Lady Filstrup (3ª época)

Dedicado a la música ligera, actores españoles y tebeos de Bruguera (porque sí, porque rima).

Mi foto
Nombre:
Lugar: El Escorial, Madrid, Spain

miércoles, septiembre 23, 2009

Hasta siempre, Víctor Israel

Sin estrépito mediático, casi en silencio, como si se tratara de una más de sus actuaciones “sin acreditar”, José María Soler Vilanova, conocido artísticamente como Víctor Israel, dejó el mundo de los vivos el pasado fin de semana, cuando ya se venteaba el otoño de este cruel año 2009. Este burgomaestre tuvo conocimiento ayer, día 22, del triste suceso, y fue consciente de inmediato de que con Víctor Israel se nos iba a los aficionados al cine, uno más de los pocos testimonios vivos que nos quedaban de una época en la que en este país se hacían películas, éstas se estrenaban en las salas de cine, y la gente iba allí a verlas…

Arte de presencias por excelencia, el cine requiere de físicos contundentes como el que poseía Víctor Israel para ofrecer al espectador caracteres rotundos, tipos que se definieran en un solo plano, que excusaran cualquier morosa descripción. El perfil de Víctor Israel se ajustaba sin dificultad a un amplio abanico de roles episódicos o accesorios, en ocasiones decisivos, pero siempre supeditados a los papeles de rango protagónico y, más aún, a las directrices del género en que se encuadraba el film de turno. Su imposible efigie, coronada por un cráneo despoblado, dominada por una mirada aviesa de ojos claros y saltones, frecuentemente reclinada en una sonrisa afilada, inserta en un rostro mal afeitado, es tan familiar para el público mayoritario, como desconocido el nombre de su poseedor. Y es que Víctor Israel actuó en más de ciento cincuenta películas, destinadas, en su mayor parte, a ser masivamente consumidas, pues fueron producidas casi todas ellas con la única pretensión de distraer a un público lo más numeroso posible. Suyos fueron numerosos enterradores, empleados de morgues o guardas de lúgubres propiedades condenadas, en gloriosas producciones terroríficas, o soplón zarrapastroso en films policíacos o de espías, o borrachín postillón de diligencia o empleado del telégrafo en un espaguetti western, siempre visto en pantallas humildes, populares, donde se proyectaban los sueños de barrio, las ficciones accesibles, directas, que libraban la batalla cotidiana con el tedio.

Víctor Israel (nacido José María Soler Vilanova, en Barcelona, un 13 de junio de 1929), tal como lo recogieron en su seminal libro, “Las estrellas de nuestro cine” (Carlos Aguilar y Jaume Genover, Alianza Editorial, 1996), se formó concienzudamente, antes de su debut en el cine, en 1961, en el western “pre-spaghetti”, “Tierra brutal” (dirigido por el británico Michael Carreras, y protagonizado, por cierto, por la más que improbable pareja formada por nuestra racial Paquita Rico y el actor shakespeareano y felliniano, Richard Basehart –el almirante Nelson de “Viaje al fondo del mar”). El joven José María, tras emprender estudios de Comercio, adquirió conocimientos de Psicología, Filosofía, Idiomas, Relaciones Públicas, Piano, y estudió Arte Dramático en el Estudio de Actores de Julio Coll y Fernando Espona y en el Instituto del Teatro de Barcelona. Con tan sólida preparación, y ya con el nombre artístico de Víctor Israel, José María desarrolló una carrera profesional en el cine que se prolongó durante más de cuatro décadas. Repasarla, si quiera someramente, representa hacerse una idea, más que aproximada, cabal del devenir del cine español de consumo producido entre 1961 y hasta su práctica desaparición en los años noventa, sin soslayar, por cierto, infrecuentes pero reseñables incursiones en el medio televisivo, en producciones de la relevancia de la inolvidable serie “La saga de los Rius”, “El quinto jinete” (en su episodio “El ladrón de cadáveres”, adaptación del clásico de Stevenson) o “El doctor Caparrós”(protagonizada por Joan Capri y de gran aceptación en Catalunya).

De entre el centenar y medio de films en los que actuó Víctor Israel, no es difícil encontrar títulos señeros, de referencia en su género, como el mundialmente reconocido clásico moderno del cine de terror, “Pánico en el transiberiano” (1972), de Eugenio Martín, en la que le cabía el honor de interpretar a la primera víctima en el famoso tren del monstruo alienígena que despertaba tras un letargo de milenios, o como “La residencia” (1969), de Narciso Ibáñez Serrador, un descollante éxito de taquilla, inusitado en el género. Y si internacional era el reparto de “Pánico en el transiberiano” (que capitaneaban los dos monstruos sagrados del terror fílmico “made in England”, Peter Cushing y Christopher Lee), no lo era menos el de la colosal “Doctor Zhivago” (1965), una de las más intemporales epopeyas dirigidas por el multi-laureado David Lean, en la que Víctor Israel intervino, sin acreditar, aportando su modesta contribución a la ingente empresa. Sin ir más lejos, en este weblog, hemos tenido ocasión de comentar algunos films en cuyo reparto se incluía a Víctor Israel, como “El salario del crimen” (1964), donde hacía de delincuente común, estupenda muestra de cine negro dirigida por Julio Buchs y protagonizada por Arturo Fernández, que citamos aquí con ocasión de las entradas dedicadas a Manuel Díaz González y a Tomás Blanco, o como “Muere una mujer”, en la que representaba el papel de informante en plena calle del Paralelo de su Barcelona natal, film que comentamos cuando recordamos a Fernando Rubio, otro de esos actores que, como Víctor Israel, daban siempre la cara para sustentar los más variopintos y entrañables sueños de celuloide.

Ya no está con nosotros este Jack Elam catalán, este trasunto barcelonés de Marty Feldman, con quien llegó a estar emparentado en la ficción de “Mi bello legionario”, film del cómico británico. Le echaremos de menos. Sirvan estas apresuradas líneas como despedida, llena de admiración y respeto, hacia este actor, este trabajador de la pantalla grande, dueño de un físico del que era esclavo y el cual le hizo insustituible e inolvidable en tantas películas hechas para nosotros, la gente, y no para los críticos. Hasta siempre, Víctor Israel.

Etiquetas:

33 Comments:

Blogger Tom B. said...

One of the great Spanish character actors. I learned of his name quickly and recognized in many Spanish westerns. An easily recognizable face and always a treat to see show up in a film. We ran an interview with him years ago in an early issue of "Westerns...All'Italiana" he was a delight. RIP :(

miércoles, septiembre 23, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Como bien dice Vd. un actor del que pocos conocen su nombre, cuya cara nos suena a todos y relativamente encasillado en esos papeles tétricos por su particular físico.
Siempre le comparé por ello con un paisano suyo, Sr. José Lifante, aunque este actor fuera bastante más alto y poseyera una voz más, digamos, de "ultratumba".
Ambos coincidieron en "Cabezas cortadas" de 1970, "La perversa caricia de Satán" de 1975, "Las locuras de Jane" de 1977, por ejemplo; y ambos se dejaron ver en filmes de Pajares, Esteso, ... en los 80 aunque en facetas más cómicas.
Descanse en paz.

miércoles, septiembre 23, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Vaya, vuelvo de un entierro y me encuentro otro, como decían en el tintero: ¡viva la vida alegre y divertida!"

miércoles, septiembre 23, 2009  
Blogger fandestéphane said...

No me hubiera enterado de la triste noticia si no es por su entrada sr. Burgo.
Pero como siempre le digo, prefiero las de los aniversarios.
No me perdi ningún capítulo del Dr.
Caparrós y hasta volví a ver las reposiciones que hacían.
Desde aquí quiero transmitir mis condolencias a los familiares.

Saludos

miércoles, septiembre 23, 2009  
Blogger jose said...

Bueno, gracias "burgo" por la primicia, aunque sea luctuosa. Muchos periódicos deberían aprender, porque muchas veces nos enteramos tarde y mal de la muerte de nuestros actores. También por internet descubrí que había muerto Fernado Hilbeck... pero bueno. Un saludo.

miércoles, septiembre 23, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Many thanks for your comment, mr. Tom B
Muchísimas gracias, amigo anónimo1, por tu comentario. José Lifante tiene, sin duda, un físico también peculiar, que le permitió acceder a papeles bastante singulares, sin duda, como el famélico Drácula de "Tiempos duros para Drácula", o un fotógrafo que termina siendo un muerto viviente en "No profanar el sueño de los muertos", la estupenda película de Jorge Grau. Actualmente, el señor Lifante (mucho más joven que el recientemente fallecido, Víctor Israel)ha participado en la serie de máxima audiencia "Cuéntame", aunque su personaje entiendo que no tiene continuidad.
Amigo anónimo2: le aseguro que preferiría no dar estas noticias. Pero conociéndolas, soy incapaz de de cerrar los ojos e ignorarlas, como sin duda harían los personajes de la obra de Carlos Muñiz a la que alude.
Amigo fandestéphane, antes que este burgo, otros blogs difundieron la noticia. Personalmente tuve conocimiento de ella a través de un correo que me envió un buen amigo de Lady Filstrup, persona muy bien informada. En cuanto me enteré, sintiéndolo mucho, me apresuré a pergeñar esta entradita, a modo de esquela. Ya no me atrevo a prometer otra, más digna de la carrera del difunto Víctor Israel, porque estoy desbordado. Pero, sin duda, se la merece. Veremos.
Soy yo, amigo José, quien le da las gracias por la compañía y por tomarse la molestia de poner un comentario. Uno no tiene muchas cosas, pero trata de ser generoso con lo que tiene. En cuanto dispone de información, gusta de compartirla. Por suerte, este burgo cuenta con comentaristas de lujo que se encargan de corregir, aumentar y precisar lo que él toscamente elabora.

jueves, septiembre 24, 2009  
Anonymous Javier said...

Me olvidé de firmar el anónimo de ayer, el del entierro.

jueves, septiembre 24, 2009  
Anonymous Tere said...

Qué texto más bonito y bien escrito, la primera parte es una preciosidad. Te echaba un poco de menos.

jueves, septiembre 24, 2009  
Anonymous Anónimo said...

>>>la serie de máxima audiencia "Cuéntame" (Jefe Burgo)

En la mesa tres, ay, cada dos días toma su café con leche a apenas metro y medio de mi mesa cuatro; y devora, tras el intercambio con el viejo que mira, dos diarios: el trosko "Público" y el ni se sabe "El País".

Con su pincho de tortilla, al que ni mira, y al que, a veces, olvida por la lectura apasionante (parece ser); y se va con prisas.

Lluvia Rojo: también en el reparto de "Cuéntame...".

Sexy y desconfiada; y audaz.

Acaso, un desperdicio en nuestros repartos televisuales y cinematográficos (de teatro no hablo; me entristece).

Sí, compas: entre tanta lápida... quería hablar de vida.

Disculpen.

JC
--

jueves, septiembre 24, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

¡Ay, Javier, lo pensé enseguida! ¡Tenías que ser tú, por lo de "El tintero"! En fin, siento lo del entierro "de verdad". Me imagino que sería el del editor Antonio López Lamadrid. Es más, por que no toque más de cerca, confío en que se tratara de ese entierro. Y, bueno, a todo esto...¿Nos vemos mañana, enfrente de la Fnac?
Amiga Tere, no me digas que me echabas de menos, porque me pones en un aprieto (además de ruborizarme). Mis entradas (salvo casos de urgencia como el presente)llegan a ritmo caracoliano. Muchas gracias por el comentario, tan generoso.
Maestro don Jesús, leyendo su comentario se me ocurre exclamar (pensando en la descrita):"¡Esto es vida!"

jueves, septiembre 24, 2009  
Anonymous Javier said...

Sí, sí, como siempre.

jueves, septiembre 24, 2009  
Blogger Sr. Feliú said...

Estimado Burgomaestre:
Poco puedo añadir a lo que ha dicho usted. En esta ocasión no dispongo de momentos remarcables con la etiqueta "Víctor Israel". Me sorprende encontrar, eso sí, en imdb que su personaje en "Long Play" se denomina muy kaurismakianamente "el hombre que ignoraba su existencia". Está plenamente justificado por el sermón que le larga en la película Joaquín Torres, el cantante de Los Pasos, pero este crédito no aparece en los títulos.
Descanse en paz el hombre que ignoraba su existencia y disfrute del amor don Jesús.
A mandar, Sr. F.

viernes, septiembre 25, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Muchas gracias, admirado señor Felíu, por su comentario. Sí, a mí también me sorprendió la denominación del personaje de "Long Play" tanto que anoté mentalmente que debería verla un día de estos...(cuando acabe lo del Tasso y justo antes de ponerme con Luis Peña). Creo que, probablemente, el rol venga inspirado por el "Nowhere man" de Los Beatles... (o así). (Como sentaron tantas cátedras los de Liverpool en esto de lo ye-yé...)
Buen finde, amigos

viernes, septiembre 25, 2009  
Anonymous Anónimo said...

>>>Joaquín Torres, el cantante de Los Pasos>>>

¡Oh, dioses, qué gran músico!

Un hombre dulce y observante; un sabio callado.

Le conocí en la tienda de Leganitos y me asesoró para mi primera doce cuerdas. Cuando yo estaba en lo del disco "Senos callados", nos albergó en su estudio tan coquetón. Su padre era letrista.

Yo diría que la voz solista principal era la del teclista José Luis (un Alan Price a lo ibérico; también, Álvaro, el bajista, hizo, muy poderoso, una cara B: "No encuentro comprensión" o así). Torres lo que controlaba muy bien eran las armonías vocales.

Un grupo muy brillante que casi nadie entendió; sobre todo, los de Hispavox; y ya de Ariola ni hablo, claro.

(Hicieron un versión de la "Anoustka" de "Almas Humildes", tan brillante como diferenciada).

Tempus fugit, sí.

JC
--

sábado, septiembre 26, 2009  
Anonymous Anónimo said...

>>>y disfrute del amor>>> (Master Feliu)

No, ay, si yo sólo la miro; y le paso los periódicos (que tampoco son míos).

JC
--

sábado, septiembre 26, 2009  
Blogger Sr. Feliú said...

En el blog Expanded Explotation se citan a propósito del fallecimiento de don Víctor los títulos de crédito de "Dinamita Jim" -que pueden ver ustedes allí o aquí http://www.youtube.com/watch?v=AoTstncYvCs- con una canción descacharrante de Nico Fidenco.

Y hablando de cine y pop, pues yo tiraría más por la psicodelia de "Topical Spanish" de Masats, con Los Iberos. Siendo fan de Bruno Lomas, como es uno, "Codo con codo" no deja de ser un batiburrillo yeyé y las dos películas de Los Bravos ya comentamos alguna vez que estaban más próximas a las de los Shadows que a "Qué noche la de aquel día", aunque en la de Forqué hay mucho de "Help".

Esta "Long Play" es, antes que nada, una más de la serie Gracita-López Vázquez... con guinda pop. Película yeyé, sobre todo porque el tema estrella es "Primavera en la ciudad", pegadizo pero con menos fuerza que otros de Los Pasos como "Ayer tuve un sueño" u "Ojo por ojo".

Y Joaquín Cortés tenía más predicamento como guitarrista, pero en la escena con Víctor Israel sale él. A lo mejor por eso le he atribuido yo la voz cantante.

Para terminar, el amor cortés, a la provenzal, don Jesús, también tiene su tradición, no toda va a ser lubridio y refocilamiento.

Atte., el agüista Feliú

lunes, septiembre 28, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Pues ya que estamos con el tema... ¿Qué les parece "Megatón Ye-yé"? Lo pregunto porque no sé si me gusta o no me gusta... Y abundando más en lo mismo, no sé si lo he comentado ya, pero me dijeron recientemente que uno de los Brincos originales era hermano del gran Agustín González, concretamente, Manuel González. Después de enterarme, no he hecho más que mirar fotos del grupo y decirme: "¡Joder, coño, claro, si se parecen!" Ustedes ya perdonarán que les venga con noticias "tan frescas", pero es que en la periferia no nos enterábamos de nada...
En cuanto a los amores de don Jesús en el jardín (o en la cafetería) pues uno, claro, nada tiene que decir. Que bueno, que ya le gustaría pasarle los periódicos a la dulce Lluvia, a ver qué pasa... por aquello de estimular el pulso o algo... Y bueno, que con lo del "amor cortés" al máster Felíu se le ha colado otro "cortés", el Joaquín, que por un momento ha dado "Pasos" y no de baile... Y ustedes disimulen, que es lunes y quiere llover

lunes, septiembre 28, 2009  
Blogger Sr. Feliú said...

Quedamos entonces en que "cortés" es el amor de don Jesús, si el no lo considera indiscreción, y "Torres" el apellido de don Joaquín.
Eso, ustedes disimulen, don Lapsus Feliú

lunes, septiembre 28, 2009  
Anonymous Anónimo said...

>>>no toda va a ser lubridio >>> (Master Feliú)

>>>"cortés" es el amor de don Jesús>>> (Jefe Burgo)

Cría cuervos (y no naberles sacado los ojos).

JC
--

martes, septiembre 29, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Siento mucho la muerte de este gran caracteristico... pero creo que tambien hay que tener un pequeño recuerdo a Daniel Martin, fallecido hoy... Es que llevamos una racha...

miércoles, septiembre 30, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Pues me ha dado usted la luctuosa noticia, amigo anónimo. Desde luego que también merece un homenaje póstumo, aunque sea tan modesto como el que este burgo puede ofrecer.
PD: me atribuye una frase del máster Felíu, don Jesús.

miércoles, septiembre 30, 2009  
Anonymous isaac said...

No recordaba su nombre pero su rostro es/era de sobra conocido...como curiosidad indicar que tuvo un breve papel en "El bueno, el feo..."de Leone, que algunos a lo mejor no recuerdan porque...tiene truco, sus escenas fueron eliminadas y por tanto solo pueden verse en la edición especial que yo sepa. Descanse en paz,

Saludos

miércoles, septiembre 30, 2009  
Blogger Sr. Feliú said...

Con el debido respeto, don Jesús.
"El Cuervo" Feliú de Clouzot

miércoles, septiembre 30, 2009  
Anonymous Javier said...

Ese cuervo (y Sabotaje a pie de nota) salen en la última de Tartarín de Tarantino.

miércoles, septiembre 30, 2009  
Anonymous Tere said...

Me adhiero al recuerdo de Daniel Martín, que era pintón, como dicen los argentinos, y al que vi una vez por la calle, paseando al perro.

miércoles, septiembre 30, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Mas bien sería... que el perro paseaba junto a nosotros.

Los amos -con perdón- somos la compañía.

(Algunos, los hijoeputas, lo hacen a regañadientes).

JC
---

jueves, octubre 01, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Pero al menos lo perros suelen avenirse a pasear con el amo. Los que vivimos en casa de un gato, ni soñamos con un honor análogo.

jueves, octubre 01, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Así es.

Ellos mandan.

(Y si son ellas... peor; lo que es mejor).

JC
--

viernes, octubre 02, 2009  
Blogger Sr. Feliú said...

En el blog Expanded Exploitation han colgado una muy interesante entrevista con don Víctor Israel realizada por David Pizarro y Daniel Patón para el primer número del fanzine Diabolik. Repasa ahí sus inicios en la escuela de interpretación de Julio Coll y su larga trayectoria en películas de todo género y subgénero.
El enlace es:
http://expandedexploitation.blogspot.com/2009/09/entrevista-victor-israel.html
A su servicio, el archivero Feliú

sábado, octubre 03, 2009  
Anonymous Anónimo said...

¡Dioses, no lo tengo!

martes, octubre 06, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Muchísimas gracias, máster Felíu, por el interesantísimo enlace. (Ayer olvidé poner esto...Imperdonable)

martes, octubre 06, 2009  
Blogger Júlia said...

Le felicito por el blog, entró de vez en cuando y paso siempre un rato agradabilísimo, soy una mitómana retrospectiva. Además me gusta saber de todos esos actores y cuesta encontrar información, llegué por aquí en pos de Fernando Cebrián, un actorazo y guapísimo, en paz descanse.

jueves, octubre 22, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Me alegra muchísimo que le guste el blog y le agradezco que me lo cuente, amiga Júlia. Espero seguir contando con sus visitas. Su compañía es mi recompensa.

jueves, octubre 22, 2009  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home