Lady Filstrup (3ª época)

Dedicado a la música ligera, actores españoles y tebeos de Bruguera (porque sí, porque rima).

Mi foto
Nombre:
Lugar: El Escorial, Madrid, Spain

sábado, agosto 01, 2009

Nos ha dejado Mary Carrillo

Una vez más, este burgomaestre se ve en la triste obligación de despedir a una gran figura de la escena española. Mary Carrillo (María Carrillo Moreno, Toledo, 14 de octubre de 1919, Madrid, 31 de julio de 2009) fue una de las más grandes actrices del panorama hispano y prueba de ello son los dos Premios Nacionales de Teatro que atesoraba (el de 1949 y el de 1961), la medalla del Círculo de Bellas Artes obtenida también en dos ocasiones (en 1948 y en 1982), el premio Ondas de 1969 ganado como mejor actriz de televisión, el Goya a la mejor actriz de reparto de 1995 por su papel en “Más allá del jardín” y también el premio de la Unión de Actores concedido igualmente en 1995 en reconocimiento a su trayectoria profesional. A tan brillante palmarés, cosechado en todas las modalidades de su arte que practicó, queda unido el aplauso general del público, que la admiró siempre, respetándola como a la luminosa estrella que era, en la que nada era oropel sino oro de ley.
Con quince años, Mary Carrillo se subió por primera vez a un escenario, actuando como tiple cómica en la zarzuela “Pelusa o el Regalo de Reyes”,del maestro Guerrero, en el Teatro Rojas de Toledo, pasando algún tiempo después a hacer el meritoriaje en la compañía de Hortensia Gelabert, de la que salió para ingresar sucesivamente en las de Pepita Díaz y María Guerrero. El estallido de la Guerra Civil la lleva a viajar a México con parte de la compañía de Pepita Díaz y de su marido, Manuel Collado, y con Alejandro Casona (como ya comentamos, por cierto, en la entrada que dedicamos en este weblog a Manuel Díaz González). Es en el país azteca donde se casará con el hombre de su vida, el actor Diego Hurtado, y donde debuta en el cine, medio en el que cosechará, al volver a España, un primer éxito sonado, premiado en el Festival de Venecia, como protagonista de “Marianela”, de Benito Perojo. Contaba entonces Mary Carrillo veinte años nada más, había tocado la cima de su profesión y tenía por delante un brillante porvenir. En el teatro se ganaría la admiración de personajes tan ilustres como Jacinto Benavente y la devoción de su director predilecto, José Tamayo, que la dirigiría en algunos grandes sucesos personales, como el de “La alondra”, de Jean Anouihl, que estrenaría el 14 de octubre de 1953 en el Teatro Español. Vendría después, tras un paréntesis de alejamiento del cine, su magnífico e inolvidable papel en “El pisito”, de Marco Ferreri (1958). En su devenir profesional, Mary Carrillo alternará en lo sucesivo el cine, el teatro y la televisión, con títulos, en el primer medio, como “Nueve cartas a Berta” (Basilio Martín Patino, 1965), “El love feroz” (José Luis García Sánchez, 1973), “Las truchas” (también de José Luis García Sánchez, estrenada en 1977), “El crimen de Cuenca” y “Gary Cooper, que estás en los cielos” (ambas de Pilar Miró, estrenadas en 1979 y 1980, respectivamente), “Entre tinieblas” (Pedro Almodóvar, 1983), o “La colmena” y “Los Santos Inocentes” (ambas de Mario Camus, 1982 y 1984). En el tablado, Mary Carrillo representó éxitos teatrales tales como “Buenas noches, madre”, que hizo junto a Concha Velasco, “¿Por qué corres, Ulises?”, al lado de Alberto Closas, “¿Quién teme a Virginia Wolf?”, de Edward Albee, la versión de “El Arcipreste de Hita” que dirigió Adolfo Marsillach y que la reunió en escena con José María Rodero y Nuria Torray, y un largo etcétera de títulos en el que se incluyen “La casa de los siete balcones”, de Alejandro Casona, “Los derechos del hombre”, de Alfonso Paso, “Al amor hay que mandarle al colegio”, de Jacinto Benavente, “La historia de los Tarantos”, de Alfredo Mañas, “Proceso a cuatro monjas”, de Cajoli o “La vieja señorita del paraíso”, de Antonio Gala. En el mitificado espacio televisivo “Estudio Uno” actuó en obras que ya había representado en la escena, como la citada “La casa de los siete balcones” o “La muerte da un paso atrás” de Horacio Ruiz de la Fuente, además de “La santa Virreina” de Pemán, y “12 monólogos” de Aldo Nicolai, siempre dirigida por Gustavo Pérez Puig.

Madre de cuatro hijas, Paloma, Alicia (ya fallecida), las mellizas Teresa y Fernanda, y esposa inseparable del padre de ellas, el actor Diego Hurtado (fallecido el 8 de septiembre del pasado año), Mary Carrillo fue ante todo una actriz de teatro, de categoría excelsa, que se avino a poner a disposición del cine y la televisión su capacidad artística cuando le fue requerido y sus compromisos teatrales se lo permitieron. Su elevada posición en la estima de la crítica y del público no la endiosaron en ningún momento. Poseedora de una gran sensatez, en su libro de memorias, “Sobre la vida y el escenario. Memorias” (Ed. Martínez Roca, 2001) dejaba testimonio de su categoría humana:
“Empecé mi carrera humildemente, como se debe empezar, por el principio. Durante bastantes años, gané poco y trabajé mucho. Pero aquello ya está olvidado. Llegué pronto a “dama joven” –como se decía entonces- y me hice notar. Luché mucho, pero siempre me ha importado más la calidad de las obras que el beneficio económico. “Me siento cansada de tanto esfuerzo, pero me queda la enorme satisfacción de haber estrenado a los autores más importantes de mi época. Siempre aspiré a la perfección en mi labor. Soy muy minuciosa en mi trabajo y seguí una línea de conducta. Fui una actriz intuitiva y me dio muy buenos resultados. Una vez aprendí el oficio de mi arte –todo arte requiere una artesanía que después de un tiempo se convierte en oficio-, lo que intenté fue no inspirarme nunca en los grandes actores o actrices con quienes trabajé. No me servían de modelos. Ellos tenían su forma personal de hacer y yo creía que no era decente copiarla. Me inspiré siempre, para interpretar los papeles que me tocaron en suerte, en la realidad. En la calle estaban mis modelos, allí es donde está el mundo, no en el escenario o en las bibliotecas. He dado a unos personajes la sinceridad que tenían y a otros sus extravagancias. El teatro es sinceridad, sólo así se puede llegar a convencer. Como decía mi personaje en “Nieve en mayo” de Benavente: “Si algo bueno puede darnos la vida, es porque lo mejor de nuestra vida hemos dado. Que renunciar es poseer.”

Sirvan estas líneas precedentes de testamento de la enorme actriz que se nos ha ido, Mary Carrillo. Nuestras condolencias para su familia y allegados.

Etiquetas:

24 Comments:

Blogger fandestéphane said...

Así es de dura la vida sr. Burgo...
Pasamos de una alegría a una pena o viceversa en un suspiro.
Largo recorrido también el de Mary Carrilo y brillante palmarés.
Llevamos mala racha últimamente y poco a poco se nos van marchando, pero gracias a vd. nos quedan estas biografías tan completas que nos entrega con un altruísmo admirable, y así parece que no se nos van del todo.

Condolencias para la familia y abrazo de admiración por su trabajo siempre tan esperado, pero mejor fuera en otras circunstancias.

sábado, agosto 01, 2009  
Blogger Sr. Feliú said...

Estimados amigos:
Allá cuando empezó Mary era Mari, porque la pureza de nuestro idioma se llevaba mal con las íes griegas.
No hizo mucho cine, la verdad, pero está claro que los títulos de referencia son los que usted menciona. A pesar de su solvencia, "Marianela" es hoy una película que nos resulta un tanto ajena. Todo lo contrario de "El pisito". Esa novia talludita que ve cómo la vida se le ha pasado esperando que llegara el momento de casarse es ejemplo canónico de la tragedia grotesca, el género, junto con el sainete, que mejor han hecho españoles e italianos.
Sus personajes cinematográficos de los ochenta eran una prolongación de éste. Madres castradoras, de esas que lo llevan todo dentro y dejan escapar de vez en cuando una palabra como una cuchilla.
Por eso me sorprendió oírla decir en cierta ocasión que ella, en el escenario, siempre sería una "ingenua". Pero es que en la rigurosa taxonomía teatral "la ingenua" da igual que tenga 14 o que tenga 80. Lo mismo que al actor "de carácter" comenzó con 18 años haciendo ya el padre de Don Juan.
Adiós a una ingenua, Sr. Feliú

sábado, agosto 01, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Los de Dial Discos recogieron "La Celestina" (en aquella desmadrada versión de los ochenta; y con el encanto perdido del teatro de los ochenta; y que, con humildad, recomiendo).

--

Yo diría que esas "Memorias" que acá se citan... tuvieron una primigenia versión en 1991 en aquel sello fantasma del idem Marsó y la divina Velasco; entonces se tituló "Narraciones y Memorias". Otros dicen que es de 1995, pero afirmo que no; y si no es así, nada, no me hagan mucho caso que, una vez más, escribo de memoria...).

---

A lo que iba:

otra pena, más para nuestros cuerpos sin luz.

JCuadrado
--

sábado, agosto 01, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Gracias, amigos, por vuestros comentarios, que nos permiten hacernos compañía en estos trances. Verdaderamente, a uno no le gusta nada esta tarea que se ha auto-impuesto. Pero las circunstancias mandan.
Coincido (como no podía ser de otra manera, dado que es un "faro que nos guía") con el admirado Señor Felíu en que el papel de Mary Carrillo en "El pisito" es una muestra señera de lo mejor que sabemos hacer en España.
Por otro lado, maestro don Jesús, tiene toda la razón (como tampoco podía ser de otra manera, dado que...etc, etc). El libro original, en efecto, de las memorias de doña Mary Carrillo era, sí, de 1991 y se editó medianto O.M. Teatro S.A. bajo el título "Narraciones y memorias". La referencia que yo he dado, por otra parte, es correcta, considerando la edición de Martínez Roca como un libro nuevo.
PD: y es que, además, ayer nos enteramos de la muerte de Francisco Hidalgo (el creador de Doctro Niebla) y del bueno de Bobby Robson, un caballero del balompié como ha habido pocos. Estamos de mala racha ( y más solos cada día).

sábado, agosto 01, 2009  
Anonymous Anónimo said...

>>La referencia que yo he dado, por otra parte, es correcta>>> (El Jefe-Burgo)

Jamás dije lo contrario; es más, ni siquiera sé si es ampliativa -la edición- o distinta. Tan sólo dije que existía y tal.

JCuadrado
--

domingo, agosto 02, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Si, bueno... tampoco yo quise decir que había dicho usted que no lo fuera...¡Uf!
PD: por otra parte: Cantera del Barça: 2 - Galaxia de la Costa Oeste: 1

domingo, agosto 02, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Por otra parte... y por la mía: que conste: bien sabe que lo que Guardiola haga... por mí va a misa.

Dominus vobiscum: et cum spiritu tuo y tal y tal.

JC
--

lunes, agosto 03, 2009  
Blogger molano said...

Es muy español eso de hablar de futbol en los entierros. A Mari y a Mary les hubiera encantado.
Excelente post. Volveré por aquí.

lunes, agosto 03, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

¡Ay, amigo molano! Nos ha pillado usted. Pero ¿qué quiere? ¡España y nosotros, somos así! Gracias por su comentario. Le invito muy cordialmente a visitar entradas anteriores (porque las nuevas, con las fuerzas de que uno dispone...llegan con cuentagotas)

lunes, agosto 03, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Y, ah, oh, maestro don Jesús, calcule usted: si lo que hace Guardiola para usted va a mi misa... yo es que, como comprenderá, lo canonizo, directamente.

lunes, agosto 03, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Y, ah, oh (otra vez): enhorabuena por su blog, amigo molano.

lunes, agosto 03, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

A los amigos que por aquí han pasado para dejar sus condolencias les digo que Paloma Hurtado ha enviado un correo a este burgomaestre, en el cual, en su nombre y en el de su familia, les agradece sus palabras de consuelo.

lunes, agosto 03, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Molano: para sus visitantes (que no sé hacerlo yo solito...):

"Pequeña Lulú. La grumete huérfana"
Karim Taylhardat
Ediciones Sinsentido
col. Sin Palabras, núm.9
Madrid, 2007

JC
--

martes, agosto 04, 2009  
Anonymous Anónimo said...

>>>Paloma Hurtado ha enviado >>>

¡¡Hola, Paloma!!

JC
--

martes, agosto 04, 2009  
Blogger fandestéphane said...

Paloma, un beso grande

martes, agosto 04, 2009  
Blogger Sr. Feliú said...

Estimado Burgomaestre:
En un comentario anterior le prometí hacer lo posible por desentrañar el enredo de los Luises Peñas (padre e hijo) en Joinville.
Sé que no es el lugar, pero como les imagino a todos ustedes pendientes de este asunto, sin haber pegado ojo desde entonces, les cuento que el propio Luis Peña (hijo) aclara el asunto en una entrevista aparecida en el número 104 de "Primer Plano" (octubre de 1942). Luis Peña Illescas hizo, al parecer, poco más que una figuración en "Toda una vida" (Adelqui Millar, 1930), en tanto que su padre, Luis Peña Sánchez, intervenía en "La carta" (mismo director y año), versión hispana del famoso relato de Somerset Maugham.
Un enigma menos para la futura entrada.
Suyo siempre, Luis Peña Feliú

martes, agosto 04, 2009  
Blogger Sr. Feliú said...

Hermano molano:
¡Ay, el balompié!
Sr. F.

martes, agosto 04, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Muchísimas gracias, admirado señor Felíu....Y , ya puestos...¿no podría ir haciendo el resto de la entrada? ¡Hace tanto calor! No, en serio. Miedo me da "meterme" con Luis Peña. Tal como me lo tomo esto de las entradas últimamente... ¡Bah, que sea lo que Dios quiera! De momento, lo del bueno de Fernando Delgado (2ª parte) es inminente. Y luego, vacaciones. Ya se los anuncio.

martes, agosto 04, 2009  
Blogger Sr. Feliú said...

Estimado Burgomaestre:
Mi médico me ha recomendado unos pediluvios salinos y parto hacia una talasoclínica donde no ha llegado aún el wi-fi.
Me temo que tendré que esperar a mi vuelta para leer la apasionante conclusión de la peripecia vital de don Fernando Delgado.
Ustedes lo pasen bien, el veraneante Feliú

miércoles, agosto 05, 2009  
Anonymous Anónimo said...

>>>...¿no podría ir haciendo el resto de la entrada>>> (Jefe-Burgo)

Lo suelta con más rostro que Laporta (lo que es lógico).

>>>y parto hacia una talasoclínica>>> (Master Feliú)

Respuesta lógica... en plan Pellegrini.

Y así vamos.

O sea.

JC
--

miércoles, agosto 05, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

¡Córcholis! Bueno, en fin, yo les dejo encima de la mesa-camilla la nueva (y última) entrega de mi semblanza de don Fernando. Ahí la tendrán para cuando quieran. Si se la toman fría, peor para ustedes.
(Buenas vacaciones, admirado señor Felíu)
(¿Todavía disconforme, maestro don Jesús? ¿Ahora que ya tiene el equipo completo?)

miércoles, agosto 05, 2009  
Anonymous Anónimo said...

No me chinche: de sobra sabe que me sobran dos de los nuevos.

JC
--

jueves, agosto 06, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Amigos de Lady Filstrup, copio y pego el mensaje recibido de las hijas de Mary Carrillo, Paloma, Teresa y Fernanda:
Pensamos las tres que siempre se contestan a los agradecimientos, en general, con algún comunicado que difunden todos los medios pero nosotras y nuestra familia siempre lo hicimos personalmente y en estos tiempos pensamos además que puede que nadie se acuerde que existen personas “normales” que sufren, y lo sienten igual o mas que las sentidas condolencias que dan las grandes publicaciones.

Solo intentamos contestar a miles, que como tu, recordabais a mi madre actriz y nos sentimos honradas en contestaros a todos los pequeños blogs, de tu a tu, agradeciéndooslo como hijas.

Cuando mi madre se retiro, como actriz murió la artista. (Dijo un día Teresa) y el otro día lamentablemente murió la madre.

Os agradecemos de todo corazón ese recuerdo y me gustaría, que en nombre de las tres hermanas, hicieras llegar este agradecimiento a tus seguidores y a todos los blogs que tan sinceras condolencias nos han hecho llegar.

Con el afecto de siempre

Teresa, Fernanda y Paloma Hurtado

jueves, agosto 06, 2009  
Anonymous Anónimo said...

¡¡Hola, Paloma!!

JCuadrado
--

viernes, agosto 07, 2009  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home