Lady Filstrup (3ª época)

Dedicado a la música ligera, actores españoles y tebeos de Bruguera (porque sí, porque rima).

Mi foto
Nombre:
Lugar: El Escorial, Madrid, Spain

miércoles, febrero 15, 2006

El Doctor Cataplasma I : El goticismo en Martz Schmidt








A propósito del justo entusiasmo que despierta en el aficionado a los tebeos la versión que el genial Martz Schmidt hizo de Doña Urraca, y más concretamente la impresionante aventura "El Castillo de Nosferatu", este burgomaestre se ha propuesto rastrear alguna pista sobre antecedentes en las obras anteriores de Schmidt de ese espectacular goticismo que destila la historieta en cuestión.
Es Schmidt un artista genial en su grafismo, verdadero virtuoso del dibujo, que no puede disimular su condición de escenógrafo. Efectivo en la creación de personajes, no es ésta, sin embargo, su mayor virtud, sino su excelencia en la creación de ambientes, de escenarios originales, que gozaba en prodigar en sus historietas. En los primeros años de su colaboración para Bruguera, su lápiz estaba sujeto a las directrices de Rafael González que promovían una unidad de estilo entre sus historietistas, pero con el transcurso de los años, su personal modo de entender la historieta fue prevaleciendo hasta alcanzar un innegable barroquismo en su última etapa, que considero definida por el propio autor a través del nombre de uno de sus últimos personajes: "Deliranta Rococó".
El Doctor Cataplasma es, para este burgomaestre, el personaje fundamental de Schmidt. No sólo porque de su misma raíz nacieron después el profesor Tragacanto, Rasputín, Troglodito y el Sheriff Chiquito, sino también porque fue el personaje que se afianzó más en las páginas de la editorial y obtuvo más popularidad (lo que se tradujo en tener Olés para él solo) y fue, además, el personaje con el que experimentó sus habilidades para futuras empresas sobre la base de una página entera.
La primera aparición del Doctor Cataplasma se produce en el Pulgarcito 1138, en 1953. Es este un número importante porque en él el precio pasa de una peseta con cincuenta céntimos a dos pesetas y, en compensación, pasa a constar de veinte páginas, en lugar de las dieciséis que lo componían antes. La historieta la inaugura Panchita, la criada negra del Doctor, cuyo parecido con Hattie MacDaniel, la oscarizada actriz secundaria de la producción de David O. Selznic "Lo que el viento se llevó", salta a la vista de tal modo que no me resisto a traerla a este weblog (o lo que sea). Desde su primera aparición, el Doctor Cataplasma está perfectamente definido y tan sólo ligeras variaciones en la medida de su chistera nos darán la indicación de que "algo se mueve" en su caracterización. Lo que también se constata enseguida es que Martz Schmidt no puede evitar dibujar mucho y muy bien. Sus personajes se mueven en una casa de verdad, con sótanos y escaleras fantásticos que dan una dimensión a la historieta muy poco habitual. Frente a la funcionalidad de los fondos de la mayoría de los personajes, Schmidt coloca segundos planos con una profundidad inusual, y crea escenarios nuevos para cada nueva historieta. Coloca elementos de "atrezzo" perfectamente escogidos para crear el ambiente correcto y suele terminar sus historietas (aunque , en ocasiones se impacienta y la pone antes) con una viñeta extra grande a modo de (en términos cinematográficos)"plano general" que nos permite vislumbrar exteriores muy bien definidos en todos sus detalles.
La historieta que ha provocado esta entrada (que tendrá continuación, porque hay mucho que ver del Doctor Cataplasma) y que yo he visto como un claro antecedente de esa "Doña Urraca en el castillo de Nosferatu" se publicó en el Pulgarcito número 1291, publicado en 1956. En ella, y a partir de su mitad exacta, el Doctor Cataplasma se adentra en el mundo gótico de un castillo infestado de fantasmas, con una anfitriona de aspecto vampírico. La escenografía, como no podía ser de otro modo, es sobresaliente y eficacísima, a la altura de las mejores representaciones que del mundo tenebroso del más allá había dado el Séptimo Arte, como por ejemplo, la visión que del castillo de Drácula nos propuso Tod Browning en su película para la Universal sobre el maligno conde. El humor, imprescincible, se desborda en el desenlace de la historieta, cuando vemos una peculiar familia de fantasmas, los ocasionales pacientes del doctor, formada por unos difuntos muy vivos, pertrechados de chichonera y chupete uno, pestañas postizas, otro, y bigote "a lo Dalí" otro más (más un cuarto fantasma, que se limita a completar el grupo familiar).
El acercamiento que hizo Schmidt a lo fantástico en esta historieta no era demasiado frecuente en la "Casa Bruguera". En general, podemos afirmar que la temática de las series de humor de la editorial se centraba preferentemente en lo cotidiano, en la vida diaria. No obstante, esporádicamente, la ambientación macabra y fantasmal podía aparecer en las historietas de todos los personajes. Como muestra, aporto aquí media historieta de "Sisebuto, detective astuto", de Jorge, por ser muy similar a la media historieta "gótica" del doctor. Cabe decir que, si bien no es manca, la historieta del detective es plana y pobre en comparación con la del doctor, en la que se muestra un despliegue de encuadres riquísimo, con muy diferentes y audaces ángulos de visión, además de una libérrima creatividad a la hora de caracterizar al personaje de la extravagante anfitriona, de longilíneas formas y morbosos rasgos.
NOTA: en una próxima entrega me propongo seguir explorando las primeras historietas del Doctor Cataplasma, porque me he encontrado con unas cuantas cosas interesantes que puede valer la pena comentar y, sobre todo, con un montón de dibujos maravillosos que me encantará enseñaros.
NOTA2: la historieta de Jorge se publicó en el Pulgarcito número 1147 (del año 1953). La viñeta en la que vemos la cabecera de la serie del Doctor está tomada del número 1169, del mismo año. La viñeta de Panchita es la inaugural de la serie, del número 1138. La excepcional viñeta de la nevada nocturna (un verdadero exceso, propio del autor y fuera de lo habitual en el común de las historietas de la revista) está tomada del número 1139.

20 Comments:

Anonymous Tones said...

Pienso escanear y poner a disposición del público "El castillo de Nosferatu". Ya está bien de que esta obra permanezca ignorada, hombre!!!!

jueves, febrero 16, 2006  
Anonymous MIgsoto said...

Tones: yo ya la tengo escaneada. También pienso que es una de las obras maestras de M. Schmidt (sobre todo después de haber tenido el privilegio de contemplar algunos de sus originales...¡que maravilla!)nos ponemos de acuerdo y la colgamos en algún sitio.

jueves, febrero 16, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Pero, buenos amigos, no me digan esto!! Precisamente aquí no ignoramos esa obra. Si leen atentamente, verán que la aventura de Doña Urraca "El castillo de Nosferatu" es lo que ha motivado esta búsqueda de antecedentes. De todos modos, este burgomaestre (y seguro que el otro también) aplaude fervorosamente todo lo que suponga difundir tan magna obra. No olviden poner aquí un link para que la veamos todos, que nos encantará participar del festín. Gracias anticipadas.

jueves, febrero 16, 2006  
Blogger Joan said...

Ah, Schmidt: otro gran dibujante. Algo más tarde publicó incluso alguna aventura completa al estilo de los álbumes franco-belgas. No sé si conoceréis "La Pandilla Cu-Cux-Plaf" (?)
En relación con lo que comenta migsoto, precisamente La Pandilla... estaba disponible en forma de imágenes escaneadas. Y estoy de acjuerdo contigo en que sería muy buena idea compartir algunas de las historietas más significativas. En particular, me gustaría conseguir de nuevo una aventura completa de La Panda, de Segura, "El Tesoro". La tenía hace tiempo pero en una mudanza se perdió. No sé si conoceréis el caso, fue cuando salió en los periódicos el asesinato de un transportista ;-)

jueves, febrero 16, 2006  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

Que digo yo que...

... si van a colgar una obra completa...

... debieran pedir permiso a los herederos directos de Martz Schmidt (Gustavo Martínez Gómez).

Más que nada lo suelto porque, que yo sepa, el artículo núm.32 de la vigente Ley sobre la Popiedad Intelectual sólo aceptaría segmentaciones ilustrativas y/o divulgativas.

No vaya a ser que se metan ustedes en un lío (descontando. eso sí, y además, las maniobras que se plantearían los bufetes que trabajen con el sello B, y que son los actuales detentadores de los derechos autorales de la obra).
--

jueves, febrero 16, 2006  
Blogger Raul Sensato said...

Apunto al señor cuadrado que la ley limita esas actividades al uso lucrativo, es decir, a cambio de dinero. Si no hay intercambio de dinero, ni voluntad personal de tumbar a la competencia, uno puede regalar lo que quiera a quien quiera.

Las consecuencias de lo contrario las puede leer en "el primer círculo" de Alexander Solzhenitsyn, en particular la escena con el pasillo forrado de periódicos.

Para apurar la legislación sobre derechos de autor y, especialmente, de consumidores, le remito al blog del abogado David Bravo.

http://www.filmica.com/david_bravo/

Predico con el ejemplo, y no les cobro dinero a mis sobrinitos cuando les recito el cuento de caperucita, ni historias con los personajes de Yugi-oh o de Los Increibles, que ellos conocen mejor.

Y recuerde: la forma de hacer dinero es regalar. Los discos se compran después de oirlos -gratis- en la radio. Los DVDs se compran después de ver -gratis- trailers o la serie entera. Los que no aparecen en medios gratuitos, no venden.

Si quiere que la gente tenga hambre de Marz Schmidt, debe usted primero regalar muchos Marz Schmidt.

Cuando lo haga, la ley le ampara, y su amor por los tebeos le obliga.

jueves, febrero 16, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Amigo Joan, la pandilla de Schmidt, de tan sugestivo nombre, que cita saldrá a esta palestra, no le quepa la menor duda. Y queridos amigos Jesús y Raúl, les agradecemos de todo corazón el interés que muestran por nuestro pellejo. En cualquier caso, consideramos que este weblog o lo que sea no resulta el lugar apropiado para colgar una historieta más o menos larga, a que es un peligro al que no estamos expuestos. Se trata sobre todo de una cuestión más de formato, que de atreverse. Qué más quisiéramos que ser capaces de montar una revista digital o una página web, pero es que no sabemos de informática.

jueves, febrero 16, 2006  
Blogger Joan said...

Simplemente informaba en mi comentario previo de que alguien, en otro sitio, había compartido una obra significativa de Schmidt. Respecto a otras ediciones digitales, no sugiero, ni mucho menos, que se “cuelguen” en este sitio. Sólo era un pensamiento expresado en voz alta... ¿cuántas cosas que por un motivo u otro hemos dejado atrás en el tiempo nos gustaría recuperar? Creo que la lista, para todos los asiduos de Lady Filstrup sería muy larga.
Y como apunta R. Sensato, un coleccionista o un verdadero amante de la música o del cómic, o de lo que sea, no se conforma con un sucedáneo: sin duda preferirá conseguir una reedición (o una edición original si la oportunidad surgiere). Siendo realistas, sin embargo, es muy minoritario el interés por la mayoría de artistas y obra que aquí se reseñan. Tal vez una mayor exposición podría despertar la curiosidad y ganas de adquirirlo por parte de nuevas generaciones (no las del PP, claro) en el caso de una eventual reedición.
Como es de suponer, yo mismo soy partidario de que se respeten los derechos de autoría y de que los creadores puedan recibir una digna compensación por sus esfuerzos (cosa que no siempre se ha dado, y muy en especial en el mundo del cómic y la ilustración.) Pero esto es otra cuestión sobre la que se ha debatido largo y tendido en otros sitios.
En fin, ya oigo los ronquidos de mi distinguida audiencia por ahí. Espero haberme explicado. En Lady Filstrup no es el lugar, creo, para mantener polémicas de este tipo.

jueves, febrero 16, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Ja, ja, ja; pero lo de las nuevas generaciones ha sido muy bueno. Gracias de nuevo, amigo Joan, por sus comentarios y por su compañía.

jueves, febrero 16, 2006  
Blogger Gordito Relleno said...

Pues yo le sugeriría a Ediciones B que reeditasen en tapa dura El Castillo Nosferatu, Lo mejor de La Panda, Topolino, Lo mejor de Peñarroya, Los personajes menos conocidos de Escobar, Todo Sir Tim O'theo, Los casos del inspector O'jal, Selecciones de Cifré, Pascual criado Leal, Diálogos para besugos y todos los Comics Story de Bruguelandia. Más otros títulos en preparación.

Yo los compraba todos, ¿y ustedes?

(¡Qué fantasioso que me siento esta tarde!...)

jueves, febrero 16, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

¡¡¡Yo le ponía a ud. de director de la editorial!!!

jueves, febrero 16, 2006  
Blogger Gordito Relleno said...

¡Jua, jua!

¡Acepto! ¡Y cobrando la mitad del que haya ahora!

jueves, febrero 16, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

¡Qué barbaridad! ¡La que se ha liado en mi ausencia!! A ver, señores, que aquí no damos abasto. Como asegura mi admirado compañero, este weblog o lo que sea estaría encantado de ser algo así como "La biblioteca de Alejandría Virtual de Bruguera", pero sólo somos dos señores más bien bajitos con sendos escáneres y mucha voluntad. Quizá me precipité al decir que si alguien iba a colgar entera la obra referenciada de Schmidt, que nos la linkearan. Sin duda fue un impulso motivado por las ganas de decir algo, ya que el tema se estaba ventilando, precisamente aquí, en este vuestro weblog (o lo que sea).
Las sugerencias del amigo Gordito son encantadoras. Y les confío que me da en la nariz que, en gran parte, se verán satisfechas en un futuro. ¿Por qué no? ¿No somos nosotros, a nuestros añitos, los que tenemos la pasta? Pues que nos editen los tebeos ahora que los podemos comprar (bueno, "recomprar").

jueves, febrero 16, 2006  
Anonymous choko said...

Esta misma conversación la he tenido yo con un amigo bruguerofilo, esta tarde, pero añadiendo al lote, un recopilatorio de Vazquez y su Anacleto...
All I want to do is dreaaaaaaaaaaaam (canción con gallos incorporados)

jueves, febrero 16, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Lo cierto, amigo Choko, es que siempre que se habla de los tebeos Bruguera, hay conmoción pública. La expo del año pasado de Barcelona acaparó los suplementos y páginas interiores de todos los periódicos.

jueves, febrero 16, 2006  
Anonymous Señor Ogro said...

Puestos a pedir, yo añadiría a las excelentes propuestas de Gordito y de Choko el Pulgarcito de Jan, el Doctor Niebla, los Cuentos de Tío Vázquez, Sherlock López, la Pandilla Cu-Cux-Plaf, Supernova, el Sheriff King y Zipi y Zape en edición íntegra y cronológica. Eso para empezar, se entiende.

Y como soy más conformista que Gordito, me daría con un canto en los dientes con una edición en rústica, en formato "Biblioteca Marvel" ¿Por qué no una "Biblioteca Bruguera"?

jueves, febrero 16, 2006  
Anonymous Tones said...

Migsoto, por favor, póngase en contacto conmigo. Hay que dar salida a esos escaneos (y el tiempo que me ahorra...). Mi mail es johntones@gmail.com

viernes, febrero 17, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

¡Amigo John Tones! ¿Cómo va ese electropop? ¡Muchos burgosaludos!

viernes, febrero 17, 2006  
Anonymous Tones said...

Burgomaestres, burgomaestres... no me digan que nos conocemos... Ntsch!

domingo, febrero 19, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

No, no, personalmente, no. Pero sabemos de su vida,obra y andanzas artísticas y escrituriles, que son de miedo.

domingo, febrero 19, 2006  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home