Lady Filstrup (3ª época)

Dedicado a la música ligera, actores españoles y tebeos de Bruguera (porque sí, porque rima).

Mi foto
Nombre:
Lugar: El Escorial, Madrid, Spain

martes, diciembre 08, 2009

José Rubio, que una vez fue Marlon Brando (o así)

Los actores son personas. Las personas, a menudo, se convierten en actores. Los actores, además de ser personas (obviedad de esas que quizá convenga recordar en un sitio como este, dedicado a hablar acerca de ellos), nos sirven para entender mejor qué somos o cómo somos los humanos. Así, sucede con los actores que los catalogamos, clasificamos y encasillamos en un determinado rol, dentro de unos estrechos márgenes y bajo el yugo de rígidos esquemas. Dictaminamos que tal papel no le va a fulano, o que a mengano, que se le da tan bien la comedia, es imposible tomárselo en serio cuando trata de conmovernos. Con infinita frecuencia etiquetamos a los actores con un determinado y definitivo sello, del mismo modo que adjudicamos a nuestros semejantes tal o cual perfil, fuera del cual nos resulta imposible concebirles. Y tan injusto es actuar de esta manera tanto con los actores como con el resto de los mortales, con la única diferencia de que, en el primer caso, esta discriminación influye decisivamente en su faceta profesional, mientras que a los que no nos dedicamos a interpretar vidas ficticias, sino tan solo a vivirlas, tal proceder difícilmente repercutirá en nuestros prosaicos quehaceres. Muchos son los ejemplos que servirían para ilustrar esta cuestión que tan ineficazmente trata de plantear aquí y ahora este burgomaestre. Actores y actrices a los que el público ha marcado con el hierro candente de un pensamiento perezoso y pragmático, forman una verdadera legión. Y siempre, siempre, con injusticia, porque la complejidad de un actor, versión regulada por los dramas, retablos y guiones nacidos de la imaginación, de la complejidad humana, no puede nunca hacerse encajar en una casilla, aunque la comodidad utilitaria de nuestro juicio nos conduzca inevitablemente a ello. El caso es que, de toda esa miríada de intérpretes condenados a la administrativa sepultura en un determinado nicho indeleblemente etiquetado, ha sido una imagen con la que este burgo ha tropezado, la que le ha movido a realizar las presentes (y poco originales, reconozcámoslo) reflexiones. Se trata de una fotografía que se publicó en la página 2 del décimo segundo número de la revista teatral “Primer acto” (enero-febrero de 1960), un retrato del actor José Rubio (José Rubio Urrea, Lubrín –Almería-, 10-9-1931) en la que parece estar a punto para ofrecer al público español su versión de los anti-héroes más o menos juveniles que al otro lado del Atlántico habían encarnado Marlon Brando o James Dean. Sólo un año y tres meses después, José Rubio ya ocupa la portada de la revista, en su número 21, y un nuevo retrato suyo figura en su página 2, representando el papel de Val Xavier en la obra de Tennessee Williams (Thomas Lanier Williams, 1911-1983), “La caída de Orfeo” (Orpheus descending, 1957), que había sido recientemente llevada al escenario del teatro Español por la compañía Lope de Vega, con José Tamayo como director y con Ana Mariscal (como Donna Torrance) y Nuria Torray (en el papel de Carol), como oponentes femeninas.

José Rubio, al que vimos recientemente por aquí, con motivo de las primera y segunda partes de la entrada dedicada a José María Tasso, a causa de su participación en la versión de Rafael Gil de “La casa de la Troya” (1959) y de la adaptación del mismo director de la comedia homónima de Jardiel Poncela, “Tú y yo somos tres” (1962), y al que veremos también en la tercera parte de la misma entrada, pues coincide nuevamente con Tasso en “Don Erre que erre” (José Luis Sáenz de Heredia, 1970), y al que citamos, probablemente, en la entrada dedicada a Fernando Delgado, por haber hecho su debut cinematográfico en “Todos somos necesarios” (José Antonio Nieves Conde, 1956), uno de los primeros títulos de la filmografía de este recientemente fallecido actor, empezó en la profesión introduciéndose en ella indirectamente, desde su puesto de botones, siendo un muchacho, en una empresa de producción cinematográfica. Desde tan “privilegiada” posición, Pepe Rubio tomó contacto con muchos representantes de actores y consiguió introducirse, como meritorio, nada menos que en la prestigiosa compañía del Teatro Español, “Lope de Vega”, en cuyo escenario alcanzará la categoría de primer actor. En la misma época del estreno en Madrid y Barcelona de “La caída de Orfeo” (1961), obra masivamente conocida por el público gracias a la difusión de la versión cinematográfica que filmó Sidney Lumet en 1959 (“Piel de serpiente”, se llamó en España, "The fugitive kind", en su estreno en USA) con dos gigantes de la interpretación en sus papeles principales (Marlon Brando, como Valentine Xavier, y Anna Magnani representando a su jefa, Donna Torrance, quienes dieron al film el aspecto de un monstruo de dos cabezas), José Rubio representaba roles destacados en “Seis personajes en busca de autor”, de Pirandello, “Muerte de un viajante”, de Arthur Miller o en la versión de “La Celestina” a la que hicimos referencia recientemente por estar protagonizada por quien fue nuestro último motivo de comentario en este weblog, la perturbadora Irene López Heredia. Sin embargo, pese a haber, por ejemplo, compartido durante un tiempo, el mismo alma que llevó sobre los hombros el mismísimo Marlon Brando, cuando sobre el tablado dio vida al mismo guitarrista vagabundo y buscavidas que imaginó Tennessee Williams, para varias generaciones de espectadores, José Rubio no ha sido ni será nunca otro que aquel que protagonizó durante décadas la comedia de Alfonso Paso “Enseñar a un sinvergüenza” (llevada al cine por el inoperante Agustín Navarro en 1969) y que, especializándose cada vez más en representar piezas escasamente distinguidas de vodevil, recorrió los escenarios españoles sin más pretensión que distraer a un público con deseos de pasar el rato sin exigir el menor esfuerzo a su intelecto. Haciendo de la exhibición ruidosa de una simpatía agobiante su carta de presentación, a José Rubio le vio este burgomaestre repetidamente recorrer los platós de televisión en innumerables programas de tipo “magazine”, cantando las excelencias de su última comedia en cartel, empleando siempre, para atraer a la audiencia, el viejo reclamo de que la suya era una representación en la que “la gente disfruta, se ríe, y olvida durante dos horas sus problemas cotidianos” . Y sin embargo, don José Rubio, claro está, no sólo era eso. No sólo es eso. Por más que, por así decir, y en pos del éxito, hayamos de convenir en que “él se lo haya buscado”.

PD 1: Otro día hablaremos de Arturo Fernández, quien, de similar manera, y en vista de la escasa capacidad del cine español para dar salida a sus reales posibilidades de ser una estrella del celuloide (medio en el que trabajó denodadamente y en todos los géneros), se acomodó en una única clave en la que desarrollar un solo acorde, proceder el cual le ha proporcionado fama, fortuna y estabilidad, pero que le ha privado, sin duda, de una gran parte de su capacidad, de su oficio, y, en cierto modo, de sí mismo.

PD 2: Para los amigos seguidores de Lady Filstrup: sigo teniendo dificultades para dedicarme como sería mi deseo al blog. La tercera (y última) parte de la entrada dedicada a José María Tasso sigue en marcha, pese a todo. Próximamente, en sus pantallas.

Etiquetas:

26 Comments:

Blogger Sr. Feliú said...

No es por encasillar, pero en el segundo retrato nuestro Marlon Brando es clavadito a Richard Harris.
Siempre suyo, don Egdunio Feliú

martes, diciembre 08, 2009  
Blogger Júlia said...

Tiene toda la razón. Es curioso como algunos actores empiezan en serio, con un grado importante de ambición artística y parecen terminar 'en broma' y a otros les pasa justo al revés. El contexto, la casualidad, las necesidades vitales y muchas otras circunstancias inciden en el conjunto. No es ningún consuelo, pero no sólo pasa en nuestras latitudes. La vida, ay, da muchas vueltas. Impresionante la fotogenia de Rubio de joven, a mi me encantaba por aquel entonces. Lástima que no me llevaban al teatro, uf.

martes, diciembre 08, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Ah, admirado señor Felíu, es que, precisamente, el bueno de Richard Harris empezó su carrera cinematográfica como puro "clon" de Marlon Brando. Hasta se peinaba igual. Como suele pasar, el discípulo hasta superó al maestro. Pero no en calidad interpretativa, sino tan sólo en exhibición de masoquismo.
Amiga Júlia, celebro que estemos de acuerdo y que tanto haya sido así que hasta se haya tomado la molestia de ponerlo por escrito. El caso es que, cuando los actores pasan de papeles cómicos a serios, se ganan el respeto de público y crítica. Mientras que si sucede al contrario, parece que se corre un tupido velo sobre la primera etapa. No sé por qué será... Nosotros, el público, que somos un poco... perezosos (o así).

martes, diciembre 08, 2009  
Blogger filomeno2006 said...

Interesante escena de la película de 1969 dirigida por Agustín Navarro, rodada en pinar bajo el Lago de la Casa de Campo madrileña.......

jueves, diciembre 10, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Como interesante es su comentario, amigo Filomeno...Gracias por traérnoslo

sábado, diciembre 12, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Protesto con energía...

Harris ya estaba en "Rebelión a bordo" con Marlon.

Y cada uno hacía lo suyo; sin... mimestimos.

Otra cosa es que, por estética inasumida -aunque sí flotante en el genio creador de los idem-, Marlon podría haber hecho a la perfección -como así lo hizo Harris- el personaje English Bob; allá, en "Sin perdón".

(Bueno, en fin, como les quiero a los tres: al Master, al Jefe y a Júlia, ay... acepto los sus asertos como excusa orgánica de comunicación... en torno a dos gigantes).

JC
---

sábado, diciembre 12, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Me explicaré un poco, con la intención de aplacar las justas protestas del admirado don Jesús. En efecto, Richard Harris y Marlon Brando actuaron juntos en "Rebelión a bordo" y, sin duda, es fácil distinguirlos porque uno hace de oficial petimetre (Brando) y el otro de marinero levantisco (Harris). En esa época, Brando era ya un monstruo sagrado y la imagen de bruto que había constituido su "sello" de cara al gran público, ya se había encargado él de contradecirla con un variado número de registros diversos: empezando por el inmortal Marco Antonio de la versión de Mankiewicz de "Julio César" o siguiendo con el Sky Masterson del jovial musical "Ellos y ellas", del mismo Mankiewicz. Brando estaba interesado en probarse a sí mismo y en ofrecer diversas facetas de su capacidad actoral. Lo que yo trataba de decir con mi media lengua de trapo es que el estereotipo con el que se empezó a "vender" Richard Harris al principio de su carrera y con el que, probablemente, logró establecerse en la profesión con estatus de estrella fue el de una imitación británica de Brando. Este no es un delito muy grave, por otra parte, ni, desde luego poco común. Muchísimos actores empezaron de similar manera. Paul Newman, sin ir más lejos. Y con esto no quiero restarle ni un ápice de su grandeza a Harris, que me gusta mucho, también (sólo que algo menos que Brando). Por otra parte, el papel del inglés de "Sin perdón" me recuerda bastante al que hacía Brando en "Missouri", no sé porqué. Lo que está claro es que ambos envejecieron, físicamente, de maneras opuestas.
PD: A el su Madrid, maestro, lo veo mejorar día por día... Ya parece un equipo.

domingo, diciembre 13, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Si usted lo dice...

Me refiero a lo del equipo.

A mí me sigue pareciendo una banda de asaltadores de ilusiones.

(Un banda, por cierto, sin Harris a la cabeza).

JC
--

domingo, diciembre 13, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Hablando de bandas, Jefe (y otros): ayer la Campos le dedicó la tarde a Joselito.

Todo un horror.

o también: un horror, todo.

(Salió mi amor de los amores, María Mahor; y al instante me arrepentí de haber sido su fiel epitelial: adoraba a la Campos).

Cada día, ay (ya lo escribí, sí), se va todo más al carajo.

JC
--

domingo, diciembre 13, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Y dentro del carajal... se nos murió Enrique Brasó.

En fin

--

“Carlos Saura. Introducción incompleta”
Taller de Ediciones Josefina Betancor
Taller Dos, serie Cine, núm.5
Madrid, 1974

“Conversaciones con Fernando Fernán-Gómez”
Espasa-Calpe
One Shot
Madrid, 2002

“Una cierta tendencia del Cine español” (contenido en “Siete trabajos de base sobre el Cine español”)
Fernando Torres Editor
València, 1975

JC
---

domingo, diciembre 13, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Bueno, maestro don Jesús, su "banda" asaltó Mestalla con más brío que sutileza, pero creo que la victoria es un botín más que razonable. No están los tiempos para despreciar satisfacciones, así que acepte mi consejo de aprendiz, y disfrute de los tres puntos obtenidos. Máxime cuando venía de ver el "horror-Joselito". Por pura casualidad vi unos instantes, yo también. Es terrible, pero da toda la sensación de que se han propuesto duplicar "Cine de barrio" en Telecinco, los sábados por la tarde, pero sin película.
Lamentamos, naturalmente, la pérdida de Enrique Brasó, de quien confesamos no haber leído ninguno de sus libros, lo cual, a juzgar por sus títulos, no deja de producirnos cierta vergüenza.

lunes, diciembre 14, 2009  
Blogger Sr. Feliú said...

"In memoriam"
El libro sobre Saura es pionero y, desde luego, exhaustivo hasta la fecha de publicación.
El de conversaciones con Fernán-Gómez es absolutamente im-pres-cin-di-ble, señor Burgomaestre. Una laguna que debe usted solucionar de inmediato. Además, anduvo por baratillos a tres euros o así.
Su "trabajo de base" sobre el cine español no lo conozco, como desconozco el único largometraje que dirigió "In memoriam" (1977), basada en un relato de Bioy Casares e interpretado por Geraldine Chaplin, José Luis Gómez y Eusebio Poncela.
También escribió y dirigió uno de los episodios de la película colectiva "Cuentos eróticos" (1979) pero su labor principal fue la de director de doblaje.
Augusto M. Torres le dedica una entrada en su libro Directores españoles malditos en la que se menciona que Brasó fue actor infantil en un anuncio de Pelargón, cosa que, no sé porqué, me provoca al tiempo ternura e inquietud.
Cosas de la edad.
Dense por saludados, el archivero (jubilado) Feliú

lunes, diciembre 14, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Pues no cejaré, admirado señor Felíu, en el empeño de hacerme con esos volúmenes. Al menos, con el im-pres-cin-di-ble. En cuanto a "In memoriam", tampoco yo he tenido oportunidad de verla. Según he leído en el libro de Miguel Ángel Rivas "Debut y despedida", fue una de las películas que se estrenaron en la sala madrileña "El Españoleto", que pareció especializarse en dar salida a películas "malditas" desde su mismo comienzo. Como curiosidad completamente gratuita, les cuento que en aquel año 1977 compartieron el dudoso honor de ser films de debut y despedida de sus respectivos directores los siguientes: "Me siento extraña", de Enrique Martí Maqueda (ya saben, Bárbara Rey y Rocío Dúrcal en animado dúo, "Vivir a mil" (del otrora galán de la pantalla José Campos)y "Makarra conection" (de los ínclitos Hermanos Calatrava). El film de Brasó, que contó con la producción de Emiliano Piedra (y de José Luis Borau, como productor asociado), con música de Luis Eduardo Aute y un guión firmado por el propio director más Juan Tebar y José María Carreño, da la sensación, al menos, de que debió merecer mejor suerte que sus compañeras de póker.

lunes, diciembre 14, 2009  
Blogger Sr. Feliú said...

Estimado Burgomaestre:
El Españoleto, sito en el barrio madrileño de Argüelles, fue cine de reestrenos espectaculares a mediados de los años setenta ya que estuvo dotado de sistemas de proyección Vistarama y Esteroerama (sea esto lo que sea). "Tiburón" o la reposición de "La caída del imperio romano" pasaron por su pantalla y allí las vieron estos ojos que han de ser alimento de gusanos.
También recuerdo haber visto allí, en reestreno "Bonnie & Clyde", algunos Chabroles y, en 1979o 1980, una de sus "una y no más": "Tres en raya", de Francisco Roma.
Por lo demás, era una de esas salas de raigambre castiza que tenían en los bajos una discoteca, lo que proporcionaba un efecto surround trepidante hasta a las películas más íntimas.
Sigan ustedes bien, José de Ribera y Feliú

lunes, diciembre 14, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Eso de "en los bajos", mi querido Master, le ha quedado un pelín...

(Aunque yo, claro, y por edad, le entiendo).

JC
--

lunes, diciembre 14, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Muchas gracias, admirado señor Felíu, por la semblanza de la citada sala cinematográfica. Por lo que acababa de leer en el mentado libro del señor Rivas me había hecho una idea completamente equivocada de "El Españoleto". Algo así como una cine de Arte y Ensayo o casi, casi, "underground". Y nada más lejos, claro... En fin... Uno, que ignora tanto como puede (y un poco más).
Don Jesús, es usted un pillín incorregible.

lunes, diciembre 14, 2009  
Anonymous Tere said...

¡¡Qué bien se lo pasan estos hombretones cultos!!. Y que buena idea la de hablar de José Rubio. A mí no me gusta, pero tampoco que esté olvidado.

martes, diciembre 15, 2009  
Blogger Sr. Feliú said...

¡Ay, don Jesús!
En los años en que uno frecuentaba las salas cinematográficas, éstas carecían de entrepierna.
Ahora, entre digitales y 3-D, vaya usted a saber si no se hará realidad aquella escena del "Casanova" de Fellini en el que se hacían proyecciones de linterna mágica en el interior de una ballena que era trasunto apenas camuflado de una gran vagina.
Suyo siempre, don Futuronio Feliú

martes, diciembre 15, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Que no, que no, compas: que me mostré blanco.

Que también yo me tragué los tumbazos del bumba bumba; por ejemplo en la sala El Palacio de la Prensa", con la boite "Jota Jota" debajo.

Es lo que quise decir.

Que yo soy un caballero; por así decir.

JC
--

martes, diciembre 15, 2009  
Anonymous Anónimo said...

Y...

¡¡¡ zumba !!!

otro de los nuestros:

don Francisco Piquer (Chanza).

JC
--

martes, diciembre 15, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

(Empiezo por el final)...Ay, don Jesús, ya le he entonado la despedida a don Francisco Piquer(con más voluntad que acierto, como es norma de la Casa). En cuanto a los temas "bajinales", admirados máster Felíu y maestro don Jesús, uno ni entiende de discotecas, ni nada...
Amiga Tere, me duele señalarlo, pero habrá observado que en ningún momento he dicho que me gustara Pepe Rubio (ni como actor ni como nada, se entiende), pero eso no obsta para que, en efecto, sienta la necesidad de acordarme de él, porque eso sí lo merece, especialmente, dado que su carrera no es tan unidimensional como pueda parecer a primera vista. En fin, ya sé que es una puntualización innecesaria, pero es que me encanta charlar con usted...

martes, diciembre 15, 2009  
Anonymous Kike Narcea said...

Me parece muy bien lo que hacéis. Yo, que conozco algo el mundo del actor, (llevo años conociendo a muchos y rodando con ellos) y sé que este país nuestro no es Hollywood, que aquí no se elige y que, cuando se elige hay que elegir con cuidado. Aquí que "el trabajo siempre puede faltar", los actores hacen lo que pueden y lo hacen lo mejor que pueden. Por eso me parece cojonudo que les dediquéis este blog, porque muchos de ellos, además, eran actores excelentes.

P.D.: Metédle de vez en cuando también al tema tebeo, eh, que lo tenéis abandona'o. Un cándido saludo.

jueves, diciembre 17, 2009  
Blogger Los Burgomaestres said...

Muchísimas gracias, amigo Kike, por tu comentario, por el cual advierto que has capturado perfectamente el espíruto que anima a su artífice a la hora de hacer el blog. Mi punto de vista es el del mero espectador, siempre lo digo, y el trabajo (supongo que se le puede llamar así) que hago es tan sólo una manera de devolver algo de lo que los actores dan con el desempeño del suyo. Es, a fin de cuentas, reconocerles sus muchos méritos, poniendo especial atención en aquellos cuya identidad ha sido ignorada u olvidada. Las concesiones a la actualidad, en cualquier caso, están medidas y atienden a un criterio afín con el espíritu del blog.
Los tebeos me siguen gustando como siempre. Pero una cosa es disfrutar con algo y otra ponerse a trabajar sobre ello. Estuve 2 años con el tema de los tebeos Bruguera y cuando lo dejé estaba necesitando un descanso. Al apartarme del tema observé que me costaba mucho retomarlo y que, en cambio, me apetecía más ocuparme de la legión de actores que poblaban mi memoria y mi presente, por lo que decidí cambiar de tercio. Además, por extraño que pueda sonar, creo que ahora ya no es tan necesario un blog sobre los tebeos Bruguera... Entre enero del 2006 y el momento actual han aparecido muchos blogs, publicaciones y ediciones del y (sobre el) material de la editorial del Gato Negro. Cedo la palabra a mis distinguidos colegas, y a los propios tebeos, que conocen hoy una difusión que no sospechábamos que tendrían hace cuatro años.

jueves, diciembre 17, 2009  
Anonymous Tito said...

Pepe Rubio siempré agradeció á Paco Rabal qué le dise una oportunidad en el Teatro ,en la pelicula ENSEÑAR UN SINVERGUENZA la CARMÉN SEVILLA esta pá hacerla un Body de besos por lo buena qué está .

miércoles, febrero 17, 2010  
Anonymous Tito said...

Pepe Rubio siempré agradeció á Paco Rabal qué le dise una oportunidad en el Teatro ,en la pelicula ENSEÑAR UN SINVERGUENZA la CARMÉN SEVILLA esta pá hacerla un Body de besos por lo buena qué está .

miércoles, febrero 17, 2010  
Blogger ninest123 Ninest said...

ninest123 12.26
louis vuitton, michael kors outlet, tory burch outlet, louis vuitton, nike air max, polo ralph lauren outlet, louboutin outlet, prada outlet, oakley sunglasses, tiffany and co, louboutin shoes, nike outlet, christian louboutin outlet, cheap oakley sunglasses, ray ban sunglasses, ray ban sunglasses, burberry outlet online, louis vuitton outlet, polo ralph lauren outlet, oakley sunglasses, ugg boots, louboutin, chanel handbags, michael kors outlet, longchamp outlet, ray ban sunglasses, burberry, tiffany jewelry, michael kors outlet, michael kors outlet, louis vuitton, oakley sunglasses, jordan shoes, replica watches, longchamp outlet, uggs on sale, prada handbags, nike air max, ugg boots, longchamp, oakley sunglasses, michael kors, replica watches, michael kors outlet, nike free, gucci outlet, ugg boots, louis vuitton outlet, ugg boots

sábado, diciembre 26, 2015  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home