Lady Filstrup (3ª época)

Dedicado a la música ligera, actores españoles y tebeos de Bruguera (porque sí, porque rima).

Mi foto
Nombre:
Lugar: El Escorial, Madrid, Spain

martes, marzo 28, 2006

Una de cestas


Estaba cenando un sándwich de pollo con mayonesa y leyendo un viejo, emocionante Pulgarcito, y de repente aparece esta historieta de nuestro amigo Carpanta... Hay un hambre a la española como hay un hambre a la americana. La española la va a encarnar magníficamente una persona; la americana la representa mejor un oso. El hambre a la española es un hambre que nunca se sacia y que sacude todos los días, y el hambre a la americana es más bien una cosa dominical, como de picnic, es un hambre de pepinillos y poca cosa más. El español tiene hambre de plato de garbanzos, de hartura de comer y de cinturón que acaba cediendo. El español tiene, por supuesto, otras hambres, pero ésas ya no sé si también las refleja Carpanta. Con Carpanta los españoles no nos reímos del hambre, sino de los hambrientos, como uno no se recochinea de la tontería sino de los tontos, de las cosas que tienen los tontos, y uno tampoco se cachondea de la melanina, sino de los negros, y de las cosas que tienen los negros, que son, desde luego, las que los blancos les dejan tener. Los americanos, que se consideran un pueblo muy idealista, han preferido reírse del hambre en abstracto, y en este plan el abstracto americano es el oso Yogi. Con su sombrero redondo y su cuello duro, Yogi es asimismo un poco Carpanta; pero de esto él no va a tener noticia. A Yogi, como está en el país de la abundancia, le ponen un Boo Boo y un guardabosques, que es como si se desdoblara la doble alma de Protasio. Donde aquí nos apañamos con un personaje, los americanos pueden permitirse gastar el doble. Lo que los americanos buscan en el idealismo, los españoles lo vamos a buscar en el soñar y en los sueños, acaso de ahí nos salen los Goya y los Dalí. Carpanta es un soñador que sueña con cosas materiales, y esa es la diferencia entre un soñador y un idealista. Carpanta, claro, sabe que es un soñador, y por eso se resigna a acabar las aventuras sin comer. El soñador es el más resignado de todos los seres. Pero el caso es que al ver esta historieta del Pulgarcito núm. 1.817, publicada con fecha del 28 de febrero de 1966, me he quedado con el sándwich de pollo con mayonesa, ya digo, atravesado en la boca ante este Carpanta radicalmente idealista que juega, a espaldas de Escobar, a ser el oso Yogi.

7 Comments:

Blogger Los Burgomaestres said...

Muy bien, compañero! Ese puente tendido entre el pobre españolito y el americano que hace el oso a través de la cesta de merienda es un logro. Faltaría añadir alguna referencia a "Cesta y puntos" para redondear la pirueta, pero seguro que habrá ocasión...
¡Jolines, compa! Qué poco nos pensábamos que ibamos a sacar tanto Escobar, ¿eh?

martes, marzo 28, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Y el caso es que le sacamos de corazón... Lo llevamos más adentro de lo que creemos. Y ahora... ¡Rebote para Daniel Vindel! ¡Cesta y puntos!

miércoles, marzo 29, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Por cierto... ¡¡qué coches tan bonitos dibujaba Escobar!!

miércoles, marzo 29, 2006  
Blogger Gordito Relleno said...

Coches muy chulos,sí...pero los que pasaron a la historia fueron los de Coll en el TBO, aunque a mí también me gustaban los de Rovira en su última época también en el TBO. Bueno...se podía escribir una entrada sobre coches ¡Hay tantos temas!

El caso es que yo iba a hablar de Yogui (o Yogi, esto es como lo de Otegui) pues las aventuras de este oso junto a otros personajes de Hanna Barbera se publicaron también en Bruguera en algunos especiales de los primeros 80 y en las revistas de formato reducido (Pulgarcito y Copito) que salieron en la época. Seguro que algunos las recordáis.

miércoles, marzo 29, 2006  
Anonymous Anónimo said...

Pero... ¿la mayonesa era natural?
---

miércoles, marzo 29, 2006  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

Era yo...

miércoles, marzo 29, 2006  
Blogger Chespiro said...

¡Qué aguda comparación la de Carpanta y el oso ése! Me admiro ante sus temas cada vez más...y lo del desdoblamiento de Protasio en Boo Boo y el guardabosques...genial.
Sinceramente, creo que nunca he leído artículos tan cálidos y sentidos sobre las criaturas de Escobar como los que se ven en este blog.
Por lo poco que vislumbro de la personalidad del maestro, sé que le hubieran encantado.

miércoles, marzo 29, 2006  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home