Lady Filstrup (3ª época)

Dedicado a la música ligera, actores españoles y tebeos de Bruguera (porque sí, porque rima).

Mi foto
Nombre:
Lugar: El Escorial, Madrid, Spain

lunes, diciembre 11, 2006

Compás de espera y felicitación

Después de unos días de desconexión, este burgomaestre se dispone a pergeñar una nueva entrada para este weblog (o lo que sea). El tema escogido, obligado en estas fechas, es el de los almanaques y, como le viene pasando a este burgomaestre, el tal tema se ha revelado un bocado demasiado grande para tragárselo de golpe. Por esa razón, este burgomaestre solicita paciencia de los amigos de Lady Filstrup y confía en poder terminar “la cosa” antes de las inminentes festividades navideñas.
De momento, como anticipo de las muchas curiosidades que los almanaques encierran en sus páginas, vaya esta felicitación debida al lápiz de Ibáñez, que nos sirve a los burgomaestres para desear felices pascuas a los asiduos lectores de este weblog y , al mismo tiempo, pone de manifiesto la nefasta política que la Editorial Bruguera puso en práctica a partir de la mitad de la década de los setenta, que la llevó a morir de éxito. Fue tal la masificación de la producción de tebeos que el descaro, el desahogo y la desvergüenza llevaba a los responsables de las publicaciones a despreciar a su público hasta extremos en verdad inusitados, como es el presente caso. Mal está, amigos lectores, reeditar sin ningún criterio y sin respetar la obra original, remontar historias antiguas para hacerlas pasar por nuevas, o juntar con viñetas “de remiendo” historietas de una página para transformarlas en historietas de dos o de cuatro páginas, etc, etc..., pero poner (como es el caso aquí mostrado) en la página de apertura de un almanaque del DDT para 1975 la ilustración originalmente hecha para el almanaque de Tio Vivo para el año 1962 se aproxima a niveles de desfachatez que lo dejan a uno estupefacto. ¿Cuántos lectores del DDT de finales de 1974 se debieron preguntar quiénes eran esos personajes que podían verse en la página 3 de su tebeo recién comprado? Al precio de 30 pesetas (que no era ninguna ganga en esos tiempos), un niño, seguramente nacido años más tarde de la publicación original de la página de Ibáñez, debía preguntarse quien era aquella mujer de nariz de loro (la Rosalía de Cifré, fallecido en 1962) o los gemelos esos que parecían dos Filemones (Marcelo y su hermano gemelo, de Conti), o el Caco Bonifacio y su compinche (de Enrich), o la señora del delantal (Blasa, portera de su casa, de Escobar), o el señor que acarrea un televisor (Don Tele, de Cifré), o el siniestro personaje semejante al Mister Hyde encarnado por John Barrymore (el Profesor Tenebro, de Escobar), o el atribulado grupo familiar (la Familia Repanocha, de Tran), o el trío formado por el señor con monóculo, el mayordomo y el loro (Bautista, Enriquito y Don Benito, de Sanchís), o a los que intentan trepar el terraplén (el sabio Megatón y su ayudante, de Cifré), etc, etc... Por otra parte, a los que sí debía conocer, es decir, a los señores de Alcorcón, a Agamenón, Mortadelo y Filemón, a los habitantes de 13 Rue del Percebe (es decir, a los personajes aún vigentes, con la sola excepción de Zipi y Zape) no los encontraría, por mucho que los buscara, en el resto del flamante almanaque. Doble insulto y doble falta de respeto al sufrido lector. Con semejantes prácticas, sorprende que todavía aguantara tantos años la editorial responsable de tales desaguisados. La explicación la encontramos en el talento inmenso, inexpugnable e irreductible que latía en el fondo de todo el tinglado, ese talento deslumbrante de unos artistas que sustentó mientras pudo (con, incluso, algunas significativas defunciones en el camino) una empresa que creció tanto que ya no pudo sostenerse. En la próxima entrada encontraremos muestras señeras del genio de esos artistas que cimentaban el crecimiento de la editorial, especialmente dedicados, en fechas como estas, a la tarea de ofrecer a los quioscos hermosos almanaques.
PD: la ilustración de Ibáñez apareció en bitono en el Almanaque para 1962 de Tio Vivo. En el Almanaque del DDT para 1975 se publicó en rutilantes colores. Algo es algo.

18 Comments:

Anonymous Trabucaire said...

Baste agradecer de nuevo a este burgomaestre que a tan intempestivas horas de la noche, nos agradece a los insomnes con tan curioso descubrimiento (ése de la portada tardía). También decirle que espero con "ansía" su próximo "post" dedicado a los almanaques ... ¡Por cierto! bonita palabra ... almanaque: almanaque.
(Del ár. hisp. almanáẖ, calendario, y este del ár. clás. munāẖ, alto de caravana, porque los pueblos semíticos comparaban los astros y sus posiciones con camellos en ruta).
1. m. Registro o catálogo que comprende todos los días del año, distribuidos por meses, con datos astronómicos y noticias relativas a celebraciones y festividades religiosas y civiles.
2. m. Publicación anual que recoge datos, noticias o escritos de diverso carácter. Almanaque de teatros, político, gastronómico.
3. m. pl. coloq. Cuba. Años de edad.
hacer ~s.
1. fr. coloq. hacer calendarios.

lunes, diciembre 11, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Amigo trabucaire, la nueva entrada ha empezado a escribirla usted, con esta interesantísima aportación. Y, a propósito, que los camellos representan un decisivo papel en todo esto de los almanaques, como se puede comprobar viendo alguna que otra portada del Tio Vivo, por ejemplo...

lunes, diciembre 11, 2006  
Blogger choko said...

¡Cuánta razón en tan poco espacio!
La imagen de Ibañez aunque falta de su contexto es preciosa, y, claro, de lo más dinámica como acostumbra el autor. Por comentar una cosa que me ha llamado la atención, me parece que aquí se nota que Ibáñez era más novato por la forma que respeta el estilo de los personajes que no son suyos, en concreto los de Escobar, los Zipi y Zape que aparecen en algunas portadas de Super Humor que Ibañez hizo parecen más niños "Ibañezcos", aquí se parecen más a los de su propio autor (esos ojos diferentes a los del resto...)
Vamos digo yo...

lunes, diciembre 11, 2006  
Blogger Ichbi Chuchuju said...

aunque sea corta es una interesante entrada. Por cierto, yo ya me he pasado a Blogger Beta. Y por cierto (otra vez) yo fui en el puente con mi hermano a Madrid y mi hermano se compro en una tienda de comics antiguos tropecientas revistas jauja tropecientas revistas Garibolo unas cuantas TBO unas dos superlopez y unos cuantos tomos recopilatorios. Yo que compro menos (soy más ahorrador) me compre el album de gente peligrosa del maestro vazquez.
Por cierto cuando publico Vazquez en el 82 en las revistas Vamonos al bingo casi todos los dialogos son distintos del album que yo lo tengo.
En el de la revista Vazquez tiene bigote y en el del album si. Y la mayoria de los bocadillos estan cambiados y tambien algunas partes del guión.

lunes, diciembre 11, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Buenas, como burgomaestre lapa, yo también les deseo a todos los amigos de Ladyfildtrup (y especialmente a mi compañero y amigo el burgomaestre) ¡unas felices pascuas!

lunes, diciembre 11, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

En primer lugar, agradecer los amables comentarios de choko, ichbi y de mi amigo y compañero burgo. En segundo, felicitar a ichbi por sus recientes compras, que espero que las disfrute especialmente los próximos días, en el calorcito del hogar (¡Qué buena época para leer tebeos, esta que viene!!). En tercero, coincidir con la opinión de Choko al respecto de que el Ibáñez más novato era más mimético a la hora de interpretar personajes ajenos de lo que acabó siendo, que acabó no siéndolo en absoluto, claro. La ilustración, sí, era estupenda y muy dinámica, pero estaba mucho mejor en su sitio (en el Tio Vivo de finales de 1961) que donde acabó apareciendo, en una revista completamente distinta, doce años después.

martes, diciembre 12, 2006  
Blogger choko said...

Eso no se lo discute nadie, señor burgo, más que nada porque tiene usted más razón que un santo (suponiendo que los santos siempre tengan razón que tal como está el patio no sé yo...)
Lo que hicieron las editoriales de esta época con los derechos de los dibujantes (más que nada pasarselos por los forros) es de un miserable que tira de espaldas, pero bueno, la imagen es bonita.

martes, diciembre 12, 2006  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

¡Ay...!

>>>
Almanaque. Tebeo anual con más páginas de las habituales que aparece en el mes de diciembre para conmemorar el fin del año; recibe este nombre por su sinonimia de calendario o publi-cación que resume un año vencido y que prepara la llegada del siguiente. Es práctica en desuso y de una fuerte emotividad nostálgica.
>>>
--

martes, diciembre 12, 2006  
Blogger Ichbi Chuchuju said...

se que es una pregunta estupida pero: usted tiene algun de tipo de Messnger asi sea: Msn Messenger, AOL Messenger, YaHOO Messenger o Gtalk

martes, diciembre 12, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Lo de la nostalgia, admirado Don Jesús, es una de esas cosas que uno querría evitar pero que, en casos como el presente, resulta del todo inevitable. Así que le prevengo a usted y a los demás amigos del weblog: Me voy a poner nostálgico.
Amigo ichbi, este burgomaestre tiene una cuenta de esas de Messenger, lo que no tiene es la costumbre de tenerla activa. Total, apenas se detiene en el ordenador y cuando lo hace es siempre con prisas, con muchas prisas.

martes, diciembre 12, 2006  
Blogger Gordito Relleno said...

Bonita estampa del Ibáñez "más clásico" como dicen ahora. A mí esta época ibañezca es la que más me gusta. Hablando de los almanaques, poco que añadir a la certera definición de Don Jesús. Sólo me queda una duda: ¿tiene que ver la denominación con que viniese incluido en el ejemplar un calendario del año nuevo? Lo digo porque en el TBO solía venir siempre y yo pensaba que era una forma de diferenciarlos de los denominados Extras de Navidad. Me parece que en Bruguera no era costumbre.

miércoles, diciembre 13, 2006  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

Aunque de la competencia fueron...

... ojéense (y hojéense) los deliciosos almanaques de "TBO".
--

miércoles, diciembre 13, 2006  
Blogger Mortadelón said...

Preciosa ilustración la de Ibáñez, que me era desconocida.
Es una pena que se haya perdido la tradición de los almanaques tebeiles (o los especiales de Navidad), pero, eso sí, nos inundan la librería con novedades o edicionas carísimas de los mismos tebeos, véase Norma.
Siguiendo los almanaques, los recuerdos que tengo, es de que al final de su exitencia en Bruguera, se usaba material reeditado y mucho relleno. Ya no tenía la magia de los más clásicos, con historietas originales enteramente navideñas. El caso concreto del Tio Vivo para 1969(que es el que estoy refiriendo en el blog), con un elemento en común para todas las historietas, Rompetechos, es un claro ejemplo de la creatividad y originalidad de esos almanaques, de la ilusión con que eran producidos y editados, y el grado de implicación de sus autores. Me hubiera gustado ser lector en esa época para ver mi reacción ante aquella maravilla.

miércoles, diciembre 13, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Admirado Don Jesús, su recomendación no puede ser más oportuna. Efectivamente, los Almanaques de TBO son deliciosos y, abundando en la definición que nos aportó en un comentario anterior y que el amigo Gordito tan acertadamente comenta, los de TBO sí se correspondían en mayor medida con el cocepto de almanaque, mientras que los especiales de Bruguera, a pesar de mantener la misma nomenclatura, respondían menos a las características propias de dicho concepto. Y a propósito de lo que apunta el amigo Mortadelón, en efecto, media un verdadero abismo (de más de tres décadas de profundidad) entre los almanaques primeros y los últimos. Ni la creatividad, ni el esfuerzo, ni la ilusión, ni la calidad eran las mismas. Como quedará patente en la próxima entrada, se pasó de unas obras de creación colectiva perfectamente coordinadas a, paulatinamente, ir convirtiéndose en vulgares contenedores de material de aluvión. Ese almanaque de Tio Vivo que usted menciona, para el año 1969 fue quizá el último hecho a conciencia y con la peculiaridad de tener a Rompetechos como leit-motiv o hilo conductor en busca de su página. El verano siguiente se repitió la experiencia con el Extra de Verano de la misma revista, en el que los conductores eran Pepe Gotera y Otilio, que también se paseaban a lo largo y ancho de sus páginas.

miércoles, diciembre 13, 2006  
Anonymous PetisoCarambanal said...

Buen< entrada, como siempre, amigo burgo. Precisamente ahora tengo en mis manos el Almanaque para 1976 de Pulgarcito, que ya no se parece ni de lejos a los primigenios y en el que claramente se ve las refundiciones de historietas para hacerlas más largas; por ejemplo la de Rigoberto Picaporte, que intercala al Rigo más antiguo con el más moderno en la misma página... en fin. La única ventaja que veo yo pero, claro, desde la óptica de este año, es ver reunidos a Tribulete o a toby, zipi y zape, las hermanas Gilda, Carioco, Don pio, carpanta... pero coincido que a los lectores de aquella época no les haría ninguna gracia ver las historietas repetidas. Pues eso, un saludo a todos y felices fiestas.

jueves, diciembre 14, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Gracias, amigo petiso, pero esto, más que una entrada es una especie de nota...más o menos afinada. El caso es que ya habrá visto que este burgomaestre ha vuelto a dar la nota, con una nueva entradilla de liviano peso. Próximamente, saldrá la gorda. Palabra.

viernes, diciembre 15, 2006  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

No se mosqueen.

A partir de 1966 (incluso antes, yo diría: 1964)... casi todos los tebeos de Bruguera repetían historias.

Son avatares de la industria que ya, ay, jamás nadie nos contará (salvo que apareza el archivo uruguayo, o así, de don Rafael González...).
----

domingo, diciembre 17, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Hombre, don Jesús, mosquearse a estas alturas, cuando estamos hablando de desmanes del siglo pasado... no tendría mucho sentido. Si ya comprendemos que, prácticamente, debido a su crecimiento desmesurado, Bruguera estaba obligada a reimprimir historietas, lo que pasa es que en ocasiones se excedía en esta práctica no poniendo en ella el menor cuidado, como en el caso presente o en el de la posterior entrada. No era necesario confundir los personajes de una revista con los de otra. Pero bueno, desde luego , visto hoy, tal vez todo dé lo mismo... Y más después de haber perdido la final de Mundial de Clubs!!! ...Buáaaah!

domingo, diciembre 17, 2006  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home