Lady Filstrup (3ª época)

Dedicado a la música ligera, actores españoles y tebeos de Bruguera (porque sí, porque rima).

Mi foto
Nombre:
Lugar: El Escorial, Madrid, Spain

lunes, enero 01, 2007

Petra y el casto vodevil


Bueno por lo que se es (y también por lo que podría ser)

No es este burgomaestre amigo de valorar las cosas por lo que no son. Es esa afición muy extendida entre los críticos y analistas de las obras de todo tipo que los creadores han legado a la humanidad con una intención y que sus estudiosos han celebrado por haber resultado algo distinto de lo que originalmente habíase concebido. Y sin embargo, a veces uno cae en la tentación de considerar determinada creación desde un prisma diferente al que se usó para visualizarla en primera instancia. Es el caso de esta historieta de Escobar publicada en el Pulgarcito número 1460, en fecha 27 de abril de 1959.

A la sociología, por el humor

De Escobar ya dijimos, con motivo del comentario a propósito de su serie “Doña Tomasa, con fruición, va y alquila su mansión” que era el especialista de Bruguera en retratar mujeres protagonistas e independientes económicamente. No colocamos entonces a Petra en esta categoría y fue porque no consideramos entonces la etapa en la que Josep Escobar hizo que Doña Patro, la empleadora de Petra, tuviera a su cargo una pensión en la que tomara huéspedes. Este periodo, que se prolongó durante unos dos años (1959 y 1960) brindó a su autor la ocasión de mostrar una variada y abigarrada galería de personajes anecdóticos con la que enriquecer la serie. Si tenemos en cuenta que, por las mismas fechas, Escobar estaba también nutriendo de variedad de personajes su serie (antes citada) “Doña Tomasa, con fruición, va y alquila su mansión” en el DDT, resulta que el creador de Carpanta estaba, podemos afirmarlo, en estado de gracia, en la cúspide de su capacidad. Suyos son los mejores “retratos de grupo” del costumbrismo coral y humorístico del tebeo español. Antes de encastillarse (y encasillarse) en el éxito masivo de los Zipi y Zape de los setenta, Escobar desplegaba las mejores armas de su talento reflejando la económicamente débil sociedad española de sus Blasas, Tomasas, y Trinis, o de su archifamoso Carpanta (por aquel entonces, acompañado del perro Manduca). Pues bien, inmersa en esta etapa dulcísima de su autor, encontramos esta historieta que, siendo fenomenal considerada como inocente diversión infantil, podía, al mismo tiempo, interpretarse desde una óptica algo más adulta.

La historieta en cuestión

Uno de los huéspedes de Doña Patro (don Federico) necesita tener la seguridad de que va a despertarse a una hora concreta y temprana para coger un tren que sale sin espera posible. Para ganar la certeza de que no perderá el medio de transporte, confía en Petra su despertar matutino. Ésta, no del todo convencida, demanda de otro huésped (don Matías) que la despierte a ella, a su vez. El segundo huésped en danza, no queriendo defraudar la fe de la criada, se dirige a una huéspeda (doña Claudia) para que sea ésta quien le despierte a él y así él poder cumplir con Petra. La mujer en quien este segundo huésped ha depositado su confianza recurre al primer huésped para tener la convicción de que será despertada a la hora convenida. La consecuencia de esta cadena de favores es que nadie llama a nadie y el primer huésped no sólo pierde el tren, sino que resulta ser el culpable de ello, por no haber llamado a quien tenía que haber despertado a quien tenía que haber despertado a quien tenía que haberle despertado a él.

El casto vodevil

Hay una viñeta en la historieta, aproximadamente en su mismo ecuador, que da una clave para interpretarla desde un punto de vista vodevilesco. Es esa viñeta de ahí arriba, con doña Claudia como subiéndose por el marco de la puerta, en la que podemos ver, sin ningún género de dudas, cómo una mujer se insinúa a un hombre, mostrándose, verdaderamente, muy dispuesta a hacerle un favor personal. Esta actitud, en un Pulgarcito (revista de historietas para niños) está algo fuera de lugar, y dice mucho de hasta qué punto Escobar excedía los estrechos márgenes en los que se veía obligado a desarrollar su arte. A partir de la visión de esta viñeta, este burgomaestre, por lo general, lector ingenuo (tanto de los tebeos, como de la actualidad política en general) recapituló una serie de hechos incontrovertibles que arrojaban como saldo que se encontraba ante un casto vodevil:

1) En la historieta, los hombres y las mujeres ponen su confianza en personas del sexo contrario a espaldas de las personas del sexo contrario con las que han llegado a un acuerdo previo. Este punto define, por sí solo, la esencia del vodevil (y de las 3 cuartas partes de la dramaturgia en general).

2) Abundancia de puertas. Las puertas son el lugar de encuentro de las cambiantes parejas. El juego de puertas es fundamental en un vodevil

3) Presencia de camas. La exhibición de los personajes utilizando este mueble, aunque sea empleado sólo para dormir, coloca a la página del tebeo a dos pasos de romper tabúes. Un vodevil precisa contener camas.


4) Al final de todo vodevil existe una “puesta en común”,. Todos los personajes confluyen en el escenario y se explican. El marido burlado se ofusca y se mesa los cabellos. En la historieta de Petra, lanza la exclamación final: “¡No, si la culpa la voy a tener yo, de haber perdido el tren!”, que sería tanto como lamentarse, en un vodevil, de haber sido el responsable de llevar cuernos.

Y 5) Aunque Escobar no incurra en ningún desliz escabroso o libidinoso, hace una referencia explícita al placer. A ese placer que se siente después de hacer un favor al prójimo (en el caso de don Federico, a una prójima bastante coquetuela llamada Claudia).

Escobar, dramaturgo al fin, dispone sus personajes como un director de escena y les hace actuar admirablemente. Pocas veces una viñeta “ha sido” un escenario de forma más clara a como podemos ver que sucede en las historietas de Escobar (Concretamente, en la penúltima de esta de que nos ocupamos hoy, la comparación es obligada, de puro evidente). La gestualidad de los “ninots” de Escobar, por otra parte, es claramente teatral y la puesta en escena de su creador, digna de la farándula. Las historietas de Escobar son las mejor dialogadas (en el sentido teatral tradicional) de todo Bruguera, y sus personajes, los mejores actores, los que consiguen las interpretaciones más cálidas y naturales. Obsérvese, con el debido detenimiento, cómo escuchan los personajes de Escobar (Petra, en la primera viñeta), cómo se miran por encima del hombro (Petra, después de hablar con don Matías), o cómo se encolerizan (don Federico, a las nueve tocadas, o lanzando su conclusión final). Y si alguien duda de las palabras de este burgomaestre, le invito a leer nuevamente este casto vodevil, una joyita más de las muchas que componen el tesoro semi-enterrado del Universo Bruguera.

PD: En cuanto al gusto de dibujar, al mero grafismo...¿Qué decir de esta viñeta final? ¿Cabe mayor naturalidad, mayor elegancia, mayor expresividad, mayor simplicidad en unas líneas al servicio de un arte narrativo, en menor espacio?

23 Comments:

Blogger Los Burgomaestres said...

Feliz año nuevo, compañero y amigo burgomaestre, y amigos de Ladyfilstrup. ¡¡¡Sí que le rebosaba a Escobar el teatro, y por litros cúbicos!!! ¡¡¡Muy bien visto, y muy bien explicado!!! ¡¡¡Y vivan los quicios de las mancebías!!!

lunes, enero 01, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

jajajajaa! Ese, ese es el quicio que nos saca de vicio, digo, de quicio. Y, por supuesto: MUY FELIZ AÑO NUEVO A TODOS LOS AMIGOS DE LADY FILSTRUP!! ¡¡ARRIBA LOS CORAZONES (Y LOS TEBEOS)!!

lunes, enero 01, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

Acorde estoy -¡¡¡ cómo no !!!- con lo de la facilidad poderosa de Escobar para la dramatización de más de una situación.

De esos nuestros genios -supongo que lo saben. sorry-, él y Muntanyola escribieron para el Teatro.

Ya puesto (a riesgo de estorbar, acaso), dejo aquí (enmendado) el bloque atlántico sobre Escobar y su teatro; por si sirviera a alguien más:

TEATRO (editado):
1956 Assaig general (Nereida: Biblioteca Gresol, núm.26; 1957); en 1981, reedición (Antoni Pi-cazo: Teatro Català, núm.2)

1960 A dos quarts de set, rapte! (Millà: Catalunya Teatral, núm.91, época II; 1963)

1965 L’altra cara de la Lluna (Millà: Catalunya Teatral, núm.106; 1968)
--

lunes, enero 01, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

¿Qué ha de estorbar, su comentario sobre Escobar? Oportuno, por supuesto es ¡Pardiez! Y encarecidamente que se lo agradecemos, ¡como debe ser!
(Pero ¿por qué estaré hablando así? ¿Me durará aún la resaca?¡Ay de mí!). En serio, su contribución es utilisíma y se agradece en consecuencia. Aporta los datos precisos que la intución de este burgomaestre (o su pereza mental) tan sólo apunta. En confesión: sí sabía que había estrenado obras de teatro, maese Escobar, pero cuáles y si se habían editado y cómo y cuándo... Pues no se había tomado la molestia de estudiarlo. ¡¡Así le va a uno!!

lunes, enero 01, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

>>>¿por qué estaré hablando así?>>> (Un Burgo...; incluso el otro)

Recurre a usted al castellano antiguo porque, en el fondo, no quiere reconocer -y su inconsciente le traiciona, so inconsciente, que es usted un inconsciente- que la mejor historieta brugueriana de toda la historia de la Historia fue (es y será) "Las tremebundas fazañas de Don Furcio Buscabollos".
--

martes, enero 02, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Voto a tal, que será como usted dice, que las tremebundas fazañas del mentado Furcio son las más fermosas et
donosas de las fazañas que el mundo ha visto, voto a bríos! Pero bueno, lo del Morfeo Pérez tampoco estaba nada mal... o lo de Ángel Síseñor, o lo de Sisebuto, detective Astuto, o... En fin, usted ya sabe.

martes, enero 02, 2007  
Blogger jaumejoan said...

Feliz año nuevo amigos, y aprovechando la puntual información de Jesús Cuadrado, un consejo: si alguna vez tienen ocasión de ver la obra de teatro de Escobar, "Ensayo general", no se la pierdan,es francamente fresca, ocurrente y llena de gags de los buenos.
Un abrazo para todos y mucha fortuna para el 2007!

martes, enero 02, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Muchas gracias, amigo jaumejoan, por el comentario, el saludo, la felicitación y la recomendación teatral. ¡Ojalá tengamos ocasión de verla representada (o de leerla, que es como se representa mejor una obra de teatro)!

martes, enero 02, 2007  
Blogger Gordito Relleno said...

Divertidísima la historieta y absolutamente representable. Es más: si Cruz y Raya o alguno de los humoristas televisivos llevaran este guión a las 625 líneas seguro que más de una carcajada arrancaban.

Ah, y yo también me 1 a las felicitaciones por el año nuevo: FELIZ AÑO SIETE
Y A TODOS UN ABRASETE

miércoles, enero 03, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Me hace usted pensar, amigo Gordito, con su comentario, que esta historieta representada en nuestra televisión, hoy en día, no creo que estuviera tan bien realizada. El maestro Cuadrado lo juzgará con mejor criterio que este indocumentado burgo, pero, mirando la riqueza de encuadres y la limpieza narrativa que tiene este simple historieta, dudo que en la televisión que se hace hoy se alcanzara un nivel parecido. Y menos en un show de humor, que se graban, en general, con el mínimo cuidado posible. O eso parece. No sé. En cuanto al humor en sí... hummmmm Hay pocos que se dediquen a hacer reír a la gente hoy en televisión que no rematen sus ocurrencias con dos o tres tacos hilvanados. Cosa que a Escobar, bien dotado de ingenio, no le hacía ninguna falta. Ojalá, mi querido amigo Gordito, ojalá viéramos cosas así en la televisión que se hace hoy. Y ojo, que uno no está criticando toda la producción televisiva actual, ni mucho menos. Se hacen cosas muy buenas(aunque no sabría decirle cuáles).

miércoles, enero 03, 2007  
Anonymous Discómic,(Cayetano). said...

Perdonen que les moleste de nuevo,(¡se chinchan con un buen jamón!,je,je.).
¡Ahh,entrañable Petra!,las historietas también sufrieron la horrible censura,como otros medios,los autores se las "veían",pero muchos metian dibujos escondidos.
Entre éstos,fijénse en la viñeta del baúl,a la derecha,con las asas,se forma una cara con gafas,trazada a mas línea obscura,(parecida a una caricatura de fraga),o quizás especie de autoretrato o algún dibujante homenajeado de la época,me suena ese rostro,al momento de estas líneas...no lo pillo.
Bueno,haber si algún Amigo dá con éste enigma digno de O'Jal,un cóctel,mezclado,no revuelto,Anacletado.
Saludos,Buen Año y ¡Felices Reyes!.

miércoles, enero 03, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Caramba, amigo discómic, lo suyo es tremendo. Es verdad que, con los refuerzos del baúl (que parecen unas gafas de montura gruesa) la curva de la tapa (que semeja un cráneo) y el asa, que hace de nariz, "sale" una cara... pero: ¿pretende usted que tal prodigio se haya obrado de forma intencionada? Pues igual sí. ...(???)-Un burgo perplejo- Y muy feliz año para usted también y que los Reyes le sean muy propicios.

miércoles, enero 03, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

>>>un show de humor, que se graban, en general>>> (Burgo)

Je je: usted lo ha dicho.

La conocida como "gramática Trueba".
--

jueves, enero 04, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Sí, sí, don Jesús,...Gramática o "dramática" o "asmática" o lo que sea...

jueves, enero 04, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

Dramática, no.

Sería insulto.

Para otros que sí inventan.
--

jueves, enero 04, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Bueno, quería decir "dramática" no en el noble sentido de la palabra, sino en el peyorativo. Pero bueno, es lo que tiene andar jugando con las palabras... que las carga el diablo. Aunque no hacen tanta pupa como otras cosas, mucho más dañinas. Como por ejemplo: los lunes.

jueves, enero 04, 2007  
Blogger Aswad said...

Ay, señor, cómo me gusta pasarme por este blog de vez en cuando, a reírme y a maravillarme. Cuánto les agradezco su labor! ¡gracias gracias!
A Petra siempre la he visto de vedette cómica, qué quieren que les diga, o de actriz de carácter en las Revistas Musicales de los años cuarenta, tiene recursos de Soldevila y de Gracita Morales, y de Beatriz Carvajal cuando hacía de criada para todo.
¡La buena de Petra viene de la Revista Musical, seguro, seguro!

viernes, enero 05, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

Pues para nosotros es un verdadero placer contar con sus visitas. Sea bienvenida a este su weblog tantas veces como guste. Este burgo se ha tomado la libertad de consultar su perfil bloggero y, sumado a su comentario a propósito de Petra, me ha permitido formarme una idea de usted aproximada y apasionante. Si no lo ha hecho ya, le invito a revisar entradas antiguas, seguro que encontrará algunas de su gusto (si me permite la presunción).

viernes, enero 05, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

>>>...mucho más dañinas. Como por ejemplo: los lunes...>>> (Burgos

Ejem: por acá... disienten:

A)
>>>… cuando un texto nace, y se rompe así ese silencio, quedan los nombres sin sombra alguna, y deben entonces escribirse prietos: gracias a mis amigos de los lunes, protectores de cada idea…>>> (Karim Taylhardat, en “Pequeña Lulú. La grumete huérfana)
>>>

B)
>>>… gracias… al Colectivo Lápiz de Tinta: más que nada, por rom-per con la reputación triste y aburrida que el mundo atribuye a los lunes. (Eduardo De Salazar, en “Los Buscema. Héroes es su bru-ma”)
>>>

---

domingo, enero 14, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

¡Ay, admirado don Jesús! Tengo la certeza de que sus amigos y colaboradores Karim Taylhardat y Eduardo de Salazar disfrutan los lunes de unas circunstancias de las que este pobre burgomaestre no participa. En caso contrario, no dude que daría vivas a los lunes en medio de la calle.
Los lunes de este burgo son una cosa mala. Como una peli de José María Zabalza o peor. No, sin duda: peor, que con las pelis de este señor, de tan malas que eran, se aprendía mucho.

domingo, enero 14, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

¡Por Zeus, qué me dice!

Zabalza era un acratón encantador.

No sé si les conté... (si me repito, abrónquenme... que en su derecho estarían).

Cebollando: yo trabajé en sus pelis. Algo brillante el tema. Don José y su gente montaban un decorado trifacial frente a un larguísimo travelling en paralelo: estaba la oesteada, en otro segmento lo terrorífico, en otro de, no sé, lo que fuere.

Nos vestíamos de cawboys: “¡Cámara, acción, travelling!”.

Y luego: “¡¡¡ Corten; cámbiense los del contrato B !!!”.

Aparecíamos de médicos o enfermos, y tal y: “¡ Cámara, acción, travelling !”.

Y en después: “¡¡¡ Corten; cámbiense los del contrato C !!!”.

Y tal y tal; o sea, los de la C y eso.

Grandioso, ¿no?

¡ Qué tiempos !

¡ Qué amor al cine tan desde dentro. Y por un bocata y poco más, jo ¡ Y el Jacinto Molina por allá, en plan fachendoso… intentando, sin éxito, ligarse a nuestras chicas...

Grande; el Zabalza, digo.

(Tiene un libro soberbio: “Letreros de retrete y otras zarandajas”, 1975; yo diría que la cubierta es verde musgo o algo).
--

martes, enero 16, 2007  
Blogger Los Burgomaestres said...

JO! Me daba en la nariz que lo del Zabalza no le dejaría indiferente...¡¡pero ha superado mis espectativas!! Ya pensaba yo que este señor tenía que ser un fuera de serie. El Jacinto Molina se limita a describirlo como a un borracho irresponsable, en sus memorias, pero eso mismo me hacía intuir que tenía que ser un tipo interesante. ¡¡Que manera de hacer cine!! Mejor, aún: ¡¡qué manera de hacer películas!! (que es lo grande).

martes, enero 16, 2007  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

Ya le digo.
--

miércoles, enero 17, 2007  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home