Lady Filstrup (3ª época)

Dedicado a la música ligera, actores españoles y tebeos de Bruguera (porque sí, porque rima).

Mi foto
Nombre:
Lugar: El Escorial, Madrid, Spain

sábado, junio 17, 2006

Jornada de reflexión


Hoy en Cataluña nos hallamos inmersos en una jornada de reflexión, la cual cosa nos pone en una situación, como colectividad, sumamente pintoresca y decididamente antinatural. Se puede (si se dispone del humor suficiente y de tiempo) reflexionar de manera particular e individual, cada uno en la intimidad del hogar o en el campo, si es que a uno lo ha dibujado Vázquez, pero esto que nos propone la clase política de ponernos todos a reflexionar un mismo día, de manera simultánea y conteniendo el aliento ante la responsabilidad (histórica, política y social) que nos corresponde, puede no sólo ocasionarnos molestias íntimas (traducidas en malestar general) sino, incluso, quién sabe si no catástrofes de alcance mayor (algo semejante a lo que pasaba en aquella ficción de Antonio Mercero, “La Giocconda está triste”, cuando la Humanidad se proponía sonreír, todos a un tiempo).

El caso es que, más que nada , por dar gusto a nuestros políticos, que nos piden ese esfuerzo tan sólo de vez en cuando (quizá porque, de hacerlo más a menudo, esto de reflexionar, podríamos llegar a conclusiones “peligrosas”), hoy nos habremos de ver con un aspecto semejante al del jefe de Anacleto en el Mortadelo número 19, de 5 de abril de 1971, con la mirada algo extraviada y el semblante pensativo, quizá sujetándonos el mentón, como el anónimo lugareño que auxilia a Manolón y Tapón en su página del Mortadelo número 40, de 30 de agosto del 71, o incluso es posible que nos veamos echando humo, tal como hace Rigoberto Picaporte en la página 4 del Olé número 7, impreso en el mismo año.

Tomar decisiones es lo más difícil en la vida y hacerlo sobre materias que uno desconoce, pero las cuales han sido descritas y propugnadas como de capital importancia en la vida de uno, sobrepasa cualquier medida de dificultad. En Cataluña llevamos como dos años oyendo hablar del nuevo Estatut (primero como proyecto y después como propuesta aprobada por el Parlamento de la Comunidad Autónoma y más tarde como propuesta “cepillada” y aprobada por el Parlamento de España). Se nos dice que ahora nos toca a nosotros y, claro, estamos como Patson, que hasta trasegando pintas nos preguntamos por la determinación que hemos de tomar. Nada mejor que, tal como hace el mayordomo en esta viñeta del Mortadelo número 68 (de 13 de marzo del 72), consultar al honrado benefactor (Higgins, en este caso) que nos suministra el espumoso líquido, alguien de quien intuimos que sólo podemos esperar cosas buenas (lo que incluye buenos consejos). Pero si uno es tímido y no tiene una personalidad tan flemática como la del ayudante de Sir Tim O’Theo, sino, más bien al contrario, tiene una personalidad débil y quebradiza, la indecisión le puede llevar al borde del patatús, como le sucede al palpitante corazón en flor al que conocemos como Ofelio, la criatura de Jorge a la que sorprendemos de esta guisa en el DDT número 95, de febrero del 53.

Aunque dejarse guiar por sabios (como suelen ser los barmans que en el mundo han sido) parece un buen sistema para tener una reflexión indolora y fructífera, no debemos descuidar la metodología de la concienzuda documentación y qué mejor, en el caso que nos preocupa, que arremangarse y leer el Estatut mismo, como, armándose de valor, se ha decidido a hacer Rosendo Cebolleta (un lector empedernido, por otra parte, cuyo afán por la lectura le lleva en muchas ocasiones a estar regañado con su familia). Lamentablemente, el camino escogido por Rosendo raya en la temeridad y muy pocos votantes han osado seguirlo. En general, vamos a acudir a las urnas alegremente, sin haber leído un solo artículo del Texto que se somete a consulta, guiándonos únicamente por lo que las simpatías o antipatías que los postulantes de una opción y su contraria nos despiertan. Si todos fuéramos tan cautelosos como Prudencio, el hombrecillo con perfil pajaril de Schmidt, que no da un paso sin asegurarse documentalmente de que no va a equivocarse de pie, sin duda que la decisión final estaría bien tomada. Igualmente, si dispusiéramos del intelecto superior de Pitákoras, el amigo y vecino de Hug el troglodita, nuestra jornada de reflexión resultaría finalmente coronada con el acierto.




Que sí, que no
Tal como Jardiel Poncela diseccionaba con la brillantez inigualable que le caracterizaba en una de sus “Cartas a Tío Robbie”, publicadas en 1930 en el diario Informaciones y recogidas en el libro “Exceso de equipaje”, a propósito del análisis de la letra de la canción infantil “Que llueva, que llueva”, España es el país del “Que sí, que no”. Los que hemos sido convocados al referéndum de mañana, nos hemos visto sometidos a la presión de una difícilmente descriptible maraña de políticos, representantes de posturas y de corrientes de opinión aún más indescriptibles. En medio de las delicadas operaciones de ingeniería política desarrolladas por las direcciones de los partidos (distinguiendo entre las estatales y las de la Comunidad Autónoma, que en algunos casos son partidos distintos), y por las bases de estos partidos (que en muchos casos se han mostrado contrarias a las directrices provinentes de la cúpula), y condicionadas por la actuación de los Grupos de Opinión y los Medios, de los Agentes Sociales, del Poder Judicial y de Grupos Independientes que incluyen escritores, saltimbanquis y algún extraterrestre, el insignificante votante, al que se le asegura con rotundidad y hasta con severidad que “es el más importante en todo el proceso”, se halla perdido y confuso. Así que es mejor no intentar entender demasiado.
Prescindiendo ya de la voluntad de entender qué es lo que se vota, uno se plantea la cuestión desde un punto de vista personal. Da miedo votar que “Sí”, porque teme uno ser reprendido por los impulsores del “No”. Son muy severos, tanto populares como independentistas, y uno piensa que si vota afirmativamente y luego se los encuentra cualquier día por la calle, van a notar, por el rubor de nuestras mejillas, que votamos a favor del desmembramiento de la patria española o bien la rendición a las hordas fascistas invasoras de la nación catalana. Y las dos cosas (en apariencia, contrapuestas) votando lo mismo: un simple “Sí.”. Si no nos sacuden un bofetón en plena vía pública, como mínimo nos pueden soltar alguna lindeza o algún vituperio. Si son benévolos, quizá nos dediquen un “¡Borrego!”, despectivo, al pasar.
Hablando del otro bando, es muy complicado hacerles el feo a los presidentes de Cataluña y España de decirles que “No”, que eso que nos proponen harían bien en tirarlo por el retrete. Nos aseguran que todo este embrollo lo hacen por nuestro bien y bien es cierto que si han dejado sus recepciones oficiales y sus inauguraciones para entretenerse en pactar la aprobación de este texto estatutario, quedaríamos como unos cocheros si ahora fuéramos y lo rechazáramos. No sería educado. Quizá debamos culminar la jornada de reflexión emulando, tranquilamente, al bendito y angelical personaje vazquiano, el impar Ángel Síseñor, quien, desde las páginas del DDT siempre nos mostró un camino fecundo para pasar por esta vida absurda sin contaminarse demasiado.
NOTA: las referencias que faltan en el texto son: para la viñeta de Hug el troglodita, de Gosset: Tio Vivo número 343 (de 2-10-67) ; para la de Ángel Síseñor, el DDT número 297, de 24 de enero de 1957; para la de la Abuelita Paz, de Vázquez, el Mortadelo número 58, de 3 de enero de 1971; para la de Rosendo Cebolleta, el DDT 283, de octubre de 1956; para la de Prudencio, el DDT 163, de mayo de 1954. Por último, la fenomenal viñeta del comienzo, obra de Nené Estivill, en la que encontramos a las fuerzas vivas del pueblo de Agamenón en pleno esfuerzo reflexivo está tomada del Tio Vivo número 508, de 30 de noviembre de 1970.

12 Comments:

Blogger Los Burgomaestres said...

ja, ja, ja... gran reflexión en el día más adecuado, compa burgomaestre. cada vez que me llaman a las urnas no puedo dejar de pensar en la biografía de edgar allan poe.

sábado, junio 17, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

¡Ay! Confieso que no pillo la alusión, compañero...¿Tiene que ver con urnas funerarias? (Bochorno)

sábado, junio 17, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

ejercicio práctico de inglés:


This is the theory given in the vast majority of Poe biographies, although it cannot be proven true. Coincidence or not, the day Poe was found on the street was election day in Baltimore and the place near where he was found, Ryan's Fourth Ward Polls, was both a bar and a place for voting. In those days, Baltimore elections were notorious for corruption and violence. Political gangs were willing to go to great extremes to ensure the success of their candidates. Election ballots were stolen, judges were bribed and potential voters for the opposition intimidated. Some gangs were known to kidnap innocent bystanders, holding them in a room, called the "coop." These poor souls were then forced to go in and out of poll after poll, voting over and over again. Their clothing might even be changed to allow for another round. To ensure compliance, their victims were plied with liquor and beaten. Poe's weak heart would never have withstood such abuse. This theory appears to have been first offered publicly by John R. Thompson in the early 1870s to explain Poe's condition and the fact that he was wearing someone else's clothing. A possible flaw in the theory is that Poe was reasonably well-known in Baltimore and likely to be recognized.

Although not in keeping with the political aspects of this theory, there is an earlier suggestion that Poe was physically abused in his final days: "At the instigation of a woman, who considered herself injured by him, he was cruelly beaten, blow upon blow, by a ruffian who knew of no better mode of avenging supposed injuries. It is well known that a brain fever followed. . . ." (Mrs. E. Oakes Smith, "Autobiographic Notes: Edgar Allan Poe," Beadle's Monthly, February 3, 1867, p. 154). It was in reply to Mr. Smith's article that Dr. Snodgrass wrote his "The Facts of Poe's Death and Burial" noted above.

http://www.lfchosting.com/eapoe/geninfo/poedeath.htm

sábado, junio 17, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Oh, thanks, my friend! I didn't know that theory. Very interesting, in fact.
By the way: Where is everybody? Oh, well! It doesn't matter! People perhaps are on the beach, taking sunbaths or daikiris...

sábado, junio 17, 2006  
Anonymous onmale said...

Querido burgomaestre autor del post:

La última alusión al personaje vazquiano me ha sumido en la incertidumbre. ¿Dirá usted a todo que sí? ¿O hay que traducir su 'Si, señor' como 'Me importa un pimiento?

Saludos

domingo, junio 18, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Sí señor. No, bueno, amigo onmale, el "Sí señor" era al principio una trampa para el bueno de don Ángel, que le costaba que la gente abusara de él. Pero la evolución del personaje le llevó a que su "Sí señor" le permitiera vivir constantemente al margen, o mejor dicho, por encima de los estrechos límites de la realidad. Su "Sí señor" hacía posible lo imposible. Era un "sí señor" libérrimo y nada sumiso. Encontró la manera de asentir a todo, desafiandolo todo. En el caso que nos ocupa, no me importa confesar que voté que sí.

lunes, junio 19, 2006  
Anonymous onmale said...

Querido burgomaestre:

Aclarada queda mi duda.

Mi situación "espacio-temporal" es distinta a la suya, así que no puedo estar seguro de cómo habría obrado en tamaña circunstancia.

De todas formas.... , más que el '¡Sí, señor!' de D. Ángel creo que habría escogido el 'Preferiría no hacerlo' de Bartleby.

De nuevo saludos. Con gran afecto.

lunes, junio 19, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Pues es también una excelente elección amigo Onmale, sin duda alguna. Y vale para todo.

lunes, junio 19, 2006  
Anonymous V de Volcano said...

Los que vivimos en Barcelona hemos tenido "la suerte" de que el ayuntamiento nos haya enviado una copia del nuevo estatuto y un documento explicando las diferencias entre el viejo y el nuevo (que un servidor, habiendo leido ambos, confirma).

Así pues un servidor ha podido ejercer su derecho gracias a la reflexión, no de las chiquilladas de todos los grupos implicados - "vota vota, que así le haces la puñeta al otro", "no votes, que desatarás la ira del centro", eran algunas de las consignas de patio de colegio que he oido estos dias -, sino del análisis de lo que en el fondo veníamos a votar.

PS: No me importa decir que también vote si. Dudo mucho que si no se hubiese aprovado este estatuto hubieramos podido renegociarlo, y las mejoras, si bien no eran todas las que se habían perseguido, si eran suficientes como para justificar su aprovación.
PPS: ¡Me encanta vuestro blog, seguid así!
PPPS: With a participation rate just below 50%, it's not unthinkable to believe most of the other 50% were where you said, at the beach, taking sunbaths or daikiris...

martes, junio 20, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Gracias, V de Volcano, por pasar por aquí y dejar tu comentario que apreciamos mucho (¡en tanto que elogioso, claro!!). En general, no nos conmueve lo más mínimo la actualidad esa, pero, de vez en cuando, nos sentimos tentados a prestarle alguna atención (con permiso de la concurrencia). Después de dos años largo de Estatutismo Circundante, una entradita en nuestro modesto weblog el día que tenía que llegar la "Decisión final" era más que razonable. Gracias de nuevo y esperamos seguir viéndote por aquí, amigo.

martes, junio 20, 2006  
Anonymous Anónimo said...

That's a great story. Waiting for more. » » »

viernes, marzo 02, 2007  
Anonymous Anónimo said...

best regards, nice info Truck rental in ionia ny new york Conferencing conferencing video Recreation autos makes and models oldsmobile ninety eight weight loss plan Tablet tramadol betting Phone dialer in basic Citalopram celexa weight gain loss Picture of obsolete circuit breakers

jueves, abril 26, 2007  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home