Lady Filstrup (3ª época)

Dedicado a la música ligera, actores españoles y tebeos de Bruguera (porque sí, porque rima).

Mi foto
Nombre:
Lugar: El Escorial, Madrid, Spain

miércoles, julio 19, 2006

Vida conyugal sana


Desde el inicio mismo de su existencia, pocas instituciones han sido tan vilipendiadas y vituperadas como la del matrimonio. Y sin embargo, alguna virtud debe tener cuando todos los sectores de la sociedad que lo tienen vedado se afanan en conquistar el derecho de contraerlo. Sus innumerables detractores (significativamente, en su mayoría, personas casadas) lo consideran una institución contra-natura que coarta la libertad fundamental del ser humano y que destruye todo atisbo de, llamémoslo así, creatividad sensorial o sentimental. Y no se puede negar que el matrimonio pone ciertos límites a facetas fundamentales de la vida humana, pero no es menos cierto que, como sucede en tantos otros ámbitos, es una mala práctica la que echa a perder lo que era una buena teoría. Un mal uso del matrimonio es lo que lo convierte en el rollo que la mayoría de la gente cree que en realidad es.

El conjunto de las historietas Bruguera, como toda obra de ficción bien hecha, es una guía utilísima para la vida. En sus viñetas podemos hallar muy provechosas enseñanzas sobre los temas que cotidianamente colman nuestros desvelos. Y el máximo exponente de esta vertiente de difusión de psicología de uso doméstico fue, sin duda , el gran José Peñarroya. El creador de Gordito Relleno basó su humor, con predilección, en la observación de las contradicciones e hipocresías de las personas, particularmente, representantes de la clase media española. Su radiografía del matrimonio medio lo constituyen los centenares de historietas de Don Pío, una obra de una clarividencia y unas dimensiones tales que por sí sola explicaría una gran parte de la historia reciente de los españoles, si no fuera porque, más aún que eso, las historietas de Don Pío, en la medida de sus alcances, explican la naturaleza humana en su conjunto.

Un matrimonio bien avenido

Una buena convivencia es el secreto que cabe desentrañar para definir la buena marcha de un matrimonio y para mantener esa buena convivencia es menester alcanzar acuerdos tácitos sin necesidad de entablar ásperas negociaciones. Don Pío y Doña Benita son consumados maestros en el arte de convivir, como demuestran sus casi tres décadas de vida conyugal. Mas toda idílica situación está expuesta a las acechanzas de mil peligros. En el caso de los matrimonios, estos vienen representados, casi siempre, por influencias externas.

¿Cuántos felices matrimonios no habrán arruinado las ingerencias de los amigos? Aparentemente bienintencionados, los consejos de los amigos en cuestiones conyugales suelen ser, más bien, manifestaciones de envidia bien disimulada. Aunque en el caso que nos ocupa, la amiga de Doña Benita parece absolutamente sincera (la expresión soñadora que Peñarroya le coloca cuando se refiere a su marido es desarmante), en la vida real, este tipo de informes suelen ser hijos de la envidia. Supongamos, pues, que así se trate, en este caso, que fue expuesto a la luz pública en el Tio Vivo número 68 (segunda época), el 25 de junio de 1962. Allí vemos cómo la amiga de Doña Benita, envidiosa hasta la raíz del pelo de la felicidad de ésta, le viene con el cuento de que a su marido le aumentó la vena “sentimental” la visión de una película romántica. A lo que este burgomaestre habría repuesto: “¡Falacias!”, la ingenua Doña Benita no pone la menor objeción y lo acepta a pies juntillas, perdiendo el mundo real de vista, con lo que sin demora ninguna se apresura a poner en práctica el consejo, bien obnubilada ante la ideación de su Pío transformado en un amante fogoso de sensualidad exacerbada. El pobre Don Pío paga las consecuencias. Cuando llega reventado del desempeño de su proba labor, suspirando por una opípara cena, se encuentra con un panorama desalentador: ni rastro de cena y , en su lugar, una rauda sesión de cine. Lo peor, sin embargo, está aún por llegar. Después de la película, en la que se incluía una escena amorosa especialmente inspiradora, llega el momento de emular a los astros de la pantalla en el terreno de la verdad. A Don Pío le fallan las fuerzas por falta de alimentación y el experimento amatorio se culmina con un sonado fracaso y miembros y testas vendados. Reaparece la amiga para comprobar el resultado final de su recomendación y cosechar el éxito de su empresa: Don Pío y Doña Benita, a quienes en realidad detesta cordialmente, disimulan en vano: queda patente que no están para esos trotes.

Este relato de un tropezón en la plácida y casta convivencia de Don Pío y su esposa tiene, evidentemente una segunda lectura de carácter sexual que este burgomaestre, pudoroso como todos los burgomaestres de bien, no va a explicitar. La significativa mención del “armario” en la viñeta final da la clave de una lectura “para adultos” de la historieta. Peñarroya luce una habilidad extraordinaria para tratar temas del interior de un matrimonio sin necesidad de mostrar ni una leve sombra de nada que pudiera motivar la intervención de la censura. El subterfugio de la pirueta romántica, ese alarde de vigor físico masculino del tradicional trasponer el umbral nupcial con la novia en brazos del novio, es perfecto para disimular una anécdota sexual a la que se le hubiera podido tildar de escabrosa. El hecho es que la rutinaria vida sexual del matrimonio de los Pío (como corresponde a tan santo nombre) no alcanza para más que, al cabo de los años, tener un sobrinito. La cama es un mueble que, como vimos en la entrada “Dos encama-dos”, sólo se emplea para dormir o para permanecer insomne. No es extraño, pues, que Doña Benita se entusiasme ante la perspectiva de mejorar la situación siguiendo el cinéfilo consejo de su amiga. Lamentablemente, el confortable equilibrio en el que descansa su convivencia con su marido, cuyas únicas tensiones existenciales radian en el exceso de trabajo de él y en el deseo de adquirir nuevos modelitos y (en un plano de idealidad) un abriguito de visón de ella, se ve truncado de forma traumática (con traumatismos diversos) por lo que se revela inviable el cambio de tipo de relación. Don Pío, de lo que tiene verdaderas ganas, es de comerse una tortilla “con muchas patatas” y no de ponerse a dar saltos de tigre sobre su santísima esposa.

Como en todas las historietas del maestro Peñarroya, pasma la capacidad expresiva de sus elementales dibujos. Sus muñecos, creados a partir de trazos simplistas, poseen una profundidad psicológica extraordinaria, que se transmite al lector de forma diáfana e inequívoca. Prácticamente, magia. Uno puede detenerse a mirar estos rostros sabiamente dibujados con elementos básicos y tratar de descifrar dónde radica el misterio. ¿Cómo es posible, con unos pocos circulitos y unas breves rayitas, producir tantas y tan logradas expresiones? Siendo un genio, sin duda. En este sentido, es antológica la viñeta que muestra el público asistente a la proyección de la película. Difícilmente se pueden incluir más variadas ni más matizadas expresiones faciales, con un estilo tan simple, en menos centímetros cuadrados.

NOTA:Es verano y hace calor. La conjunción de estos dos factores mina la férrea voluntad de este burgomaestre que se derrite apabullado de este lado del ordenador. Las viñetas se emborronan ante su vista y redactar cualquier texto, incluso con su chapucero estilo, se convierte en una misión imposible. Por eso este burgomaestre anuncia que se toma un respirito a la orilla del mar, para despejarse un poco y regresar con renovados bríos más pronto o más tarde. Probablemente, bastará con una semana. Como preámbulo al periodo vacacional y, al mismo tiempo, como despedida, este burgomaestre cuelga una página especial del Extra de Vacaciones de Pulgarcito de 1964 obra del gran Escobar, en la que los dibujantes y sus personajes interaccionan en plena canícula. Destacamos el cariño que por los compañeros sentía el autor de la página que se desprende del trato que les dispensa. Con especial acento en ese “muchacho” dedicado a Vázquez, a quien Escobar forzosamente debía ver como un chaval, dado que eran compañeros desde hacía ya diecisiete años y era precisamente, con esa edad, que el creador de Carpanta había conocido al creador de las hermanas Gilda. Asimismo, cuelgo aquí al lado la portada, debida al lápiz de Peñarroya, del mismo Extra, en la que destaca (como solía ser habitual en las portadas de este dibujante) la esférica figura de su Gordito Relleno. El chapuzón en esa piscina con todos los personajes de Pulgarcito apetece una barbaridad, francamente.
Y para los que, como este burgomaestre, vayan a tomarlas ahora, pues: "Buenas vacaciones, amigos". Para los que se queden por aquí (este aquí que es ahí), será hasta dentro de diez días, más o menos.

18 Comments:

Blogger Gordito Relleno said...

¡Fenomenal despedida amigo! Disfrute de esas merecidas vacaciones y gracias por traernos esta brillante aportación del matrimonio según Peñarroya (que en algunos aspectos aún sigue vigente) y sobre todo la magnífica página de Escobar a los que tendremos que pasar la canícula en la oficina(aunque no faltará algún chapuzón como el de Gordito). Imaginarse que comparte uno mesa con Ibáñez, Peñarroya o Vázquez anima mucho.

Lo dicho, a pasarlo bien

jueves, julio 20, 2006  
Anonymous Alfons Moliné said...

¡Felices vacaciones, Burgomaestre!
Ah, y para la "rentrée" quisiera aportarle una sugerencia, muy a tono con la época del regreso al "cole": dedicar unas líneas a cierta serie de Bruguera un tanto oscura, pero que es una de mis favoritas personales. Me refiero a "La señorita Ana", del lamentablemente desaparecido Rafael Ramos, que la publicó en el DDT hacia 1972 con el seudónimo de Galileo, años antes de alcanzar la celebridad, firmando con su nombre real, con su "Leo Verdura" en el Pequeño País. Aunque claramente inspirada de "Miss Peach" de Mell Lazarus, a mí me pareció en su día una serie innovadora -al igual que las contemporáneas creaciones de mi tocayo Figueras- por apartarse un poco de los clichés brugueriles que por entonces ya empezaban un poco a oler a rancio.

jueves, julio 20, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Muchas gracias, amigo Gordito, por sus buenos deseos vacacionales y por el comentario. La página de Escobar habría merecido, efectivamente, una entrada para ella sola y la intención era habérsela dedicado, pero está uno un poco justo de fuerzas, dadas las circunstancias. De todos modos, no requiere mayor comentario. Verla es amarla.
Gracias, amigo alfons, por la visita y por la sugerencia. Este burgomaestre siempre apreció las historietas de la señorita Ana y promete dedicarle una entrada (y, seguramente, sin tener que esperar a septiembre). Por otra parte, le confieso que desconocía que fuera el autor de Leo Verdura, aunque ahora que me he enterado, veo clarísimamente que los dibujos denuncian que han sido ejecutados por la misma mano. Tendría que haberlos reconocido. En fin, no me importa hacer pública confesión de mi ignorancia, como burgomaestre indocumentado que soy. Ah, y que a Galileo (tal como firmaba la serie de la señorita Ana) yo le veía en línea con Rovira, dentro de la 2ª renovación de Bruguera. O así.

jueves, julio 20, 2006  
Blogger Landahlauts said...

Que ustedes disfruten... como ya disfruta Gordito.

jueves, julio 20, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Gracias, gracias, amigo landahlauts -(Aún aquí, por poco tiempo)-.

viernes, julio 21, 2006  
Anonymous Alfred said...

De la página de Escobar me quedo con la deliciosa ironía que supone contemplar al bueno de Filemón otorgándole sumisamente a Ibáñez el mismo tratamiento de "jefe" que siempre le dispensa a él Mortadelo.

Y en cuanto a la extraordinaria capacidad expresiva de los personajes dibujados por Peñarroya, verdaderamente apabullante en la historieta comentada, a mí particularmente me ha hecho especial gracia la carita, mezcla de incredulidad, sorpresa y temor, que se le queda al pobre Don Pío, ante la puerta de la casa, cuando su oronda señora comienza a insinuarle el capricho que le ha sugerido la película. Carita de "verás tú lo que se le ocurre a esta ahora; esto no me puede estar pasando a mí", vaya. Impagable.

Un saludo.

sábado, julio 22, 2006  
Blogger Mortadelón said...

¡Que pasen ustedes unas felices vacaciones!

sábado, julio 22, 2006  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

Sobre Escobar.... aviso:

ha salido un dividí del prof.Soldevilla con una entrevista al autor, un reportaje sobre la reciente expo.... ¡¡¡ y cinco cortos animados !!!
---

martes, agosto 01, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Carambolas, don Jesús. Pues es un notición, sí señor. ¡Menos mal que está usted en el mundo, porque lo que es uno...! Gracias por el anuncio. ¿Y cómo va el calorcito por Madrid, don Jesús? ¿Aprieta? (El burgo indocumentado).

jueves, agosto 03, 2006  
Blogger Gordito Relleno said...

¿Y cómo y dónde podrá conseguirse ese apetecible DVD?

jueves, agosto 03, 2006  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

Helo acá:

>>>
"Rebels amb causa. Josep escobar i els seus personatges" (Juan Manuel Soldevilla; Oficina de Patrimoni Cultural de la Diputació de Barcelona / Museu de Granollers del Ajuntament de Granollers)

jueves, agosto 03, 2006  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

>>>¿Y cómo va el calorcito por Madrid, don Jesús? ¿Aprieta?>>>

Supongo que sí.

No me afecta; en verano soy feliz.

(En invierno... jodido: me duele la piernecilla y así).
--

jueves, agosto 03, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

Pues celebramos muy sinceramente que sea feliz, al menos en verano, don Jesús. No todo el mundo puede decir otro tanto. Gracias por el dato preciso del DVD. Ahora nos toca agenciárnoslo.
PD: a este burgo el calor lo aplasta inmisericorde. Se pasa el día bufando y así no hay manera... Ahora que parece que ha aflojado un poco... a ver si se anima un tanto, a ver...

sábado, agosto 05, 2006  
Anonymous Jesús Cuadrado said...

¿Cómo que se pasa el día bufando...?

Pues apártese la bufanda...
--

domingo, agosto 06, 2006  
Blogger Los Burgomaestres said...

¡Zapateta! Ya decía yo... ¡¡que lo mío no era normal!!

lunes, agosto 07, 2006  
Anonymous Anónimo said...

This is very interesting site... http://www.hummer-limocine.info/1982-honda-magna-v45-v-45-vf750.html Airmax tire White mountain comercial ice cream makers Meridia meridian rugs

viernes, febrero 16, 2007  
Anonymous Anónimo said...

I have been looking for sites like this for a long time. Thank you! » »

miércoles, febrero 21, 2007  
Anonymous Anónimo said...

This is very interesting site... hyndi minivan Volvo minivan used minivan wholesale Early ovulation clomid 50 minivan first features

domingo, marzo 04, 2007  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home