Lady Filstrup (3ª época)

Dedicado a la música ligera, actores españoles y tebeos de Bruguera (porque sí, porque rima).

Mi foto
Nombre:
Lugar: El Escorial, Madrid, Spain

lunes, febrero 27, 2006

Serie 50 años de TVE: ¡Vamos a la cama!


En esta serie que le estamos dedicando a la imbricación de Bruguera con la televisión le toca el turno a un auténtico y singularísimo fenómeno popular: la familia Telerín. A pesar de haber transcurrido más de cuarenta años de su aparición en la pequeña pantalla, la serie creada a partir de los personajes de José Luis Moro, con todo y no tratarse, en principio, de nada más que de un spot de corta duración y en el que, encima, no había un auténtico argumento, más allá de la recomendación cantada de acostarse temprano, a pesar de todo eso, decía, la familia Telerín pervive en la memoria colectiva y continúa siendo una referencia para todos los telespectadores.
La editorial Bruguera, atenta a todo lo que pudiera suponer un buen negocio, alcanzó un acuerdo con Producciones Moro para la explotación de sus personajes. Y cabe decir que no suponía cualquier cosa, pues la Familia Telerín fue uno de los más notables y primeros ejemplos de “merchandising” concebido como tal y, probablemente, el primero en España de tales dimensiones. Como se puede comprobar en el aviso inserto en las páginas del Almanaque, la piratería industrial ya hacía sus pinitos en aquel lejano 1965, y ya cundía la preocupación empresarial por sus efectos.
El hecho es que Bruguera lanza en 1965 su Din Dan con la sana intención de capitalizar la popularidad de los personajes infantiles de la televisión de aquel momento, acompañando la labor ya emprendida por su prima hermana Tele Color, que desde 1963 hacía lo propio con los personajes de la productora yanqui de dibujos animados Hanna Barbera, entre otros. Din Dan adapta al mundo de las viñetas las andanzas de la familia Telerín, de las marionetas de Herta Frankel , del inefable Gustavo Ré, y hasta del extra-televisivo y universal Tintín. A todo esto hay que añadir algunas contribuciones propias, como son la serie “realista” “Pecas y sus amigos” con guiones de Victor Alcázar (Mora) y la serie infantil “Panchito y Mariló”, de Sanchís. Se trataba de una revista dirigida a un público infantil, de una edad inferior a la de las clásicas cabeceras de la editorial, que estaba llena de anuncios (en una proporción aún mayor que la ya existente en otras revistas de la casa) dirigidos a fomentar el consumismo infantil vía materna: Cola-Cao, Danone, La Casera, pegamento U-Hu, son algunas de las marcas más presentes.
El número que aporto en esta entrada es el almanaque para 1966, con portada de Sanchís, que es el dibujante que se hace cargo de las historietas protagonizas por los personajes de Moro: Cleo (la protagonista), Maripí (la nena rubita), Tete (el repeinado), Pelusín (el tartamudo sin ojos), Coletas (la niña de las coletas) y Cuqui (el Cocoliso de turno) a los que añade un papá, una mamá, un abuelito circunstancial y una chacha fija, teutona, por más señas. Cabe decir que el trabajo de Blas Sanchis Bonet (Sanchis) puede calificarse de competente, y que tampoco se le debe exigir más. Hay otra historieta fija de la Familita Telerín, dibujada por Torá, que ocupaba media página y resulta muy curiosa, pues está dedicada a la vacuna contra el bacilo de Koch: “La vacuna B.C. G. al bacilo hace puré”. Creo que los amables lectores coincidirán conmigo en que es uno de los temas más insólitos que han producido nunca una serie de historietas.
En este almanaque, además de las historietas de rigor (incluyendo una “suelta” de Peñarroya) encontramos interesantes reportajes sobre José Luis Moro (cuya parte gráfica reproducimos aquí, porque nos encanta ) y sobre Manuel Bermúdez (Boliche) de quien hablaremos en futuras entradas, momento que aprovecharemos para mostrar las historietas de Peñarroya que publicó en Tele Radio sobre este entrañable personaje. También, en próximas entregas traeremos muestras del trabajo de Joso adaptando las aventuras de Marilyn, la archi-famos perrita caniche de Herta Frankel y del trabajo de Escobar “animando” las otras marionetas de la misma artista.
José Luis Moro fundó con su hermano Santiago los Estudios Moro sobre la base del ágil lápiz de José Luis y el éxito les sonrió enseguida en el ámbito de la publicidad, los cortometrajes de animación (lo que le valió tener una oferta desde la dorada California, ni más ni menos que de Walt Disney) y en diferentes publicaciones infantiles y juveniles, hasta que llegó el fenómeno de la familia Telerín y su despliegue mediático a partir de 1964. Además de entrar en los hogares españoles a través del televisor, los personajes de Moro estaban presentes en infinidad de artículos de consumo, en los tebeos, en cuentos, en cromos y, por fin, en la gran pantalla cinematográfica, en la película “El mago de los sueños”, de 1966, dirigida por Francisco Macián. Años más tarde, José Luis Moro creó las sucesivas mascotas del “Un, dos, tres” , obteniendo un éxito especialmente clamoroso (y económico) con la primera de ellas, la calabaza Ruperta.
Nota: De las mismas fechas que el Almanaque de Din Dan para 1966 (noviembre del 65), son otras publicaciones Bruguera con las creaciones de Moro como protagonistas. Una es “Vamos a estudiar”, otra, que muestro aquí, “Vamos a cantar”, ilustrada en su totalidad por Jordi Ginés Soteras (Gin).
Nota2: las alucinantes viñetas de la serie dedicada al combate contra el temible bacilo de Koch están tomadas del número regular de Din Dan 29, de 8 de noviembre de 1965.

16 Comments:

Blogger Gordito Relleno said...

Muy interesante artículo STOP. Coincido burgomaestre gusto material fotográfico insertado STOP. Apoyo poner más material Sanchís, Joso, Torá, Gin y otros olvidados STOP.

Perdón por expresión telegráfica STOP. Hoy poco tiempo disponible.STOP. Saludos

lunes, febrero 27, 2006  
Blogger Fran said...

Burgomaestre es usted un crack, me encanta este blog, la de recuerdos que me vienen, siga así que blogs como estos no se ven muchos

lunes, febrero 27, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Bueno, amigo Gordito, precisamente, aquí de los que nos olvidamos es de los que se acuerda todo el mundo...(más o menos). De todos modos, lo que ya le anticipo es que por mucho que nos acordemos de Joso (por ejemplo) lo que no podemos decir es que fuera un genio, precisamente. Las cosas como sean...¿no? Y no se preocupe por la telegrafica expresión que, lamentablemente, comprendo perfectamente su falta de tiempo.
Gracias por el comentario y la amistad, mi buen Gordito. Y gracias también a usted por sus inmerecidos elogios, amigo González. Se pone voluntad, y nada más (que ni es poco, ni es mucho, es lo que hay).

lunes, febrero 27, 2006  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

>>>aquí de los que nos olvidamos es de los que se acuerda todo el mundo...(más o menos). >>>

Pues quiero un comentario en torno a "Ángel, sí señor".

¡¡¡ Buassshhhh !!!
--

lunes, febrero 27, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Sus deseos son órdenes, Don Jesús. Ahora bien, en lo que toca a cumplir órdenes, los burgos somos un poco indisciplinados. Se hará, se hará...

martes, febrero 28, 2006  
Anonymous Señor Ogro said...

Grtacias por este estupendo artículo. En mi infancia, cuando mis padres me llevaban al Rastro, era feliz si encontraban viejos Dindanes con las historietas de la Familia Telerín. Casi me daban ganas de vacunarme contra el malvado bacilo de Koch...

Hace poco he tenido oportunidad de ver la película "El Mago de los Sueños", y me ha sorprendido su gran calidad, teniendo en cuenta la época (y el país) en que fue realizada. Incluso a mis niños les gustó, a pesar de ser de la generación de Pokemon...

martes, febrero 28, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Gracias a ti, por leerlo, amigo Ogro. En cuanto a lo que nos cuentas de tus hijos...Bueno, los clásicos no entienden de generaciones. Sólo requieren que se les dé una oportunidad y siempre responden. Por eso son clásicos.

martes, febrero 28, 2006  
Blogger Gordito Relleno said...

Hombre, burgomaestre, en el saco de los olvidados hay muchos que no fueron genios, por eso sin duda están olvidados...Pero es gratificante recordarlos y poder comentar algo sobre ellos.

Joso no fue genial, pero ahí creó su "Escola de cómic" que sin duda le generó más ingresos que sus trabajos bruguerianos.

miércoles, marzo 01, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Sí, sí, ahí está su escuela de cómic, muy cerca de donde vivo, por cierto... A ver si me animo un día y voy y le pregunto ...No. Es que se me iba a notar que no me gustaba nada, nada, nada.

jueves, marzo 02, 2006  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

>>>A ver si me animo un día y voy y le pregunto>>>

Si usted va, y acá cuenta que fue...

... le retiraré el saludo, la palabra, la amistad y la herencia.

Que así conste.
---

lunes, marzo 06, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Pues nada, Don Jesús, por la herencia, que como todas las cosas importantes, se escribe con hache, soy muy capaz de desistir, definitivamente, de llevar a cabo semejante ocurrencia. Que así conste.

lunes, marzo 06, 2006  
Blogger Gordito Relleno said...

¡Atiza! Se vé que el señor José Solana,que así se llama Joso, no goza de buen cartel por aquí...

Yo no tengo el gusto/disgusto (tomen el que prefieran) de conocerlo y sólo sé de su trabajo en Bruguera (únicamente chistes, no le recuerdo personajes...Tengo que echarle una ojeada al Atlas, Sr.Cuadrado), y lo que sí confieso es que siempre me sorprendió que Joso tuviese una Escuela de Cómic y gente como Raf, Ibáñez, Vázquez o Escobar no...Claro, no tendrían tiempo de gestionarla al estar a tope de trabajo, o bien carecieron de esa inquietud mercantilista.

martes, marzo 07, 2006  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

>>>Se vé que el señor José Solana,que así se llama Joso,>>>

Y lo que es peor:

no sólo Solana; también Zapatero.

No, muy propesóico no me parece.
....

Joso (Josep Solana i Zapater). Santa Coloma de Gramenet (Catalunya), 1939. Dibujante / Guionista. Historietista y humorista gráfico de contenido lineal, sin grandes mundos, pero efectivo; creador de la Escuela de Cómic Joso, centro del que surgieron varios historietistas de los años ochenta (y sucesivos).

SERIES:
1958 El sabio Eureka (en Tío Vivo, sellos Der / Crisol)
1958 Ríase de... (en Tío Vivo, sellos Der / Crisol); colectiva
1958 Lidia y su hermanito Jaimito (en Tío Vivo, sellos Der / Crisol)
1960 Don Cuplé (en Tío Vivo, sellos Der / Crisol)
1966 Epitafio Perdigón, que no da ni con cañón (en Pulgarcito)
1965 Pepito Almendritos (en Tío Vivo, sello Bruguera)

PUBLICACIONES:
Avui || Bruguelandia || Catalunya Exprés || DDT || Dicen... || Din Dan || Lecturas || Mies Divina / Chiribín || Pepe Cola || Pulgarcito (y su Almanaque 1967) || La PZ || Pepe Cola || Rififí || Super Sacarino || Telediario / Tele Radio || Tío Vivo (sellos Der / Crisol, y sus Almanaques 1959 60; sello Bruguera, y sus extraordinarios Almanaques 1964, 66; Vacaciones 1965) || Video Comix Tex || Yumbo Almanaque 1960 (sello Clíper)

MONOGRAFÍAS:
1977 Entró, entró (autoedición)
--------

domingo, marzo 12, 2006  
Blogger doppelgänger said...

El señor José Solana Zapater y no Zapatero és una gran persona y además de todo lo que hizo para distintas editoriales, periódicos creó junto a sus hermanos una agencia de publicidad llamada Solana.Después el decidió seguir por su cuenta y montar una escuela dónde se pudiera aprender a dibujar, cosa que en aquel momento no existía.
Gracias a él muchos jóvenes españoles interesados por el cómic encuentran un lugar donde aprender a dibujar y a disfrutar del mundo del cómic de la mano de grandes profesionales.
La Escuela JOSO es la mejor escuela del mundo, el ambiente que se respira allí es buenísimo y cuando quieran pueden pasar a conocerla para así después poder hablar con propiedad.
MMMM qué mala es la envidia.

sábado, octubre 18, 2008  
Blogger Los Burgomaestres said...

Amigo doppelganger, le ruego disculpe a este burgomaestre si en algún momento ha dicho algo que pudiera ofender el buen nombre del señor Solana. Su iniciativa de crear una escuela para dibujar cómics me parece muy loable y me consta que ha tenido excelentes resultados. Tanto es así (que me parece loable la iniciativa y que tiene excelentes resultados)que, para que no dude de la buena fe de mis asertos, le cuento que hasta mi hija ha asistido a uno de sus cursos. Mire usted si valoro la labor de docencia que está haciendo la escuela de cómic Joso. Cosa bien distinta es su labor como creador de historietas en los años que colaboró con Bruguera y con la independiente publicación de Tio Vivo. Sus historietas me parecen muy poco recomendables. Las hizo siendo quizá demasiado joven e inexperto. El caso es que no me gustan ni pizca. Y eso no lo tengo porqué rectificar, ni lo rectifico. Por lo demás, estoy muy de acuerdo con usted, con una salvedad: la envidia no tiene porqué ser necesariamente mala. Puede ser el motor de grandes obras, de grandes realizaciones. Aunque, desde luego, ya le aseguro a usted que a este burgomaeatre la envidia no le mueve en absoluto.

sábado, octubre 18, 2008  
Anonymous Funestini said...

Para doppelgänger:
"Después el decidió seguir por su cuenta y montar una escuela dónde se pudiera aprender a dibujar"
Me parece estupendo que así lo hiciera, porque de ese modo, él mismo debió ponerse a estudiar con ahínco para recuperar el tiempo perdido mientras dibujaba esas birrias para Bruguera. Más arriba, Gordito Relleno, de una manera sutil, daba a entender que los grandes creadores no tienen tiempo ni ganas de "enseñar" a nadie porque están demasiado atareados produciendo su arte...

domingo, abril 20, 2014  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home