro de unas historietas ya nos lo vamos a encontrar con el «don» empeñado en el Monte de Piedad y acompañando al muerto de hambre más muerto de hambre y menos hidalgo de toda España, y siempre con un punto de, claro, comprensible resentimiento
(Ah, el cartel de la peli Currito de la Cruz, protagonizada por el matador Pepín Martín Vázquez y estrenada al año siguiente de la publicación de la historieta aquí reseñada, aunque dudamos que exista relación alguna entre ambos extremos, lo hemos tomado de http://es.geocities.com/programasdecine/cg1d.jpg.).

16 Comments:

Blogger Los Burgomaestres said...

¡¡Magnífico post, compañero, de una sensacional historieta!! ¡Qué gusto da leerlo!!

miércoles, mayo 24, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

¿El sábado, cantamos lo de Whiskey In The Jar (o en nuestro caso cerveza con gambas plancha)? Y le avanzo, querido amigo y compañero burgomaestre, que la cintada cancioncilla la escuché el otro día como cierre de un capítulo de Colombo...
Don Jesús, siempre nos quedará el consuelo de que esta liga se nos ha pasado en un segundo, como se van pasando ya todas las cosas...

miércoles, mayo 24, 2006  
Blogger Gordito Relleno said...

A mí también me ha gustado. Y hay que ver el primitivo Protasio los aires que se daba y al cabo del tiempo terminó compartiendo puentes y andanzas con el desventurado Carpanta. Otro caso de justicia poética, como también justo fue que el maestro Escobar le bautizara con ese nombre en honor a San Protasio, el santo menos reconocido de la parroquia barcelonesa de San Gervasio y San Protasio.

miércoles, mayo 24, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Me tendrás que enseñar la canción, porque por el título no me suena, compañero, pero habiendo cerveza en la jarra, ya se cantará lo que haga falta (lo de las gambas, lo dejamos para cuando cobre la paga extra del santo del rey...). En cuanto a la Liga pasada... ha quedado un poco olvidada, después de la Final de la Champions. Mejor para el Madrid.
Gracias por el apunte parroquial, amigo Gordito.

miércoles, mayo 24, 2006  
Blogger jaumejoan said...

De acuerdo con el señor burgomaestre, magnífico artículo, magnífico hallazgo. También con el señor Gordito Relleno respecto a la elección del nombre, Efectivamente, Escobar tenia su estudio en la calle obispo Sivilla, subiendo Muntaner a la izquierda, muy cerca de la parroquia citada, y bautizo al partenaire de Carpanta con este nombre en honor al santo. Al maestro le encantaba contar esta anécdota.

miércoles, mayo 24, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Los Burgomaestres dijo...
Vaya, amigo JaumeJoan, muchas gracias por su esclarecedor dato. Una pieza más que se poene en este infinito puzzle del universo Bruguera...Qué curioso, precisamente en esa misma calle barcelonesa también tuvo una vez su estudio el genial fotógrafo Eugeni Forcano:

http://www10.gencat.net/probert/catala/
vitrina/v34_forcanofotos.htm

miércoles, mayo 24, 2006  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

>>>como se van pasando ya todas las cosas...>>> (Un Burgo)

No es lo peor que se pasen... sino que se pudran.
--

jueves, mayo 25, 2006  
Blogger Chespiro said...

Tanto tiempo sin bloggear y me encuentro más datos sobre la prehistoria escobariana, siempre tan agradables.
Enhorabuena por el post.

viernes, mayo 26, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Tiene usted toda la razón, don Jesús, y muy hamletiana.
Amigo Chespiro piense, medite y recapacite: ¡y lo que se disfruta desde los cybers! ¡Y lo misterioso que resulta estar entre tanta gente, cada uno a lo suyo...!
Saludos

viernes, mayo 26, 2006  
Blogger choko said...

Y digo yo ¿Si Carpanta es un poco Charlot, no sería Protasio un poco como esos gigantes bigotudos que aparecían en sus películas, tipo Mack Swain?
No sé yo...

viernes, mayo 26, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Pues, sí, en efecto ¡muy bien visto, amigo Choko!

viernes, mayo 26, 2006  
Blogger choko said...

Se me ha ocurrido mirar fotos de Swain en el google, y diganme si no les recuerda un poco al primer Protasio, que ustedes nos presentaron, aquel que iba hecho un ricachón...
http://www.silentsaregolden.com/photos2/mackswain.jpg

viernes, mayo 26, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

¡Clavadito! ¡Enhorabuena por el acierto!

viernes, mayo 26, 2006  
Blogger Chespiro said...

Amigos burgos, tienen ustedes una visión muy romántica de los cybers.
Es que yo estoy de un "Don Pésimo" subido... Gracias por ser "Don Óptimos".
Magnífica la aportación de Choko.
Lo que se descubre tirando del hilito.

sábado, mayo 27, 2006  
Anonymous Anónimo said...

I'm impressed with your site, very nice graphics!
»

viernes, julio 21, 2006  
Anonymous Anónimo said...

Where did you find it? Interesting read video editing schools

viernes, marzo 16, 2007  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home