Lady Filstrup (3ª época)

Dedicado a la música ligera, actores españoles y tebeos de Bruguera (porque sí, porque rima).

Mi foto
Nombre:
Lugar: El Escorial, Madrid, Spain

domingo, marzo 05, 2006

Síseñor forever


Decir siempre que sí no es tarea fácil. Hasta Rodríguez Zapatero se ve obligado a decir que no, algunas veces. Y sin embargo, de la fecunda imaginación del Gran Vázquez surgió un personaje cuya esencia consistía en afirmar siempre “Sí señor”, fueran cuales fueren las circunstancias. Semejante ser, forzosamente, había de ser un ángel y así fue cómo su nombre estaba obligado a ser Ángel Síseñor.
El feliz acontecimiento del nacimiento de Ángel Siseñor se produjo en 1953, en noviembre o quizá en octubre, en la página 3 de un DDT que debió estar entre el número130 y el 135 (el primero en el que este burgomaestre puede certificar que aparece la criatura vazquiana). El dato debe constar, como todos los datos, en el Atlas de Jesús Cuadrado y si no él mismo, mi compañero o algún amable amigo visitante tendrán a bien aportarlo en algún comentario. Este zángano burgomaestre dice lo poco que sabe y lo que se imagina (que tampoco es mucho). Bien, como iba diciendo, Ángel Síseñor ingresa en el DDT ocupando el puesto que había dejado vacante el Violeto de García Lorente. Tiene un aspecto bondadoso y carente de elementos caracterizadores, similar al anterior vázquez Heliodoro, o al Calixto de Peñarroya, o al Casildo de Nadal. Pero su aspecto es lo de menos. Su caracterización es psicológica y representa uno más de los logros de su autor. Difícilmente, con una premisa tan coartante, se podía conseguir tal cantidad de soluciones argumentales. Ello tan sólo está al alcance de un gigante de su oficio, como lo fue Vázquez. Y se valió , tan sólo , de dos esquemas que, prácticamente, se sucedieron en el tiempo. En las primeras historietas, Ángel Síseñor es una persona servicial en el más puro sentido del término que, no sólo es incapaz de negarse a ayudar al prójimo, sino que está fatalmente obligado a hacerlo porque esa es su naturaleza. Es servicial porque no puede ser otra cosa, literalmente. Sea cual sea la exigencia (que muchas veces incurre en el abuso) Ángel Síseñor se apresta a brindar su auxilio incondicionalmente. Posteriormente, su “leit-motiv “ se convierte en el lema de lo inverosímil. Ya no es la respuesta atenta al desaprensivo que busca su ayuda, sino la afirmación de que lo imposible es posible, de que, por disparatada que sea la cuestión, para Ángel Síseñor no hay otra respuesta que “Sí señor”. Es entonces cuando Manuel Vázquez da rienda suelta a sus innumerables recursos imaginativos y traduce en imágenes “reales” los más absurdos sueños o las más improbables situaciones. En algunas ocasiones, Vázquez sucumbe a su afición de visualizar juegos de palabras (la especialidad de un personaje suyo posterior, el inspector O'Jal).
En las más antiguas historietas del personaje, Ángel Síseñor prácticamente repite su frase en cada viñeta en la que no está solo. Sólo modifica el “Sí señor” por un “Sí señora” cuando es obligado y siguiendo sus andanzas vemos cómo paga el recibo de la luz de todos sus vecinos de rellano, hace de rueda de un coche, intenta pasar moneda falsa, le da un habano explosivo a un guardia, es atracado por un ratero quien previamente le manda asegurarse de que no hay “moros en la costa”, estrella su coche contra un árbol, es atracado nuevamente, y otra más...¡¡y hasta se casa!! Y la causa de todos estos males no es otra que su propia naturaleza que le obliga, una y otra vez, a afirmar siempre, a no negarse jamás. Está tan enraizada la afirmación en su ser, que Ángel Síseñor tendrá que buscar el significado de la palabra “no” en un diccionario cuando se topa con ella (tal como aparece en el número 274). En el número 283, emite un “No señor”, momento histórico de la serie, que le lleva en volandas a consultar a un psiquiatra, convencido de haber perdido su salud mental. Es a partir de ese número, cuando empiezan a abundar los argumentos en los que lo divertido ya no son las consecuencias de la sumisión de Ángel Síseñor, sino las sorprendentes e inverosímiles soluciones, los verdaderos “Increíble pero cierto” que permiten afirmar aquello que costaba de imaginar. Con mucha frecuencia (y este recurso es un rasgo estilístico del humor según Vázquez) la solución, la pirueta, la da el gigantismo, la desmesura. Otras veces, la sorpresa viene dada por las distintas maneras en que el protagonista consigue. “decir” su frase: mediante serpientes encantadas, con el humo de un cigarro, por telegrama, arrastrándose,dentro de un saco, por la arena de una playa...
Por parte de los que todo lo interpretan en clave política y “a toro pasado”, a propósito, sin duda, de los primeros años de la serie, recuerdo haber oído o leído que este era un personaje que simbolizaba el sometimiento del pueblo español al régimen franquista. Yo creo que eso es reducir mucho la genuina grandeza del personaje y no haberlo entendido en absoluto. Ángel Síseñor no es esclavo de la autoridad, sino de sí mismo. De su instinto natural, de sus limitaciones intrínsecas. Como todos y cada uno de nosotros, vivamos en la circunstancia política o social que vivamos.
PD: una historieta que siguió el esquema, con mucha menor fortuna, por supuesto, del Ángel Síseñor vazquiano fue el Don Yalosabía de Cubero. Quede aquí constancia de su existencia efímera por la página tercera de los Tío Vivos entre, aproximadamente, el 150 de la primera etapa y exactamente el 58 de la segunda etapa de la revista (entre mayo de 1960 y abril de 1962). Anecdóticamente, la última viñeta en que aparece luce la marca de una patada en el trasero.
Nota 2: la cronología de las viñetas insertadas y su numeración es, por orden de aparición en la entrada: DDT 274 (agosto 1956), 135 (noviembre 53), 267 (julio 56), 246 (enero 1956), 284 (octubre 56), 289 (noviembre 56), 286 (noviembre 56), 409 (marzo 59), 622 (abril 63) y Tio Vivo 155 (junio 1960).

13 Comments:

Blogger Chespiro said...

Otro buen ejemplo del partido que, en manos de Vázquez, podían alcanzar personajes aparentemente limitados desde su concepción...¿Cómo imaginar el juego que llegaría a dar Angelito Gú-Gú?
Gran ingenio...sí señor.

domingo, marzo 05, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Efectivamente, amigo Chespiro, Angelito estuvo a punto de figurar en el post, como ejemplo de, justamente, esto que comentas. Pero ya me estaba extendiendo demasiado y así, con tu ayuda y la de los demás amigos el tema va quedando más completo. Gracias, como siempre.

domingo, marzo 05, 2006  
Anonymous choko said...

Parecido a Don Angel Síseñor, era el Inspector Yes, también de Vazquez, un detective que no aparecía nunca en el lugar de los crimenes y que sólo se comunicaba con sus contratantes por teléfono, diciendo tan sólo "Yes", ¡Aún así resolvía todos los casos!

lunes, marzo 06, 2006  
Blogger Gordito Relleno said...

Sí señor. Qué genial Vázquez resolviendo situaciones cómicas con una sola frase...

Y muy curioso el personaje de Cubero y ocurrente lo que contáis de la patada en el trasero. ¡La de personajes que se habrán quedado en una corta existencia o ni siquiera hayan visto la luz!...

lunes, marzo 06, 2006  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

¡ Oh, gracias !

No sé si es el mejor texto de aqueste espacio..., pero se le parece mucho.

(Felicidades, además).
--

lunes, marzo 06, 2006  
Blogger Chespiro said...

Jajaja, el Inspector Yes, mencionáis por ahí.
¿Cómo se puede hacer una historieta de protagonista elíptico? Buenísimo.

lunes, marzo 06, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Pues este burgomaestre tiene que confesar, totalmente avergonzado, que desconocía la existencia del inspector Yes...O es que ahora estoy más tonto de lo normal. ¿Me podéis decir dónde se publicaban sus investigaciones?
Gracias a todos por vuestros comentarios.

lunes, marzo 06, 2006  
Anonymous Señor Ogro said...

No consigo recordar, si es que alguna vez lo supe, dónde aparecían originalmente las andanzas del Inspector Yes, pero tengo el volumen recopilatorio de estas historietas, correspondiente al nº 23 de la colección Tope Guai!, publicado en 1989 por Tebeos S.A., filial de Ediciones B. Puede verse su portada aquí:

http://frunoflickr.blogspot.com/2005/10/099-los-casos-del-inspector-yes.html

martes, marzo 07, 2006  
Blogger Gordito Relleno said...

Yo tengo también ese recopilatorio y supongo que las historietas sueltas se publicaban en Guai!, aquel reducto donde se cobijaron Raf,Ibáñez,Vázquez,Escobar y Segura tras el cierre de Bruguera. El inspector Yes fue el heredero de O'jal, aunque éste resolvía los casos vía telefónica como bien dice Choko, y sin tener que acudir siquiera al lugar del crimen.

martes, marzo 07, 2006  
Blogger Chespiro said...

Je, pues todos tenemos el mismo recopilatorio.

martes, marzo 07, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

¿Todos? Pues no, este burgo confiesa abochornado que no lo tiene. Mi colección de "Guais" se acaba en el número 91 y todavía no sale este personaje. Habrá que buscarlo, a ver... Es que uno, ¿saben? ha tenido años tontos en los que se hizo mayor. Suerte que ahora me he recuperado un poco...

miércoles, marzo 08, 2006  
Anonymous Anónimo said...

Salió un Tope Guay (Tipo Olé) recopilando el Inspector Yes, yo lo tengo.

lunes, noviembre 12, 2007  
Blogger José Luis said...

Un personaje entrañable, lo recuerdo con mucha ternura.

jueves, julio 09, 2009  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home