Lady Filstrup (3ª época)

Dedicado a la música ligera, actores españoles y tebeos de Bruguera (porque sí, porque rima).

Mi foto
Nombre:
Lugar: El Escorial, Madrid, Spain

domingo, enero 15, 2006

Dos ilustraciones del 58





Hoy en los noticiarios se anuncia que la sonda espacial Stardust regresa al planeta con una interesantísima carga de polvo cósmico que recogió de la cola del cometa Willd 2, lo que nos permitirá, tras unos diez años de estudios, saber más sobre el origen del sistema solar. Quizá no nos sirva, en cambio, para explicar qué sentido tiene montar una especie monstruoso circo gigante a motor (alimentado por millones de euros) y llevarlo a las arenas del desierto africano, y recorrer 9000 kilómetros para acabar atropellando a dos niños. La muerte siempre es absurda, pero a veces logra superarse.
Quizá tan absurdo como todo lo demás sea el empeño que nos mueve a los burgomaestres a rescatar de las toneladas de papel (papeles volanderos, no pensados para perdurar) trocitos escogidos de la obra de algunos artistas, profesionales honestos y sinceros capaces de cobrar por su esfuerzo y de regalarnos su talento. Porque como profesionales necesitaban y aceptaban encargos, pero como artistas (que no podían evitar ser) daban lo mejor de sí mismos. ¿Cómo, si no, explicar la existencia de la ilustración que encabeza esta entrada, debida a Jorge, en la que con tal maestría se relata y explica un retazo de vida, destinada a ocupar un exiguo cuadrado de cinco centímetros de lado? En el Can Can número 2, de febrero del 58, para ilustrar un cuento ("La época de la francesa") de Alfonso Paso, (el autor teatral más famoso del franquismo y esquilmador de la obra de su insigne suegro, Jardiel Poncela) se produce este milagro. Jorge ama su trabajo, Jorge se gusta, se recrea y disfruta con su esfuerzo, lo que nos permite hoy, tantos años más tarde, detenernos a disfrutar con él. Ni que decir tiene que, para este burgomaestre que les da la lata, el dibujo está varios mundos por encima del relato.

En el número 8 de la misma revista, publicado 6 semanas más tarde, es el gran Vázquez el que nos obsequia con una ilustración digna de atenta y admirada observación. En esta ocasión, el cuento se debe a Jorge Llopis, una firma mucho más habitual de la casa, se titula "El corsario Don Ernesto" y tiene bastante más gracia que el de Paso. Vázquez emplea un estilo sencillo, original, fresco y atrevido para mostrar el poder del séxo débil. Siete terribles piratas amedrentados por Lady Felisa, que maneja el rodillo de amasar que quita el hipo. Como para perder el garfio del susto.

PD: espero que esta vez se puedan ampliar las imágenes, porque si no, ¡maldita la gracia que tiene esto!! (Disculpen el exabrupto)

2 Comments:

Anonymous neochema said...

Una maravilla.
Aquí valdria eso de; una viñeta podría ser el mejor de los cuadros.

lunes, enero 16, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Pues celebramos que te haya gustado. Con esa intención lo pusimos ahí. Agradecemos el comentario que nos da ánimos para seguir a lo nuestro, amigo Neochema.

lunes, enero 16, 2006  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home