Lady Filstrup (3ª época)

Dedicado a la música ligera, actores españoles y tebeos de Bruguera (porque sí, porque rima).

Mi foto
Nombre:
Lugar: El Escorial, Madrid, Spain

sábado, junio 24, 2006

Festival


También este modesto weblog (o lo que sea) ha querido sumarse a la celebración del Día Europeo de la Música, con la organización de un concierto benéfico (en beneficio de la Duda) a cargo de nuestros queridos personajes Bruguera, para lo que hemos contactado aprisa y corriendo con los músicos disponibles de la nómina de personajes bruguerianos. La tarea no ha resultado fácil. Debido al despiste imperante en esta Notaría, la mitad de las direcciones de correos están desaparecidas y la mitad del resto no están actualizadas. A esta lamentable realidad hay que sumar la no menos desalentadora cuestión de la premura de tiempo con la que habían de responder los escasos intérpretes localizados, incompatible con sus problemas de agenda. Por si fueran pocas dificultades, además, la mayoría de los personajes con quienes finalmente pudimos contactar ha resultado que se encuentran retirados en asilos o en casas de reposo (cuando no en penales de alta seguridad) y sin ganas de cantar ni de tocar nada, por lo que declinaron el dudoso honor o, simplemente, nos enviaron a hacer gárgaras. No obstante, y venciendo un cúmulo de calamidades, obstáculos y cortapisas, estos burgomaestres se complacen en presentar a un ramillete de fenomenales artistas profesionales y a un hatajo de voluntariosos aficionados. Deléitense, damas y caballeros, con el arte musical de los magos del ritmo y la melodía de la historieta española. Se abre ante ustedes el Primer Festival Bruguera del Día Europeo de la Música.

El evento
Celebrado el pasado jueves, día 22 de junio del año 2006, en el Teatro Rafael González de Barcelona, y emitido hoy, en riguroso diferido, en este weblog, en el Primer Festival Bruguera del Día Europeo de la Música, el numeroso público asistente pudo deleitarse con actuaciones musicales, de las cuales reseñaremos las más sonadas, en las cuales, gracias a una cuidada escenografía, se reproducían fielmente algunas viñetas en las que se habían dado momentos musicales . De especial dificultad técnica fue la reproducción de la viñeta en la que el Tío Vázquez navegaba a la deriva en un respiradero, en medio del océano mientras ejecutaba su número y tal vez por ello, fue uno de los más aplaudidos. Excusó su asistencia la estrella máxima del Universo Bruguera, Mortadelo, quien, a modo de compensación, envió en su lugar un archivo de vídeo con una vieja actuación suya, que se pudo ver en la portada del SuperMortadelo número 13, publicada en 1972. Su ausencia, aunque lamentada, no restó asistencia al concierto. Para la interpretación musical de los diversos números, se contó con un coro de voces fijo en el que no queremos dejar de destacar la presencia de Lily, la creación de Segura para la revista del mismo título, tal como aparecía en el número 498, de 21 de junio de 1971.

Artistas profesionales

Dedicar la vida a las fusas y las corcheas es uno de los más encomiables propósitos profesionales a que se puede aspirar. La música es un bálsamo, un estímulo o, directamente, un alimento imprescindible para la mayoría de la humanidad. Dejando al margen las inevitables excepciones, los seres humanos necesitamos recargar nuestro espíritu, con periodicidad variable, con melodías que poder cantar en la ducha o en el asiento de atrás del coche, cuando vamos de excursión, o caminando camino del trabajo, o, también, si nuestro gusto está más educado, con sinfonías que dirigir imaginariamente en el saloncito. Aquellos que sienten la vocación musical y consiguen darle naturaleza profesional alcanzan la felicidad cada vez que ejercen su oficio y la transmiten al oyente.
En el mundo Bruguera, en el que hay profesionales en todas las ramas imaginables, también encontramos músicos. Los hay desde los que se dedican con entrega total a su arte, hasta los que únicamente ejercen muy ocasionalmente, en alguna historieta determinada.

¡¡Sinforino!!
El músico más músico de todos los personajes bruguerianos fue creado por Jorge para la recién nacida revista DDT en 1951. Gráficamente, se trata de una de las propuestas más estrambóticas, extravagantes y excéntricas de toda la cosmología brugueriana. Dependiendo de lo retorcida que sea la mente del lector, su aspecto físico, dominado por una cabellera en forma de fuente surtidor (de tinta china, claro), puede recordar las cosas más disparatadas. Su afán por ganarse la vida con el ejercicio musical (mediante la docencia y la interpretación) no obtiene recompensa nunca y el insólito multiinstrumentista de cerrada barba vive instalado en la precariedad más absoluta. Le vemos aquí, en una viñeta del DDT 27 (de noviembre de 1951) interpretando el que bien pudiera ser el himno oficial del Estado Bruguera, “El vals del percebe”, del maestro Peñarrovsky”, iniciando con la debida solemnidad el Festival Bruguera del Día Europeo de la Música.

Aniceto, artista completo
Como reza el titulo, Aniceto domina todos los áreas de la creatividad artística. O eso cree él. Lo mismo se anima a escribir una novela que a pintar un mural o a ejecutar, como es el caso, una pieza de “Chapín”. Él se siente grande, violín en mano, pero los efectos de su arte son casi letales. En esta historieta del DDT 151, de la tercera época, de 8 de junio de 1970, tan pronto desgrana las primeras notas, Aniceto cae fulminado y la misma reacción (un suerte de defunción momentánea) tienen después su portera y el médico que acude a asistirle, con lo que puede afirmarse que Aniceto “ejecuta” de forma muy efectiva.
Escobar dibujó a este completo desastre artístico para el DDT durante un periodo relativamente breve, alternando su presencia con la de “Melitón, bombero de afición” en la misma revista y simultaneándola con la serie fija de Toby. Dotó a su personaje de un aspecto bastante juvenil y más delgado (economía bohemia mediante) de lo que en su estilo es habitual. La definicón visual del artista se concentra en el uso de patillas y pipa, elementos ambos que hacen innecesaria más tarjeta de presentación y que por sí solos convierten a cualquier marsupial en un artista de tomo y lomo.

Pelufo Yeyé

Enrich tenía un estilo aseado y agradable. Sus series son de lectura fácil y el ojo no se fatiga en su contemplación. En sus historiets no sucede casi nunca nada excepcional, siendo su personaje más insólito el extraterrestre “1 X 2, el invasor” y el más popular, el Caco Bonifacio. Este Yeyé del 67, que asomó la ganchuda nariz en el Extra de Vacaciones de Pulgarcito de aquel año y poco más, tuvo una carrera extremadamente corta y constituye la contribución de Bruguera al fenómeno Yeyé, expresión nacida del machacón estribillo del “She loves you” beatleniano de tres años antes, y forma dominante en Francia y España para referirse a los grupos pop.

El trío Yeyé
Como reafirmándose en su condición de dibujante yeyé de la casa, Enrich nos proporcionó la actuación en la portada del Pulgarcito número 1873, de 27 de marzo de 1967, del “famosísimo” Trío Yeyé. Este conjunto de improbable formación (inédita, diría este burgomaestre: dos guitarras y un saxo) actúa en un club cuya exclusividad se formula en que todos los asistentes a los recitales deber ser melenudos. Para cumplir este requisito, Tribulete y su jefe se plantan en la cocorota la oportuna peluca beatle, lo que nos permite, echando un sitazo a la viñeta adjunta, verlos de esta guisa. Son personajes que, en ese momento, llevan ya veinte años de permanencia en los quioscos. Su creador, el fundacional Cifré, ya ha pasado a mejor vida y ellos mismos están algo anticuados. Enrich, que se hizo cargo de la serie con muy buen oficio, los pone instantáneamente al día con este sencillo procedimiento. Citando a la Orquesta Mondragón, podríamos decir que Tribulete y su jefe se han aplicado la receta que Javier Gurruchaga cantaba en sus buenos tiempos: “Ponte la peluca, ya”.

Artistas aficionados

Ser “amateur” es algo bonito que ser. La dulzura de la palabra cuadra perfectamente a aquel que hace música para distraerse, para acompañarse, para divertirse y porque, sencillamente, le sale hacerlo, sin otra ambición que manifestar el propio estado de ánimo o sin ninguna intención en absoluto. A menudo, la música sale de uno sin proponérselo siquiera, porque la música, felizmente, ha entrado en nosotros alguna vez y movida por leyes físicas indomables, la musica sale de nosotros alguna vez, ya sea “silbando al trabajar” o, con un poco más de disciplina por medio, cuando tratamos de reproducir con nuestra guitarra barata, las canciones de nuestros héroes. Los personajes Bruguera no son ajenos a este hecho y por eso, en el Festival también tuvimos ocasión de presenciar las actuaciones de...

Zipi y Zape, rockanroleando

La versión del rock’roll qu enos brindan los hermanos Zapatilla resulta didáctica y algo edulcorada, pero a entusiasmo no les gana nadie. Escobar los dibuja en el Pulgarcito 1591 (de fecha 30 de octubre de 1961) entregados al frenético ritmo rockero con verdadero frenesí, pero atemperando el desmelene con una carga paternal y docente que hace entrar en vereda cualquier atisbo de desenfreno. Su interpretación del bailable rock (con letra y música del maestro don Pantuflo Zapatilla) fue de las ovacionadas del festival y es que el gran público siempre se pirra por las monerías infantiles, claro que, en este caso, hay que reconocer que estos chicos, con su entrega, resultan enternecedores.

Bautista

El alopécico fámulo dibujado por Sanchís a quien ya se dedicaron algunos párrafos en una entrada anterior, toma la guitarra y se arranca con una versión de “Moliendo café” que provoca la consiguiente zozobra en su señor. La rígida circunspección de un mayordomo se descompone totalmente cuando da rienda suelta a sus apetencias sonoras y canta desaforado, abriendo mucho la boca y cerrando los ojos, esta canción que trajo a España el mexicano Javier Solís, cargada de tardes que languidecen y de cafeína, con música del maestro Blanco y letra de José Manzo. Se pudo ver en el Tio Vivo 86 de la segunda época, de fecha 29 de octubre de 1962.

Olivio

Uno de los éxitos mayores de eso que dio en llamarse “Canción del verano” fue “Un rayo de sol”, la pegajosísima tonada hábilmente producida por Tony Ronald y compuesta por su bajista, Amado Jaen, que el grupo “Los Diablos” lanzó el estío de 1970 y que los puso en lo más alto de las listas de ventas. En la primavera siguiente, concretamente, en el Mortadelo número 21 (de fecha 19 de abril de 1971), Olivio todavía tiene en la cabeza este éxito de la música chicle y se lanza a interpretar en la soledad del campo, una animada versión. Olivio, en su actuación, representa a la figura universal del trabajador que se distrae en el desarrollo de su labor, una de las utilidades más nobles del arte musical.

Vicente el dependiente
Jaume Rovira dibuja como nadie la jovialidad, ese estado de ánimo que hace la vida fácil de vivir y los lectores se lo agradeceremos siempre. Sus personajes, preferentemente jóvenes y con ganas de divertirse, se ponen a cantar con facilidad y a la menor ocasión. En la viñeta del extra de Primavera de Din Dan de 1973, el dependiente Vicente utiliza la música como medio para celebrar el feliz hallazgo de una buena idea (en este caso concreto, para crear un slogan para los almacenes), algo que, según parece, el propio dibujante solía hacer. El tema elegido, el clásico contemporáneo “American pie” , de Don McLean, publicado en 1972.

Pepito

El sobrino de Rigoberto interpreta un solo de bombo, un arte difícil de apreciar por el gran público y que, desde luego, su tío no sabe apreciar. Responde el niño al deseo innato de todo humano de dominar un instrumento musical. De entre todos los instrumentos, son los de percusión los más primitivos y, por tanto, los más apropiados para satisfacer tan atávicos impulsos. El caso es que Luisito, como percusionista, representa a un tipo de músico muy especial. En todos los grupos, el batería es el elemento singular, el individuo peculiar. Algo así como el portero en los deportes de equipo. La escalofriante escena se produjo en el Pulgarcito 1862, de 9 de enero de 1967.

Usurio

Con una versión castellana de “La vie en rose”, la inmortal canción de 1942 que popularizara mundialmente Edith Piaf (con letra de la propia cantante y música de Louigy ), saltó al escenario Don Usurio, el personaje de Marz Schmidt que fue menguando de tamaño en sucesivas historietas hasta quedar reducido al estándar de hombrecito brugueriano. En la historieta reproducida (Pulgarcito 194, de marzo de 1951) , Don Usurio ha visto en la práctica del recital callejero una vía de acopio de riquezas, cosa que, naturalmente, le resulta un chasco completo. El bueno de Don Usurio canta con un estilo aún más desaforado que el de Bautista y dobla su menudo cuerpo en un arco que facilita la salida del chorro de voz. Las notas salen de su boca despedidas como fuegos de artificio y el éxito cosechado en la historieta era igualmente artificial. En el Rafael González, en cambio, tuvo muy buena acogida.

Agamenón
Agamenón hizo (muy adecuadamente, dado el ambiente rural del número) una interpretación del tema “If I were a rich man”, extraído del musical de Broadway de Jerry Bock y Sheldon Harnick, con libreto de Joseph Stein “Fiddler on the roof”, estrenado en septiembre de 1964 y popularizado mundialmente por la multioscarizada película de Norman Jewison del mismo título estrenada en 1971. Agamenón sucede a Zero Mostel (que estrenó el espectáculo en el escenario), a Topol (que lo continuó y protagonizó la película) y a nuestro Antonio Garisa (que hizo la versión para los escenarios españoles, grabó un disco y protagonizó una serie televisiva con el tema) en esta adaptación que se publicó en el Súper Tio Vivo número 81 (de fecha 13 de agosto de 1979). Y si bien el mozo no consigue ver realizado el sueño expresado en su canción, logra que llueva en Villamulos, lo que no es moco de pavo.

Carpanta, contrabajo

La participación del inefable Carpanta en el festival consistió en la escenificación de su historieta del Pulgarcito 1127, de noviembre de 1952, en la que se unía junto con su amigo Protasio a una orquesta como contrabajo. Tal peripecia le permitió a Escobar ofrecer un recital de chistes a propósito del lenguaje musical, tales como el relativo a un sostenido “que está a punto de caerse”, o a la necesidad de llevar gafas ahumadas por “estar tocando en clave de sol”. Como Carpanta pasa frío a causa de las corrientes de aire que se establecen debido a la numerosa presencia de instrumentos de viento, termina tocando el contrabajo desde dentro.

Gratuitas consideraciones finales

Esta vida ingrata, absurda y majadera que nos trata con tan poco respeto y que nos sume en la perplejidad con tanta frecuencia por su insensata crueldad sería insoportable sin los tebeos y sin la música. Por eso nos ha hecho tan felices organizar este festival y esperamos que hayan disfrutado de este resumen. Muchos personajes se han quedado en la recámara, como este Pitagorín y su amiguito Pepito que daban un toque eléctrico a los villancicos en el Almanaque de Pulgarcito para 1968, pero es que esto ya se está alargando demasiado... ¡Hasta la próxima, amigos de Lady Filstrup! Aquí termina el Primer Festival Brugera del Día Europeo de la Música! Sigan leyendo tebeos y escuchando música. Son de las pocas cosas que se pueden hacer y disfrutar simultáneamente.

28 Comments:

Blogger Los Burgomaestres said...

¡Estupendo! ¡Divertidísimo, compañero burgomaestre! ¡¡¡Uno de los mejores conciertos que se han dado nunca!!!

domingo, junio 25, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Celebro que te haya gustado, compañero. Nos ha costado lo nuestro, pero ha valido la pena reunir a todos estos artistazos. No obstante, quizá debimos recortar un poco la actuacion del sobrino de Rigoberto... Decididamente, ¡¡3 horas son demasiadas!!

domingo, junio 25, 2006  
Blogger Palimp said...

Sin lugar a dudas el mejor festival de este año. Un abrazo de un seguidor fiel.

domingo, junio 25, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Gracias, palimp, por el comentario y por la (alta) fidelidad, un bien escaso en los tiempos que corren...

domingo, junio 25, 2006  
Blogger jaumejoan said...

Gracias amigo burgomaestre, como lector de este magnífico y original articulo y como autor co-protagonista. Nos ha hecho deslizar por el tunel del tiempo a otras épocas, no mejores ni peores sino diferentes. Porque yo no estoy de acuerdo en que cualquier tiempo pasado es mejor, sino que cualquier tiempo pasado es pasado. Hay sin embargo una constante en el tiempo, y es nuestra relación con la música. La música forma parte de nuestra vida y la mayoria de nosotros podríamos revivir nuestra historia a base de recuerdos que evocan un rio de canciones, de músicas de todo tipo.
En fin, repito mis felicitaciones, señor burgomaestre!!

lunes, junio 26, 2006  
Anonymous El Señor Snoid said...

Sinforino! bello (?) personaje.Un nuevo descubrimineto grafico que tengo que agradecerles.

Estimados Burgomaestres, podrian facilitarme algo mas de informacion sobre el creador de este personaje desconocido para mi hasta ahora.

lunes, junio 26, 2006  
Blogger Gordito Relleno said...

¡Bravo, bravo!
Y como se dice al acabar los conciertos:
¡Otra, otra!

Que me ha gustado mucho el rescate de Pelufo Ye ye y de Enrich, que no se prodiga mucho en este lo que sea (o weblog)

Y qué genialidades de Escobar con el lenguaje musical. Me ha recordado a una chirigota de Cádiz que interpretaba una obra clásica escrita para "do-mí en el so-fá".

lunes, junio 26, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Muchas gracias, amigos jaumejoan, snoid y Gordito por vuestros "afinados" comentarios. Celebramos muchísimo que sigamos estando "en la onda" y esperamos que os mantengáis "en sintonía" con nosotros. Lo importante es mantener la buena "armonía", ¿no os parece? Bueno, pero si tenéis que "poner en solfa" cualquier cosa que hagamos no dudéis en "tomar la batuta" y llamarnos la atención para que dejemos de "dar la nota", por favor.

lunes, junio 26, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

No, en serio, a ver... Amigo jaumejoan, muchísimas gracias por el comentario. No te puedes imaginar el lujo que representa poder contar con la opinión de uno de los auténticos artífices de todo ese "universito" (seamos modestos) que intentamos explicar a nuestro modo, en este weblog. Tus comentarios sobre la importancia de la música en nuestras vidas, impagables, además de muy oportunos.
Amigo Snoid, en este weblog ya hemos hablado a propósito del gran Miguel Bernet Toledano (1921-1960) Jorge, porque es el creador de Doña Urraca, Ofelio, Mi primo Gundemaro y de Doña Filo y sus hermanas, señoras bastante llanas y de todos estos personajes hemos hablado aquí, pero ya le anuncio que dedicaremos enseguida una entrada a Sinforino porque nos ha dejado una impresión bárbara con su intervención y se merece más, mucho más.
Amigo Gordito, gracias por traernos una muestra de la gracia gaditana. para este burgomaestre, Cádiz siempre va a tener un lugar destacado en sus preferencias por ser la cuna del club de fútbol más simpático de la Liga Española y también de "Los Beatles de Cádiz", el grupo musical más bizarro del mundo mundial (o casi).

lunes, junio 26, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Ah!! y también (a propósito de Jorge)hemos hablado de Leovigildo Viruta y pensamos traer aquí sus fenomenales páginas temáticas de chistes y sus estupendas portadas.Palabra de burgo.

lunes, junio 26, 2006  
Anonymous El Señor Snoid said...

Bernet! por supuesto, lo conozco lo que no sabia era lo de Jorge.

Ahora que lo dicen se aprecia cierta "urraquez" en el trazo de Sinforino.

Muchas gracias por los apuntes, desde la infancia no he vuelto a leer material de bruguera de esta epoca, estoy en proceso de recuperacion.

martes, junio 27, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

¡¡Pues eso sí que es un proceso, y no lo de Kafka!! Vamos, que es piramidal. Ah, y nos habíamos olvidado de Sisebuto, detective astuto, que es otro personaje de Jorge que también ha aparecido en este weblog (o lo que sea). Y aún puede que se nos olvide algún otro... que los burgos posteamos un poco a la buena de Dios y claro, pasa lo que pasa.

martes, junio 27, 2006  
Blogger Raul Sensato said...

Bravo!! Bis!! Bis!!

miércoles, junio 28, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Gracias, gracias...(¡Qué barbaridad, cuántas salidas al escenario!! ...¡Es demasiado!)

miércoles, junio 28, 2006  
Anonymous Larsen said...

Jajajaja!! Una brillante crónica la del bolo, amigos burgos. Una sixties party de lo más genuino. ¡Cómo habría disfrutado yo si hubiera vivido la época de esos espídicos festivales! Gracias también por la portada que encabeza la entrada. Sí, la del camaleónico personaje del que, con la objetividad e imparcialidad que me caracteriza, es obra del excelso, genial, inconmensurable, MAGNÁNIMO, PRÍNCIPE DE LOS INGENIOS, IRREPETIBLE, MAESTRO DE MAESTROS, PRECLARO POR EL LADO DE ARRIBA......

Agsf, agsf... Ya... ya me ha vuelto a dar... Tenían razón, amigos burgos, cuando me decían que padezco un pequeño mal... Y cuando me da la crisis... ¡Recomiéndenme un buen remedio, porfaaaa!

miércoles, junio 28, 2006  
Anonymous LARSEN said...

A Propósito, admirado Rovira. Ya que hablamos de música... ¿cuáles son sus estilos favoritos?
Gracias y un saludo.

miércoles, junio 28, 2006  
Blogger jaumejoan said...

Señor Larsen, le contesto con agrado a su pregunta.
Yo soy hijo de mi época, o sea, por mi edad comencé con los Beatles, aunque rápidamente pasaron a gustarme más los Rollings, los Kinks y todo el universo de conjuntos fantásticos que aparecieron en los 70, una época de una creatividad hasta ahora creo que no superada, desde el soul americano a la música underground y todos los cantautores encabezados por Bob Dylan. Más tarde descubrí también la música americana de los 40 y 50, las big-band, el jazz , el blues. Y la música de nuestro continente, sobretodo la francesa de los 60 y 70, magníficos cantantes y autores. Pero también me gusta la clásica, Bach sobre todos, y el flamenco auténtico, y la música Celta...en fin, ya lo ve, todo un universo.
Por supuesto que mientras dibujaba escuchaba música continuamente, y todavia hoy al ver algunas viejas páginas puedo recordar la música que escuchaba en aquel momento, más que lo que estaba pasando a mi alrededor. Supongo que se trata de una asociación de memoria musical con lo que se está realizando,un fenómeno bastante típico.
Cuando iba a la universidad, en lugar de tomar apuntes en clase, hacia un dibujo, y al ver el dibujo recordaba lo dicho en clase, para mi era mucho más práctico...y es que hay infinitos caminos para llegar al mismo lugar..¿no están de acuerdo?

miércoles, junio 28, 2006  
Anonymous Alfred said...

Vaya, ustedes haciendo referencias a una de mis grandes pasiones, el carnaval de mi ciudad, y yo con estos pelos. Si es que no puede ser.

Pero bueno, ya que paso por aquí, tras varios días de ausencia, aprovecho para puntualizar, quisquilloso como soy, que la cita que mencionaba el amigo Gordito Relleno no pertenecía a una chirigota, sino a un cuarteto, "Tres notas musicales", del año 1991, inolvidable, en efecto, como inolvidables resultan, también, "Los Beatles de Cádiz", comparsa que originalmente se presentó al concurso del Gran Teatro Falla de 1965 como "Los escarabajos trillizos" y cuyo éxito arrollador, pese a quedar segundos, les llevó a recorrer España entera durante los siguientes años, actuando por múltiples rincones de la geografía nacional, y parte del extranjero (hasta en Puerto Rico, al otro lado del Atlántico, llegaron a actuar), ampliando su repertorio con nuevas piezas. Como curiosidad, y para recalcar su importancia, cabe reseñar que es la única agrupación carnavalesca que ha protagonizado uno de los tradicionales carteles anunciadores de la fiesta, más concretamente el del siguiente año, 1966.

Bueno, no les doy ála lata con mis cosas, y me voy a leer su siguiente entrada, amigos burgomaestres, que promete ser tan interesante y jugosa como todas lo son en este weblog (o lo que sea).

Un saludo.

miércoles, junio 28, 2006  
Anonymous Larsen said...

Muy agradecido por su respuesta, Jaume. Me la imaginaba así; no me pregunte por qué, pues no sabría explicárselo...
Pero veo que coincidimos mucho en el gusto. Yo llegué mucho más tarde, pero bueno, ahí está el Rastro para rebuscar entre las cajas de vinilo. Precisamente escucho ahora, animado por su respuesta, uno de los discos menos populares de los Beatles. El de las cintas de Hamburgo que grabaron con Tony Sheridan en 1961. Creo que aún no estaba Ringo, sino Pete Best.
Y, sí, también me gustan más los Stones, de los que he llegado a encontrar discos pequeños muy antiguos. Tambien tengo algunas cosas, pocas, de los Kinks. Y por supuesto que me gusta el flamenco. Uno de mis preferidos es El Cabrero. Y el blues también. El jazz no tanto, pero no viene mal a pequeñas dosis.
Por cierto, Alfred, algún disco tengo de los Beatles de Cádiz.
Saludos.

miércoles, junio 28, 2006  
Anonymous Larsen said...

He de confesar, Jaume, que es fascinante poder conversar con un autor al que he admirado desde muy pequeño. Gracias de nuevo.

miércoles, junio 28, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Algunos de nosotros, amigo jaumejoan, empezamos con los Beatles ¡y aún no hemos salido de ellos! No es que no haya escuchado muchas más cosas, claro. Pero aquella fascinación... no la hemos vuelto a encontrar en nadie más, por mucho que nos gusten también los Kinks, los Stones, Dylan, Paul Simon y Art Garfunkel, Harry Nilsson, Everly Brothers, Lou Reed, David Bowie, Otis Redding, The Four Tops, Elvis Presley, The Monkees, The Turtles, The Hollies, The Jam, Nick Lowe, Dave Edmunds, Lennon (solo), Harrison (solo), McCartney (solo), Ringo (solo) y cien mil artistas más. Es como una especie de discapacidad crónica. ¡Qué le vamos a hacer! Ah, y el flamenco, este burgo, sintiéndolo mucho, no lo soporta. Es así. Y ustedes dispensarán.

jueves, junio 29, 2006  
Anonymous Anónimo said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

jueves, junio 29, 2006  
Blogger Landahlauts said...

Qué barbaridad:
Aquí ya ´hay bises, salida al escenario de los intérpretes y hasta un anuncio pubicitario al final de todo. Para no saber ni lo que es ("... o lo que sea") no podéis pedir más.
Por cierto: Pitagorín y su amiguito Pepito, no sé cual de los dos es el rubio de las gafitas. Esa imagen no la veía desde hace .... años.

jueves, junio 29, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Bueno, amigo Landahlauts, lo del anuncio ya está suprimido, que era una falca espontánea, de las que se cuelan y no conducen a nada. Y Pitagorín es el de las gafitas, por supuesto. Le mando a revisar la entrada que sobre Pitagorín hay en este mismo weblog (en la que se hacía una referencia a la serie televisiva de Los invasores). No recuerdo el título, pero puede pasearse con toda libertad por las entradas anteriores. (Y no es que le mande a paseo, que conste).

jueves, junio 29, 2006  
Blogger Gordito Relleno said...

Lleva razón Sr. Alfred, era el inolvidable cuarteto del Peña y el Masa. Puse chirigota: imperdonable.

El estribillo de este cuarteto de tres también tenía su "ángel":

Ay que casualidad
hay una guerra mundial
La gente no respeta
ni que estamos en Carnaval

viernes, junio 30, 2006  
Anonymous Anónimo said...

¿Entonces Jaume es Rovira? Dios mio, estoy de evras emocionado; jamás pensé leer a uno de mis autores favoritos así "en directo". A ver si aprendo como ponerme nik y eso: gracias a los "burgos" por este (lo que sea)

domingo, agosto 06, 2006  
Anonymous Anónimo said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

miércoles, diciembre 27, 2006  
Anonymous Anónimo said...

Best regards from NY! »

viernes, marzo 16, 2007  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home