Lady Filstrup (3ª época)

Dedicado a la música ligera, actores españoles y tebeos de Bruguera (porque sí, porque rima).

Mi foto
Nombre:
Lugar: El Escorial, Madrid, Spain

lunes, noviembre 02, 2009

Sólo José Luis...

Nos hacía bien pensar que estaba vivo y es una tragedia insoportable saber que ha muerto. José Luis era (es) parte de nosotros mismos y saber que ha fallecido nos duele más de lo que podíamos sospechar. José Luis López Vázquez de la Torre, aquel niño introvertido y melancólico que había venido al mundo un doce de marzo de 1922 difícilmente podía imaginar hasta qué punto estaría presente en las vidas de sus compatriotas a lo largo de más de cuatro décadas de labor interpretativa que fueron mucho más que eso. Porque José Luis no se limitó a ser un actor más, por mucho que su ambición, a menudo, se redujera a trabajar tanto como le fuera posible, para, sencillamente, superar su temor a recaer en la estrechez económica en la que se crió. José Luis, sin proponérselo, encarnó y dio sustancia a todas las caras posibles que somos capaces de reconocer. Poseedor de una poderosa magia inaprensible para el común de los mortales, José Luis nos mostró a los espectadores tantos reflejos como otras tantas miradas se le dirigieron. Desplegó su arte ante los asombrados ojos del público con tanta magnificencia como ante los ojos de sus directores. Maravilló al avispado Berlanga con sus “revoleras interpretativas” en algunas de sus mejores películas, como fueron “Novio a la vista” o “Plácido”; deslumbró a su amigo José María Forqué brindándole una actuación estelar en “Atraco a las tres”; dio sentido a la inspiración de Armiñán cuando, en el colmo de la versatilidad, y habiendo ya acuñado el prototipo del español medio para la posteridad, se atrevió con un personaje femenino inolvidable en “Mi querida señorita”; fue también, para el atinado Fernando Palacios, el padrino de la familia más grande del cine español; a las órdenes del prolífico Lazaga ejecutó rumbosamente los más complejos artificios cómicos; girando la máscara del caricato, se ciñó a los hoscos dictados del grave Saura, mostrando la negrura del alma consciente; ya definidos los ilimitados límites de su exposición actoral, se dejó encerrar por Mercero en la cabina donde quedarían apresadas

las pesadillas de un país, colgado del televisor; formando pareja con la entrañable Gracita Morales se despellejó las manos destripando los terrones del terrenal Ozores; hasta tuvo el placer de completar el reparto de un film de su admirado George Cukor, cuando figuró en la internacional “Viajes con mi tía”. José Luis fue todo eso y muchísimo más, tanto que pasará largo tiempo antes de que seamos conscientes de hasta qué punto es enorme su pérdida. Sólo él fue capaz de, siendo él mismo, ser a un tiempo Groucho y Charlot, para pasar a ser, a renglón seguido, un hombre en el laberinto de la melancolía, por el simple procedimiento de quitarse los afeites del rostro.

Hoy este burgo está dolorido. Se le ha ido José Luis, alguien a quien no llegó a conocer, pero a quien tuvo siempre tan cerca como su propia vida, alguien de quien habría querido ser más que un amigo: un siervo, un admirador, un esclavo...

Etiquetas:

53 Comments:

Anonymous Tere said...

Qué bonito, qué sensible. Eres muy especial, me has conmovido.

lunes, noviembre 02, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Es que estoy así, como lo digo, amiga Tere. Por circunstancias personales, además, no tengo tiempo para asimilar más despacio el revés recibido. Escribo con urgencia y con emoción. Gracias por tu comentario.

lunes, noviembre 02, 2009  
Blogger oscar said...

La muerte de D. José Luis López Vázquez,se lleva más que una generación de nuestro cine y de nuestra historia.
Es la primera vez que noto algo especial tras la desaparición de un actor.
Descanse en paz.
"Un siervo, un admirador, un esclavo"....
Burgo eres un fenómeno.
Preciosa entrada.
Saludos a todos.

lunes, noviembre 02, 2009  
Blogger fandestéphane said...

Estoy muy triste hoy.
Sin palabras.

Un abrazo, sr. Burgo

lunes, noviembre 02, 2009  
Blogger Sr. Feliú said...

Dolientes amigos:
Ya les conté en otra ocasión que tuve ocasión de entrevistarle cuando lo del Goya de Honor en 2005. Lo que más me impresionó fue su firme convicción de que los papeles que más había disfrutado fueron los que interpretó para Mariano Ozores. La doña Adela de "Mi querida señorita", el buhonero de "El bosque del lobo", el niño crecido de "la prima Angélica" tenían una fuerza que los hacía accesibles al espectador inmediatamente. En cambio, opinaba él, sus trabajos para Ozores y algunos para Masó los realizaba sin red, valiéndose sólo de sus propios recursos humorísticos.
Hay una especie de disociación traumática en la mayoría de los actores que han alcanzado popularidad gracias a la comedia pero están empeñados en que podrían haber sido grandes trágicos.
En casos notables como el de José Luis López Vázquez –José Luis Ozores sería otro- han sido capaces no sólo de compatibilizar ambas trayectorias si no que han logrado integrarlas en la misma interpretación. El Rodolfo de "El pisito", el Quintanilla de "Plácido", el Juanito de "El monosabio" conjugan ambos registros.
Al mismo tiempo, José Luis López Vázquez es uno de los actores mejores pagados de la década de los sesenta. La veintena de títulos dirigidos interpretados junto a Gracita Morales avalan su categoría de estrella y –según cuenta Ozores- el que ambos disfrutasen de las primeras roulottes que se veían en un rodaje español.
Le ofendía que le hubiesen encargado la dirección de "Los palomos" a Fernán-Gómez. Siempre pensó que ese sería su debut en la dirección cinematográfica. Cuando se le escapó la oportunidad, se olvidó de esa otra faceta.
Con Luis Escobar, con quien empezó en el Teatro María Guerrero -después de haber pasado por el TEU de Modesto Higueras- escribió el guión de "El secreto de la cerradura".
Fue dibujante, figurinista, decorador teatral, ayudante de dirección de Enrique Herreros y Pío Ballesteros.
Y, sí, después de haber hecho más de doscientas películas, tenía miedo de que no sonase el teléfono, de no tener un trabajo a la vista.
Les acompaño en el sentimiento, Sr. F.

lunes, noviembre 02, 2009  
Blogger Chespiro said...

Forma parte de nuestra vida. Es inevitable que nos sintamos tristes.
Últimamente solo entro aquí para despedir, eso no puede ser.
¿Me harían el favor de decirme de qué película era aquello con lo que concluye su tema: "un siervo, un esclavo..."?
Solo quiero reírme un ratito más.

lunes, noviembre 02, 2009  
Blogger Tom B. said...

Sorry to hear about another well known Spanish actor passing. This has been a terrible past few weeks.

lunes, noviembre 02, 2009  
Anonymous Javier said...

Juan Carlos,has escrito un adiós precioso. Sin Fernando Fernñan Gómez, y ahora sin José Luis López Vázquez, el cine hasta me molesta. Por eso aquí sólo puedo repetir lo dicho en el post anterior. ¡larga vida al Padrino Búfalo!

lunes, noviembre 02, 2009  
Blogger Sr. Feliú said...

Es el Galindo de "Atraco a las tres", don Chespiro, ante la "imponente" Katia Loritz.

lunes, noviembre 02, 2009  
Blogger jose said...

Me uno a tu dolor, burgo. Se ha ido un inconmensurable.

lunes, noviembre 02, 2009  
Blogger Júlia said...

Toda una época, con todos sus matices. La lástima es que cueste tanto ver el cine de esos actores en pantallas 'normales', incluso en televisión. Una hermosa elegía para un gran actor.

lunes, noviembre 02, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Muchas gracias, amigos, por vuestra compañía. Agradecimiento especial para el Máster Felíu, quien, siempre generoso con sus conocimientos y testimonios, aporta sabiduría a lo que a este burgo se le había quedado trabado en el mero sentimiento.
Acompañémonos,amigos, puesto que nos van dejando solos.

lunes, noviembre 02, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Mi mas sincero pesame de este asiduo Anonimo... Tu entrada es lo mejor que he leido tras la muerte del gran Lopez Vazquez... Nunca lo olvidaremos mientras sigamos disfrutando de su Arte visionando sus peliculas...

martes, noviembre 03, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Gracias, amigo anónimo, por sus condolencias. No le quepa la menor duda, al gran José Luis López Vázquez no le vamos a olvidar, es más, le vamos a echar de menos, los españolitos, como el mundo echó de menos a Chaplin. Claro que... al final... también lo arrinconarán. Pero eso ya no lo veremos nosotros, creo.

martes, noviembre 03, 2009  
Blogger Sr. Feliú said...

Y además de las películas:

F. Antonio Fernández Oliva.
José Luis López Vázquez: un cómico dramático.
Difusión Cinematográfica Española, S.A. 1988.
Una completa filmografía hasta la fecha de edición. Hay también epígrafes dedicados a su labor teatral y televisiva. Tiene dos prólogos: uno de Berlanga y otro de Azcona.

Eduardo Rodríguez Merchán.
José Luis López Vázquez: Los disfraces de la melancolía.
34 Semana de Cine de Valladolid, 1989.
El cuerpo central del libro son varias entrevistas realizadas por el autor al cómico.

Juan Fabián Delgado.
José Luis López Vázquez: el actor indispensable.
Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, 1996.
Hace acopio de información de los dos títulos anteriores y realiza un somero análisis de sus trabajos hasta la fecha.

Vean. Lean. No olviden.
Sr. F.

martes, noviembre 03, 2009  
Anonymous Javier said...

Juan Carlos, siempre he pensado que el cine español, el cómico, viene directamente del Quijote. Por la historia del hombre que tiene un sueño o un delirio, de entrada. Pero también por otro aspecto del libro, que es la historia del hombre que se lanza a una locura... con lo poco que tiene a mano. El Quijote con una lanza de su bisabuelo, media armadura que tenía por casa, un caballo esquelético y un escudero que es un campesino. Ese es el punto de vista de todo el cine español de El Astronauta, de Aquí hay petróleo, de Atraco a las tres... Y creo también lo es de todo el que hace cosas o hace algo en nuestro país. Uno se lanza a hacer las cosas solo, con lo poco que tiene a mano. No es un país de loco, pero es un país donde hacer algo es una locura. Y como ocurre con el Quijote o con los protagonistas de ese cine, no hay enmienda posible. Se insiste una y otra vez. No se aprende, porque no hay nada que aprender y sí mucho por hacer.
Se debate de cuando en cuando sobre el himno nacional. Sería lo más justo que quitaran el que hay y que cada vez que sube un atleta a un podio, o va el presidente a un país extranjero (bueno, todos los países son extranjeros entre sí, por definición), cada vez que dan un premio gordo o entierran a un prohombre tendría que sonar la música de Atraco a las tres.

martes, noviembre 03, 2009  
Blogger raflan said...

Uf...ayer tuve todo el día una sensación de vacío. De ver que se nos escapa una generación de actores que nunca ha tenido el reconocimiento que ha merecido.

Y llamadme egoísta, pero me duele, porque siento que nos dejan huérfanos, que no hay otra generación que haya calado tanto en mí como aquella. Hoy escribe Manuel Alexandre en Abc un recordatorio del gran López Vázquez en el que hace mención a la última vez que actuó con él y con Agustín González (este es una debilidad personal) y acaba diciendo: "Éramos tres viejos, los tres de la misma época y por desgracia ya dos de ellos han desaparecido. Y ahí queda eso. ¡Este guiñapo ya! ¡Vamos a ver si duramos, hombre!". Y esa es la sensación que yo tengo.

Por cierto, ¿alguien tiene el Epílogo que emitió ayer Canal + sobre él y lo puede compartir de alguna manera?

A la bibliografía que aporta el sr.Feliu hay que añadir un libro que editó la Mostra de Valencia, escrito por Manuel Valencia.

En fin,... enhorabuena (una vez más) por su texto querido Burgo.

martes, noviembre 03, 2009  
Anonymous Anónimo said...

El actor.

JC
--

martes, noviembre 03, 2009  
Blogger Yordi (Y.) said...

Entiendo perfectamente lo que queda tan bien dicho en esta entrada, yo ayer me emocioné y reconozco que se me humedecieron los ojos...
Hoy le he puesto una viñeta en el blog, un humilde homenaje, pero que me gustaría que viera, señor burgo.

http://unacosadedibujos.blogspot.com/

martes, noviembre 03, 2009  
Blogger Cronopio said...

Querido Burgomaestre:
Permíteme empezar por el final, esa mención final, homenaje de una escena tan propia del español medio (de “Atraco a las tres”, creo recordar), machacado por el servilismo de una época oscura y fría: “alguien de quien habría querido ser más que un amigo: un siervo, un admirador, un esclavo...”
Y vaya si lo consiguió. Como tú, tan concisamente, y en un estilo literario que me admira, tan bien has explicado: encarnó y dio sustancia a todas las caras posibles que somos capaces de reconocer (...) nos mostró a los espectadores tantos reflejos como otras tantas miradas se le dirigieron.”
Ciertamente “Sólo él fue capaz de, siendo él mismo, ser a un tiempo Groucho y Charlot, para pasar a ser, a renglón seguido, un hombre en el laberinto de la melancolía, por el simple procedimiento de quitarse los afeites del rostro.”
En fin, me suscribo y rindo tributo a esa multitud de comentarios, emotivos todos, y muy sabios muchos de ellos. ¿Qué más decir? Un pedazo de nuestra historia sentimental, versátil como las de los ya citados Fernán Gómez, Ozores, etc.
Enhorabuena una vez más.

martes, noviembre 03, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Y para colmo:

adiós, Francisco Ayala.

“Indagación del Cinema”
Francisco Ayala
Compañía Ibero-Americana de Publicaciones (CIAP). Mundo Latino
Madrid, 1929
EXISTEN REEDICIONES AMPLIATIVAS Y ENMENDANTES EN EL MERCADO LATINOAMERICANO, REBAUTIZADAS COMO:
“El Cine: arte y espectáculo”. Argos: Los Pensadores. Buenos Aires, 1949 (Argentina) / Universidad Veracruzana. Xalapa, 1966 (México)

EXISTEN REEDICIONES CERCANAS Y AMPLIATIVAS, REBAUTIZADAS COMO:
“El escritor y el Cine”
Francisco Ayala
Ediciones del Centro; núm.32. Madrid, 1975 / Aguilar: El Libro Aguilar, núm.43. Madrid, 1988 / Ediciones Cátedra: Signo e Imagen, núm.42. Madrid, 1996

--

“Francisco Ayala y el Cine”
Luis García Montero
Visor Libros / Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales
Madrid, 2006 (incluía edición facsímil de “Indagación del Cinema”, de 1929)

JC
--

martes, noviembre 03, 2009  
Anonymous Javier said...

Es que los 103 es una edad muy mala, querido maestro Don Jesús. Eso todo el mundo lo dice.

martes, noviembre 03, 2009  
Blogger Sr. Feliú said...

Perdón:

Manuel Valencia.
José Luis López Vázquez: Confesiones de un pícaro.
Fundació Municipal de Cine, Mostra de Valencia, 2002.

martes, noviembre 03, 2009  
Blogger Sr. Feliú said...

Queridos amigos:

1.
Don Francisco Ayala tuvo el buen gusto de escribir de cine cuando cine equivalía a vanguardia. Como César Arconada, como Antonio Espina.
Entonces nos habría dicho que el alma de los cómicos que se van queda en suspensión en esas partículas brillantes que bailan ante el foco de luz del proyector. En los días del "home cinema" a lo mejor no procede.
Les dejo, no obstante, con una reflexión de don Francisco que sirve al caso:
[El actor compone] “una figura destinada a suplantar la realidad, a fingir una concreción que no existe. Nos otra cosa hacen en su mayor parte nuestros cómicos del cine, de las variedades y de la radio que, atenidos a la más estrecha circunstancia, aplican dotes muchas veces excelentes a un arte de corto vuelo y de eficacia restringida. Raro es el que abre a través de sus creaciones perspectivas de considerable alcance. Alguno he conocido, como el español Luis Esteso -cuya genialidad se ahogaba -hasta sucumbir al fin- en los estrechos recursos del music-hall o del intermedio de espectáculos mayores, y que aún con tan precarios medios sabía transmitir al público la emoción de una comicidad profunda”.
(Cito por la reedición de Aguilar del 88, comprada en un baratillo).

2.
Suscribo la moción de don Javier del cambio de himno. "Atraco a las tres" o "Plácido". El "bandabadaba-bandabadabadá" de "Sor Citroen" sería caer en el exceso.

"Vamos a ver si duramos", Sr. F.

martes, noviembre 03, 2009  
Anonymous Javier said...

Y yo suscribo todo lo que usted diga, incondicionalmente, master Feliú. Por cierto, de los escritos de Azorín sobre cine ¿se recomienda visita?

martes, noviembre 03, 2009  
Anonymous suminonA said...

Gracias, amigos burgos, por esta preciosa despedida al gran José Luis López Vázquez. Yo haré mi pequeña aportación con La cabina. Pinchen ustedes aquí.
Saludos de suminonA.

martes, noviembre 03, 2009  
Anonymous Javier said...

Pues también acaba de morirse con cien años Claude Lévi-Strauss.

martes, noviembre 03, 2009  
Blogger Sr. Feliú said...

Me pilla usted en un renuncio, don Javier.
Mi disculpa es que soy de la quinta de "La Novela Semanal" y con los del 98 sólo me he tratado con don Ramón y con ese escritor clandestino que fue el hermano tuerto de Baroja.
A ver si don Jesús -u otro asiduo ilustrado- nos ilumina.
Atte., don Ignorancio Feliú

martes, noviembre 03, 2009  
Anonymous Javier said...

Maestro querido ¿tiene opinión al respecto?
¡Y muchas gracias admirado Sr. Feliú! (De la novela semanal, y el cuento semanal, y todo eso, tengo un paquetito de ejemplares. si alguna vez buscase alguno, y yo pudiera ayudarle..., ya sabe!).

martes, noviembre 03, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Amigos, permitidme que me disculpe para empezar, por estar ausente de la tertulia. Me ha sido imposible acercarme hasta estas intempestivas horas y lo hago, además, hecho fosfatina. Felizmente, mi presencia no es necesaria, como voy a pasar a continuación a demostrar, desgranando algunos comentarios insípidos. Por un lado, despedir con honores a los centenarios y sabios Francisco Ayala y Claude Lévi-Strauss. Por otro, agradecer la bibliografía brindada por el Máster Felíu y apostillada por el amigo Raflan (lo que ha permitido que el Máster Felíu complete su divulgador comentario). Con aportaciones así, este weblog (o lo que sea) adquiere un valor estimable. Agradecer también, naturalmente, al amigo Javier, su interesante visión de la esencia quijotesca (no en el sentido caballeresco que se le suele dar al término, sino en el que tanto tiene que ver con la improvisación). Es de esas teorías que han de contener una gran dosis de verdad, porque todos nos sentimos tentados de identificarnos con ellas. Yo mismo he pensado: "Pues sí. De la manera que hago el blog, sin ir más lejos, es esa: como un chalado u orate pertrechado con desechos".
Interesantísimos los textos recogidos de Francisco Ayala y preciso, conciso y definitivo, como siempre, el maestro don Jesús, que ha expresado con dos palabras lo que este burgo trató de exponer (sin demasiado éxito) con un chorro de ellas.
Y en cuanto a lo de Azorín...pues no lo he leído, no...¡pero lo tengo "en cartera"! A ver qué dice el maestro don Jesús...
Y al amigo Cronopio, agradecerle su amable comentario. Y al amigo Jordi, como ya le he dejado comentado en su blog, felicitarle por su inspirada viñeta.

miércoles, noviembre 04, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

¡Discúlpeme, amigo suminoA, que no le he dicho nada! Se me había pasado. Gracias por su amable comentario y por incluir el enlace de "La cabina".

miércoles, noviembre 04, 2009  
Anonymous Tere said...

Definir tu labor como quijotesca es lindamente masculino y muy cierto. Tanto como agradecer las aportaciones de tus colaboradores, que son tan pozo de cultura y amor por el cine como tú. Cuánto me gusta leeros, aunque discrepemos en cosas. Y qué bonita la felicitación que os hizo Aguilar.

miércoles, noviembre 04, 2009  
Blogger filomeno2006 said...

Descanse en Paz. Gran Actor.
Fuí compañero de clase de un hijo suyo, López Majerus.

miércoles, noviembre 04, 2009  
Anonymous Anónimo said...

>>>Como César Arconada>>>

Que los dioses libren, a todos ustedes (mucho más a los jóvenes, claro), de confundir al brillante -y, a veces, casi exquisito- César María Muñoz De Arconada con el actual basurero Andrés Arconada (García).

(Lo siento, Jefe Burgo: no pude resistirme; es que era palentino... El Don César, digo).

JC
--

miércoles, noviembre 04, 2009  
Anonymous Javier said...

De Astudillo.

miércoles, noviembre 04, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Sobre el viejito (con cariño lo escribo…) Azorín.

Pues les digo que, en el mi caso, me gustan sus textitos (sus guiones, no). Porque está enamorado de un algo que no entiende… del todo; pero hay un fervor. Y, además, lo mira todo como narración. Lo que es un punto. O así me parece. Y luego está, claro, ¿cómo no?, la inestable arquitectura de su prosa; que cuando es para periodismo es más límpida que en las novelas (que ya es decir). O así creo.

Por si interesara (que no lo sé, pero ya puesto en la verborrea…):


De sus compilaciones aparecieron dos entregas:

“El efímero Cine” (Azorín; Afrodisio Aguado Editor: Mas allá, núm.112. Madrid, 1955)

“El cine y el momento” (Azorín; Biblioteca Nueva. Madrid, 1953); reedición del mismo sello en 2000 (Biblioteca Nueva: Azorín, núm.4)


Todo ello está ampliado en (que es la edición que recomiendo… por así decir):

“El Cinematógrafo. Artículos sobre Cine y guiones de películas, 1921-1964” (Azorín; Pre-Textos / Fundación Caja del Mediterráneo / Filmoteca de la Generalitat Valenciana: Pre-Textos, núm.243 / serie Letras Hispánicas. Valencia, 1997)


Y sobre él tengo anotadas dos cositas:

“Azorín y el Cine” (Francisco Romá; Diputación Provincial de Alicante. Alicante, 1977)

“Azorín: periodismo cinematográfico” (Rafael Utrera Macías; Film Ideal 2000. Barcelona, 1998)

Igual el bloque sirve de (para) algo (álguienes...).

-----

No sé si fuera de contexto, pero:

un día después sigo igual de angustiado con la muerte de don José. Ayer, por lo del velatorio… me sentí avergonzado: historias de idiotas sobre un genio. Y aún no han empezado las telemisoras con lo de su futura herencia…

(Yo fui uno de los espectadores que, en aquel terrible 1966, se asombró con ÉL en “¡¡¡¡¡Amoooorrr!!!!” –de Murray Schisgal; en el Teatro Marquina, y con la entonces carnal Soler Leal, y el rey del camuflaje: José María Prada. Después, en el cine usaco, con Jack Lemmon y dirección de Clive Donner–.

Fui diez días seguidos –y no continué porque llegó la Navidad se me echó encima–.

Doce años después, cuando mi exilio en Costa Rica, intenté montar aquella “Luv”…, pero ÉL no estaba. Desistí. Imposible. En aquel trópico los actores no entendían de cansancios…

Al volver, cuando el Premio Especial Calidad, intenté lo de conseguirme al genio para lo del trasvase de “La hoja roja”. Pero la plata se la llevó el Cara de Acelga y, ay su “Soldados de plomo”).

JC
--

miércoles, noviembre 04, 2009  
Anonymous Javier said...

Muchas gracias, querido amigo Don Jesús, por sus explicaciones. La verdad es que retrata a Azorín. Hubo mucha gente de letras que no acabó de entender de todo el cine (aunque al revés pasa todavía más). Tengo por aquí una crítica de JL Borges poniendo Ciudadano Kane a la altura del betún muy ilustrante.

miércoles, noviembre 04, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Es que Borges es peligrosete.

Como casi todos los rosáceos.

JC
--

miércoles, noviembre 04, 2009  
Anonymous Javier said...

Así acaba el artículo: «Me atrevo a sospechar, sin embargo, que Citizen Kane perdurará como "perduran" ciertos films de Griffith o de Pudovkin, cuyo valor histórico nadie niega, pero que nadie se resigna a rever. Adolece de gigantismo, de pedantería, de tedio. No es inteligente, es genial: en el sentido más nocturno y más alemán de esta mala palabra.»

Y aquí está entero el texto:

http://www.canaltrans.com/lalinternamagica/005.html

miércoles, noviembre 04, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Por orden de intervención:
1)Muchísimas gracias, amiga Tere, por tu nuevo comentario. Efectivamente, los asistentes a este foro son lo mejor del weblog. Y no es coba ni lisonja. Es que todo lo demás, es un pretexto para que ellos (vosotros) intervengan (intervengáis)
2)Muchísimas gracias, amigo filomeno, por tu compañía
3)Muchísimas gracias, maestro don Jesús, por su extenso, ilustrativo, interesante y jugoso comentario.
4) Muchísimas gracias, amigo Javier, por tirarle de la lengua (con el debido respeto) al maestro don Jesús, y por tu aportación del texto borgiano.
A propósito de la, llamemosle polémica (aunque no es tal), sobre "Ciudadano Kane", se me ocurre una bobada y es que nadie discute la grandeza de la película del señor Welles (bueno, y de Gregg Toland y de Herman Mankiewicz), y está comunmente aceptado que hablamos de (nada menos que) el mejor film de la historia, pero... tengo para mí que es un obra muy poco estimada, en el sentido de que se le tiene poco cariño. No sé si va en la misma dirección la crítica de Borges, pero yo he podido constatar que a la gente, en general, la película en cuestión le resulta antipática. Yo mismo la aprecio mucho, como obra pasmosa que es, pero no la llevo en el corazón. "¡Ah!" (encogiéndome de hombros)

jueves, noviembre 05, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

(Encore): "Luv...quiere decir amor"...Como la adaptación teatral que describe el maestro don Jesús me va a ser imposible verla (sin remedio), espero algún día que la versión cinematográfica cuyo título en España he puesto más arriba aparezca algún día en "Dividí". ¡¡Ahí es nada, Jack Lemmon, con el Peter Falk haciendo el co-protagonista!!¡¡Encuentro cósmico de los de verdad!! -Película poco emitida por las televisiones, apunto. Por lo menos, no me suena, no...

jueves, noviembre 05, 2009  
Blogger Sr. Feliú said...

No sabía del Azorín guionista. Dudo que alguno de sus libretos llegara a la pantalla, ¿no?
Tengo por aquí sus obras teatrales -Brandy, mucho Brandy, Lo invisible, El doctor Frégoli-, publicadas en la colección "El teatro moderno", pero nunca me he atrevido a hincarles el diente. Se estrenaron, cosa sorprendente, en 1927/28. Sé que luego se alió con Muñoz Seca y Enrique Díez-Canedo repartió estopa a diestro y siniestro.
No como don Jorge Luis, que está moderadísimo en el comentario de "Ciudadano Kane" por mucho que el último párrafo deje regusto de azote.
En 1941 el cine silente era cosa del pasado, degustado únicamente por ratas de cine-club. La posibilidad de ver muchas películas de aquellas hoy en condiciones más que razonables nos permite, me parece, apreciar lo que de lírico y recién nacido hay en "Las dos tormentas" o "Lirios rotos", aunque sea a costa de depreciar la épica racista de "El nacimiento de una nación" e el colosalismo de "Intolerancia".
De don Vsevolod Pudovkin tengo relativamente reciente "Tempestad sobre Asia" y se puede "rever".
Salud, don D.W. Feliú, viudo de Gish

jueves, noviembre 05, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Con permiso (el Jefe y los ustedes):

separando lo que hace Toland, para lo/el que/quien no tengo palabras (se ganó el cielo "asático" en "The Outlaw"), desde milenios siempre dije que lo mejor del "Kane" era Joseph Cotten.

Este Josep es un actor no ya inmenso, sino -y también- bello; esto es difícil. Ser bello: que la cámara esté acorde en/con el tú.

La esencia orgánica.

Haga lo que haga, se mueva como se mueva (incluso en las basuras de lo almeriense), mire a quien mire, desprecie a quien sea... él está ahi; acechante a la réplica... y madando en un lago de lumínico horizonte.

Por encima de todos de los de su generación, Cotten era un dios griego.

(Dicho -todo ello-, con perdón, por los no creyentes.

JC
--

jueves, noviembre 05, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Este burgomaestrillo sólo puede leerles con reverencia, admirados maestros y amigos...¡Qué suerte tenerles por aquí!
PD: y aunque sea un sacrilegio, añadiré algo a lo dicho: si Cotten no es más mítico que sus contemporáneos, pese a sus colosales trabajos en "Ciudadano Kane"(Welles), "La sombra de una duda" (Hitchcock), "Duelo al sol" (King Vidor), o "El tercer hombre" (Carol Reed)se deberá a que... a que...¡que me aspen si lo entiendo!

jueves, noviembre 05, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

...o en "Niágara", de Hathaway!!!... En fin, en fin...Esto del mito... a fin de cuentas...

jueves, noviembre 05, 2009  
Blogger Sr. Feliú said...

La señora Feliú opina exactamente igual que usted, don Jesús.
Ella tiene en más alta estima que yo las memorias de don Joseph -"Vanity Will Get You Somewhere"- que aquí publicó Parsifal, con el escueto título de "Autobiografía".
El tercer capítulo está íntegramente dedicado a "Ciudadano Kane", pero como la relación con don Orson abarca desde el Mercury Theatre hasta "Sed de mal" pasando por "El tercer hombre" y no se cuántas cosas más, ya puede imaginarse que Welles sale una página sí y otra también.
En el ranking de menciones ocupa el segundo puesto el productor Selznick y su señorita Jones -que no es la de Billy Paul-.
Luego el tío Alfred...
Inviten a su casa al tío Charlie, vean "Jennie" de nuevo, el ateo Feliú

viernes, noviembre 06, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Así es, señora; y que a sus pies quedo.

(Salvo añadir -o complementar, no sé- que en la edición española del volumen con lo memorial sí se recuperó lo de "La Vanidad te llevará a alguna parte"; al menos en el ejemplar que acá tengo en la "C" archivado; colección "Figuras", núm.23).

JC
--

viernes, noviembre 06, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

¡Recontra! Ese sí lo tengo! Y bueno, en el lomo se limitan a poner lo escueto, pero en la portada, debajo de "Autobiografía", han puesto (en letra pequeñeta) eso tan bonito de "La vanidad te llevará a alguna parte". Que el finde les lleve a buen puerto, amigos.

viernes, noviembre 06, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Me olvidaba:

http://www.elpais.com/articulo/opinion/reparto/vida/elpepusocdgm/20091108elpdmgpan_2/Tes

JC
--

lunes, noviembre 09, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Leílo, maestro don Jesús, en su edición impresa, con su papel y su tinta. Muy próxima, la visión de doña Elvira, de la mía. Tengo la impresión (por el reparto que cita) que debemos ser "de la misma quinta". Mucho "Estudio Uno" le leo a doña Elvira, en ese reparto. Por otra parte, me gusta mucho la foto elegida, con el irrepetible (snif) elenco de "Atraco a las tres". Eso sí, señalar que, al fondo, se encuentra, inconfundible, el rapaz perfil de la grandísima Lola Gaos. Que conste que en el pie de foto no se la menciona. Ahí está. Que conste.

lunes, noviembre 09, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Romoreóse que "Atraco a las tres" iría en lo de "Cine de Barrio"...

...pero nos endilgaron "Operación Cabaretera".

Paralelas, sí.

JC
--

martes, noviembre 10, 2009  
Blogger lanoe said...

He lamentado mucho la muerte de este Grande , he disfrutado infinidad de veces con sus actuaciones y por supuesto lo seguire haciendo.

Personalmente mis peliculas preferidas son "Atraco a las 3" y "Mi querida señorita"

Cuando se nos han ido ya , cuantos de esos actores maravillosos , tan personales , tan naturales , con esa manera tan especial de entender el oficio

Os invito humildemente a que leais la entrada que le he dedicado en mi recien estrenado blog

http://dcineyotrascosas.blogspot.com/

martes, noviembre 10, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Maestro don Jesús, en efecto, da la sensación de que siempre que se pueda elegir, "ellos" van a elegir lo peor... porque, obviamente, "Atraco a las tres" y "Operación cabaretera" son películas paralelas (y antítéticas)pese a llevar ambas la etiqueta de "comedia".
Amigo lanoe, muchas gracias por su comentario. Hemos leído su blog y le hemos dejado allí nuestra adhesión.

martes, noviembre 10, 2009  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home