Lady Filstrup (3ª época)

Dedicado a la música ligera, actores españoles y tebeos de Bruguera (porque sí, porque rima).

Mi foto
Nombre:
Lugar: El Escorial, Madrid, Spain

domingo, mayo 14, 2006

Las Gilda, debutantes



El momento

Tras el final de la Guerra Civil, España vive una cruel posguerra a la que cínicamente llaman paz los vencedores, pero que en realidad es el aniquilamiento, hasta la devastación, de la legalidad previa a la sublevación de las tropas lideradas por el general Franco. En 1949, a los diez años (casi exactos) de la proclamación de la victoria por parte del bando rebelde, nacen en las páginas de Pulgarcito (concretamente, desde su portada del número 96) las Hermanas Gilda, de Manuel Vázquez.

Casi un muchacho

Con sólo 19 años, Vázquez inicia la producción de una de sus series más populares y más longevas. Las vivencias de estas hermanas de nombres visigodos (quienes por cierto, aparecen citados en el anuncio del estreno de la serie) y de caracteres antagónicos y físicos opuestos, se prolongarán durante tres décadas quedando para siempre impresas en la memoria colectiva. El caso es que de toda la innumerable cantidad de historietas protagonizadas por ellas, la primera es esta que les mostramos aquí y que nos disponemos a comentar.

Viven en la calle del Rollo

Que viven en la calle del Rollo es una de las primeras cosas de las que nos enteramos leyendo la primera historieta de la Hermanas Gilda. Desde la primera viñeta, en la que conocemos sus nombres (tomados prestados de un rey visigodo arriano (Leovigildo) y su hijo, el converso al catolicismo (Hermenegildo) que anduvieron a la greña, con resultado de ejecución del segundo), ya quedan fijadas sus personalidades para el resto de su prolongadísima existencia. Leovigilda aparece ya instalada en el que será su hábitat natural, su sillón más o menos orejero de color rojo, del que raramente se separará y en el que se entrega cotidianamente a la lectura de libros y periódicos. Desde él intentará ejercer el mando sobre su díscola hermanita, Hermenegilda. Ésta es romántica e impulsiva, desencadenará la acción con sus un tanto atolondradas iniciativas y provocará las situaciones cómicas, casi siempre motivadas (sobre todo, en los primeros años) por la búsqueda de una pareja sentimental. La primera hermana, en consonancia con su carácter reflexivo y austero, es muy delgada, la segunda, en cambio, más dada a lo sensual, tiene un físico rebosante, propio de quienes gustan de los placeres del paladar.

El ambiente escogido para la primera historieta

La primera historieta lleva por título “Hermenegilda, madrina de guerra” y está impregnada (como tantas historietas de aquellos primeros tiempos brugueriles) de la realidad española. Como ya hemos dicho, se publicó hacia finales de abril o principios de mayo de 1949, no muy lejos de la celebración primer decenio de la victoria franquista en la cruel Guerra Civil. Algún eco de este hecho lo encontramos en la viñeta en la que una paloma tocada con un sombrero atraviesa con su vuelo la expresión “La Paz”. El hecho de la guerra, que Vázquez tuvo que vivir intensamente, como sólo los niños pueden hacerlo (lo que no quiere decir que la entendiera, ni que fuera consciente de ella en todo su significado) se le cuela al dibujante en esta historieta en la que reconocemos la guerra española en la borla que pende del gorrito cuartelero del soldado que se reincorpora a la vida civil. El detalle no es baladí, porque Vázquez podía haber optado por idealizar toda referencia gráfica y dibujar soldados inventados, con uniformes o gorros fantásticos o de procedencia extranjera. También el fusil dibujado, sobre cuya punta de bayoneta se mantiene en equilibrio un cigarrillo, parece un Mauser de los utilizados en la contienda española.

El tema

Las madrinas de guerra eran corresponsales voluntarias que con sus misivas mitigaban la soledad y el dolor del frente de batalla a los soldados. Su labor ayudaba a mantener alta la moral de la tropa y las esperanzas que despertaban en los combatientes de una futura relación personal, les ilusionaba, les consolaba y contribuía a motivarles. Las primeras fueron las francesas, en la Primera Guerra Mundial. Luego las hubo en los otros bandos y en otras guerras. Aquí, en España, las “Madrinas de guerra” se iniciaron en las guerras de Marruecos, alcanzando su figura tal popularidad que Miguel Mihura escribió en 1922 “La madrina de guerra”, una obra en dos actos. Durante la Guerra Civil, las hubo en los dos bandos, aunque en mayor cantidad en el de los sublevados. Pues bien, la primera decisión impulsiva que toma Hermenegilda en su dilatada existencia de papel es ser una madrina de guerra, para lograrlo, inserta un anuncio en la prensa y consigue un “cliente” en la persona de Tirone Probe (obvio trasunto del astro del cine Tyrone Power), lo que la hace saltar de entusiasmo. Como era obligado en todas sus historietas primitivas, el asunto amoroso resulta un fiasco y Hermenegilda se encuentra con un “ahijado” sin ningún atractivo y que además se le instala en casa para vivir una vida de rajá (con negro abanicante y todo, puro, pastel, licores y una radio en que suena “María Bonita”).

Detalles para terminar

Queda para la historia del tebeo que el primer libro que se le ve leer a Leovigilda es un manual de boxeo .Por otra parte, la referencia a los difíciles tiempos que se vivían entonces a causa de la escasez de alimentos se concreta en la viñeta en que comprobamos que cuando llamaban a la puerta en España, en 1949, si nos se esperaba a nadie, lo más probable era que se tratara de alguien que pedía limosna y que darle cinco céntimos para un panecillo y esperar la vuelta era una reacción bastante normal.
La presencia de Heliodoro, el otro personaje que dibujaba Vázquez entonces en Pulgarcito, en un segundo plano de una viñeta, contribuye a crear la apetecida atmósfera de disparate y dislate que caracterizaban estos años brugueriles.
Para los aficionados a la cábala y a la numerología brugueresca, anotamos que el número de portal en la dirección de las Gilda, es una combinación de treses y sietes, lo mismo que el número del batallón del soldado que contesta al anuncio de Hermenegilda.
El anuncio que reclamaba la atención de lapidarios, visigodos, ortopédicos y sastres (no podían faltar los sastres, tratándose de Vázquez) se publicó, curiosamente, en la misma revista en la que aparecía la primera historieta, en el número 96. Seguramente el joven Vázquez, iniciando sus usos que serían más habituales, lo entregó con retraso.

El asombro de siempre

A los aficionados a los tebeos (burgomaestres incluidos) nunca deja de asombrarnos hasta qué punto cambia el aspecto de los personajes desde sus orígenes hasta su forma definitiva. Este caso de hoy, de las hermanas Gilda, es uno de los más notables y estamos convencidos de que su visión provocará el correspondiente “¡Oh!” de estupor en todos aquellos que sólo conocen la versión final de estos popularísimos personajes. Parece mentira, pero son ellas. Eran así, cuando empezaron. Es como cuando miramos una foto nuestra de hace veinticinco o treinta años. Tampoco nos lo acabamos de creer.

22 Comments:

Blogger Listo Entertainment said...

Jo, qué tiempos.

domingo, mayo 14, 2006  
Anonymous Alfred said...

¿Seguro que lo de pedirle la vuelta de la limosna al pedigüeño de turno constituiría una acción normal en aquellos tiempos, o el comentario de la más delgada de las hermanas Gilda no era sino otra de las bromas del maestro Vázquez, muy acorde, además, con el talante pragmático del personaje? Supongo que solo alguien que viviera en aquel entonces podría sacarnos de dudas. Pero bueno, es lo que tiene el acercarse a estos tebeos valorándolos como un testimonio de su tiempo, supongo; que nunca sabe uno a qué carta quedarse, en ocasiones.

Un saludo.

domingo, mayo 14, 2006  
Anonymous Alfred said...

P.D.: Dado que de no haberla visto mencionada por aquí hace algún tiempo quizá no me habría detenido a visionar "El cochecito", el lunes pasado, en el programa de TVE2 "Versión Española", aprovecho para agradecerle a quien la citara, que ya no recuerdo quién fue, el hallazgo, y les enlazo, de camino, por si les interesara, el texto que sobre dicha cinta acabo de colgar en el foro que suelo frecuentar (http://www.gritos.com/invisibles/). Verán asi, además, como no son ustedes los únicos, queridos amigos burgomaestres, a los que se les va un poco la mano, cuando empiezan a divagar.

domingo, mayo 14, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

¡Muy bueno, compa burgomaestre! ¡Menudo descubrimiento! Y la guasa de que la foto del galán sea de los estudios de Peña... Menuda fama desde el primer día la del dibujante de don Berrinche. La verdad es que me has hecho la boca agua pensando en esa primera historieta de las Gilda. Por cierto... ¿qué película le habría inspirado a Vázquez en esta historieta...?

domingo, mayo 14, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Hum, amigo Alfred, lo de pedir la vuelta de una limosna no es que fuera normal en aquellos tiempos. Me he expresado muy mal. Lo que quería decir es que era tal el paupérrimo estado de las economías domésticas que hacer humor con ello era normal. Eso.
Sí, compañero. El detalle del "Estudio Peñarroya" me lo dejé en el tintero y no lo quise añadir porque sabía que alguien lo comentaría. Es una nota más de aquel espíritu de camaradería tan majo que reinaba aquellos años entre los dibujantes y que tanto nos gusta ¿no? En cuanto a la pregunta, compañero... se investigará. ¿O es retórica?

lunes, mayo 15, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

¡¡Pero, mi buen Alfred, eso no es divagar!!! Ha escrito usted un señor comentario sobre la peli de Ferreri y Azcona. Siga, siga viendo cine así de bueno...¡No se lo acabará!!

lunes, mayo 15, 2006  
Anonymous Alfred said...

Pues esa es la intención, claro, seguir viendo cine así de bueno, y acudiendo a lugares como este, entre otros muchos, para localizarlo y descubrir tanto como me queda por descubrir.

Y cambiando de tercio, en esa misma línea de guiños endogámicos entre trabajadores de la editorial, por así decirlo, que señalan ustedes en los últimos comentarios, también cabría incluir, aunque no se mencione a ningún autor, la alusión a Carpanta, en la viñeta con la palabra PAZ y la paloma tocada por un sombrero ¿no?

Un saludo.

lunes, mayo 15, 2006  
Blogger Gordito Relleno said...

Qué interesante bucear en los orígenes de nuestros queridos personajes. Y más aún la aportación sobre las figuras de las madrinas de guerra. Este blog hace tiempo que adquirió la traza de auténtico tratado de la vida y costumbres españolas de posguerra desde el prisma de Bruguera, y por ello cada vez que hay que entrar a comentar algo es para reiterarles una y otra vez las gracias, muchas y muchas. Y darles la enhorabuena por enésima vez. Chapeau (no el esmirriau)

lunes, mayo 15, 2006  
Blogger Chespiro said...

Felicidades, los temas cada vez más exhaustivos y metódicos.
Como apunte histórico, refrescaré que el nombre de las Gilda tuvo su origen en la famosa película, dato que ya conocemos. Lo destaco porque esta información no la obtuve yo de ningún historiador ni crítico de la historieta, sino de mi abuela, afortunadamente todavía vivita y coleando y gran aficionada a las hermanas Gilda en sus años mozos y no tan mozos.
Me ha contado muchas veces el gran impacto (que hoy llamaríamos "mediático") que tuvo esa película. Recuerda carteles por las calles tan elocuentes como: "Esconded a los novios, que viene Gilda".
Y vino, vino. Y después de ellas, las hermanas ídem, con su carga de erotismo frustrado.
Como apunte histórico adicional, diré que el mito sexual de mi abuela (aunque ella no lo llamaba así, claro) era Tyron Power (no sé si se escribe así), que también aparece reflejado en esta primera historieta, como ya han apuntado los Burgomaestres.
Admirable la capacidad del jovencísimo Vázquez para captar y plasmar lo que se cocía en el ambiente del momento.
Mitos que generan mitos.

lunes, mayo 15, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Pues muchas gracias, amigo Gordito por la enhorabuena que nos da y que si usted no se cansa de dárnosla nosotros no nos vamos a cansar de recibirla, que nos sabe a cosa buena, créanos. Amigo Chespiro, lo del estreno de Gilda fue todo un acontecimiento en la España de aquellos años y, efectivamente, resultó decisivo para bautizar a nuestras queridas hermanas. Ya dijimos en su día (con aportación de la fecha del estreno) algo al respecto, aunque ahora mismo no recuerde el burgomaestre de guardia si fue en un comentario o en un post. En todo caso, anotado queda nuevamente (y oportunamente, como no).
Y amigo Alfred, lo de Carpanta (o más bien su hambre)ha quedado a la vista, directamente, en la viñeta aquí reproducida. Bien está que lo señale, por si alguien no había reparado. Gracias a todos.

lunes, mayo 15, 2006  
Blogger Chespiro said...

Sí, los datos que rodean al nacimiento de las Gilda y esas cosas ya han sido señalados.
A mí lo que me hacía ilusión es tener como testigo de primera mano a mi abuela, que me contaba estas cosillas cuando yo no sabía apreciarlas y ahora soy yo el que pide que me las repitan.
Respecto a esa señora, si me permiten la licencia,le diré que su infancia son recuerdos de una viñeta de tebeo, y que se pasaba el día leyendo a Zipi y Zape, las hermanas Gilda, Carpanta, Petra, etc., mientras comía e incluso mientras trabajaba para paliar el hambre de posguerra.
Ayer cumplió 73 años y si estuviera más ducha en nuevas tecnologías, estoy seguro de que sería una asidua visitante de su blog.

martes, mayo 16, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Caracoles, amigo Chespiro, déjenos felicitar a su señora abuela y desearle que cumpla muchos más. Y felicitarle también a usted, por tener abuela. Tiene usted que enseñarle nuestro weblog (o lo que sea), amigo. Sería un honor para nosotros contar con sus visitas.
PD: aprovechamos para anunciarle un inminente post dedicado a un personaje de Escobar (lo decimos porque sabemos que es usted fanático).Paciencia.

miércoles, mayo 17, 2006  
Blogger Chespiro said...

Gracias por la felicitación.
Jeje, lo de mi respetable navegando por la red lo veo surrealista, de momento, aunque he de decirles que, de oídas, sí conoce la existencia de este blog.
Advertido y agradecido quedo de la próxima entrada sobre Escobar (el autor favorito de mi abuelica, dicho sea de paso).
Volviendo al tema,lástima que mi generación no haya conocido a las primeras y más genuinas Gilda, pues lo que nos ha llegado son muchas "negritudes" y episodios vazquianos en los que la censura obligaba al autor a darle un paseo por el campo a sus criaturas, obviando el elemento de represión sexual y convivencia malsana de los primeros tiempos.

miércoles, mayo 17, 2006  
Blogger Gordito Relleno said...

Yo conocí las Gilda en sus orígenes en un material que reeditó Glenat en 1995 bajo el título de By Vázquez y allí publicaron algunas de las primeras planchas de las celebérrimas hermanas en sus trapisondas iniciales. También aconsejo el monográfico editado por B en 1985 "Genios del Humor". Uno de sus 4 números está dedicado a estas chicas.

(Vaya, hoy parezco un profe universitario dando la bibliografía el primer día de clase, en fin...)

miércoles, mayo 17, 2006  
Blogger Zero Neuronas said...

Pues sí, yo soy de los del "oooh". Pero leer sobre el origen de los personajes me ha parecido muy interesante.

miércoles, mayo 17, 2006  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

Un lote de las primeras monografías podría ser éste:


>>>
1949 Hermanas Gilda (Bruguera: Magos del Lápiz); al menos, 2 entregas

1950 Las Hermanas Gilda: El tesoro maldito (Bruguera: Magos de la Risa, núm.5)

1950 Las Hermanas Gilda: El tesoro de Buda (Bruguera: Magos de la Risa, núm.14)

1971 Las Hermanas Gilda y sus locuelas peripe-cias (Bruguera: Olé!, núm.9)

1971 Las Hermanas Gilda. Majoretes del humor (Bruguera: Olé!, núm.33)

1972 Las Hermanas Gilda. Herme, la juguetona (Bruguera: Olé!, núm.52)

1985 Las Hermanas Gilda (Bruguera: Genios de la Historieta, núm.1)

>>>
-------

miércoles, mayo 17, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Bueno, bueno, bueno... ¡Qué maravilla y qué lujo, vuestros comentarios!! Con sus aportaciones, hacen ustedes la mejor parte del weblog...Gracias.

miércoles, mayo 17, 2006  
Anonymous Anónimo said...

I really enjoyed looking at your site, I found it very helpful indeed, keep up the good work.
»

viernes, julio 21, 2006  
Anonymous Anónimo said...

I find some information here.

domingo, julio 23, 2006  
Anonymous Anónimo said...

I have been looking for sites like this for a long time. Thank you! neurontin 300mg description keyword neurontin back pain baikal The many moods of prozac

miércoles, febrero 07, 2007  
Anonymous Javier Mesón said...

Pues en unos días sale un nuevo tomo de Las hermanas Gilda, por Ediciones B, en su 60 aniverasario, toda la información en mi blog http://coleccionistatebeos.blogspot.com/2009/04/llega-en-mayo-el-trueno-color-e.html

miércoles, abril 29, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Pues le agradecemos mucho el aviso, amigo Javier.

jueves, abril 30, 2009  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home